Inicio / Bosquejos Biblicos / Los dones espirituales

Los dones espirituales

Bosquejos Biblicos

Romanos 12:6-8; 1 Corintios 12:14

Introducción:

Nuestro padre celestial, a través de su hijo Jesucristo nos muestra el cumplimiento perfecto de los dones espirituales.

Este bosquejo para predicar se basa en la palabra de nuestro padre celestial que fue transmitida al apóstol Pablo, siervo de Jesucristo. Son palabras de exhortación que nos animan a emplear los dones espirituales en favor de nuestros hermanos, conforme al mandamiento divino de amarnos los unos a los otros.

Anuncios 1

Desarrollo

I. LOS DONES DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO COMO MANIFESTACIÓN DE SU AMOR PARA LA HUMANIDAD

Nuestro señor Jesucristo es el ejemplo más perfecto de cumplimiento de los dones espirituales, a través de sus enseñanzas y su sacrificio en la cruz como señal eterna de amor por todos nosotros.

A la verdad, Jesús fue capaz de obrar en los dones espirituales porque como hijo de Dios estaba lleno de amor, gracia, fe y espíritu santo de Dios. Él obro en los siguientes dones:

  1. Palabra de sabiduría, las enseñanzas que él edificó llegaron a una perfección divina que son imposibles de ser igualadas por ninguna filosofía humana.
  2. Palabra de ciencia, la cual le reveló de manera sobrenatural conocimientos de tiempos determinados (pasado, presente y futuro). Por ejemplo, cuando Jesús exhortó a la mujer Samaritana (Evangelio de Juan 4:16-18)

Discernimiento de espíritus, pues Él sabía con entereza la naturaleza del tipo de espíritus que habitaban en todas las personas, por ello pudo sacar demonios de muchas personas (Evangelio de Mateo 8:16); (Evangelio de Lucas 10:17, 20); (Evangelio de Mateo 17:18).

Anuncios 2

Haciendo milagros, a través de los cuales reveló a muchos su divino poder de lograr lo que leyes naturales afirman como imposible (volver a la vida a muertos, calmar la tempestad, caminar sobre las aguas, alimentar a cinco mil personas con unos pocos alimentos, etc.) con el fin único de edificación y revelación del pueblo (Evangelio de Juan 20:31)

  1. Sanidad, con este don Jesús sano al paralítico de Betesda, a la suegra de Pedro, al leproso, etc.
  2. Profetizando, porque en su testimonio se sustenta toda palabra de edificación, consolación y exhortación hecha por y para sus hijos santificados. (Apocalipsis 19:10)

El don de la Fe, creyó en su padre fielmente y llevó a cabo su obra divina a la perfección. Su ejemplo nos alienta a aspirar por estos dones, porque él es nuestro guía y nosotros confesos seguidores de su camino.

II. ¿PUEDO PROCURAR ALCANZAR ALGÚN DON?

Siendo cristianos creyentes y llenos del espíritu santo, podemos orar al padre celestial para que nos permita alcanzar algún don y ponerlo al servicio de la congregación.

  1. Existe el don de servicio, de enseñanza, de exhortación, de misericordia, etc. (Romanos 12).
  2. También el de apóstoles, profetas, maestros, administradores en la iglesia, etc. (1 Corintios 12:28-31).

Los dones que podemos alcanzar son diversos más el espíritu que los reparte es uno solo, como en el caso de nuestro cuerpo que tiene diferentes miembros y cada uno posee una función única y diferente. De la misma manera, Dios puede otorgarnos un don que aporte al funcionamiento de la iglesia del Señor. Pablo indica que el profetizar es un don mayor y que procuremos alcanzarlo (Corintios 14:1,5).

Anuncios 3

III. LO QUE SE NECESITA PARA ALCANZAR LOS DONES

El espíritu santo, obtenido por el arrepentimiento y confesión de fe en Jesucristo puede permitirnos aspirar a portar dones espirituales (Corintios 12:3- 13). La gracia del padre celestial nos permite a su vez alcanzar estos dones. Solo el espíritu santo otorga dones a quienes, por su fe y amor, corresponde.

IV. ¿QUÉ ES LO QUE HACE DE UN DON ALGO REALMENTE ESPECIAL?

  1. Es santificado aspirar o tener dones pero ellos deben enmarcarse en el amor para poder ser realmente valederos.
  2. Los dones por si mismos no tienen fruto, pero si se los practica amor, ellos alcanzar trascendencia.
  3. El amor es el que prevalece a todos nuestros actos, porque es el amor la simiente del mandamiento cristiano del amor entre prójimos.

Conclusión:

Los dones son manifestaciones del espíritu santo que se dan previo arrepentimiento, confesión de fe hacia Jesucristo y cumplimiento del mandamiento de amor recíproco predicado en la palabra de Dios. Jesucristo se constituye en el único ser perfecto que ha podido y podrá cumplir todos los dones espirituales. A nosotros nos corresponde rogar a Dios tener estas manifestaciones espirituales. Sólo Él a través de su espíritu podrá otorgar el don que somos capaces de manifestar. Ante todo, nuestro apóstol Pablo nos exhorta a realizar estos dones con amor, no simplemente por el mero hecho de obrar, porque el amor es por siempre mayor que toda virtud y don.

© El Evangelio de Hoy. Todos los derechos reservados.

Evangelio de Hoy.. Bosquejos para Predicar

Acerca Evangelio de Hoy

El ministerio Evangelio de Hoy existe con el solo propósito de proclamar el evangelio de Jesucristo a las naciones. Unase a nuestro ministerio y comparta la palabra de Dios con sus hermanos. Envíenos sus predicas cristianas, bosquejos biblicos, y mensajes cristianos para ser publicado.

Revise

Evangelio de Hoy - Viviendo bajo el favor de Dios

Hechuras de Dios.. Bosquejos Biblicos

El Evangelio de Hoy, bosquejos para predicar. El Señor siempre trata de dirigir nuestras vidas para nuestro propio bien, nos muestra el camino que...

Deja un comentario