Inicio / Estudios Biblicos / El matrimonio.. Estudios Biblicos

El matrimonio.. Estudios Biblicos

Estudios Biblicos

El día de hoy queremos ampliar su conocimiento y visión de algo que es muy cotidiano, todos desean alguna vez, pero que cada vez se deprecia más su valor (por lo menos en gran parte del mundo occidental),  muchos son los que lo hacen pero no comprenden la magnitud, es un sueño para todos pero al llegar, para alguno se convierte en una pesadilla, estamos hablando de la institución más antigua, estamos hablando del matrimonio.

El matrimonio es una institución creada por Dios en el comienzo de la raza humana, cuando solamente existía dos personas en el mundo, Adán y Eva: “Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.” Génesis 2:24.

En este versículo vemos dos grandes verdades acerca del matrimonio y que abarcaremos en este estudio de forma sintetizada.; pero por ahora tendremos en pausa estas dos grandes verdades mientras hablamos un poco más del matrimonio.

La RAE (Real Academia Española) define al matrimonio como: “Unión de hombre y mujer, concertada mediante ciertos ritos o formalidades legales, para establecer y mantener una comunidad de vida e intereses.”, por otro lado debido a la perspectiva pecaminosa del hombre ahora se le añade otra definición: “En determinadas legislaciones, unión de dos personas del mismo sexo, concertada mediante ciertos ritos o formalidades legales, para establecer y mantener una comunidad de vida e intereses.”

Anuncios 1

Sin embargo este estudio no es para discutir el mal llamado matrimonio igualitario y todas las razones bíblicas por la que no se debe. Pero volviendo al punto central, el matrimonio bíblico y verdadero entre un hombre y una mujer, vemos que hay un concepto claro y esto es la unión que se logra a través de un rito o formalidades legales.

Para unirnos en matrimonio es necesario que haya un mutuo acuerdo entre las dos partes, debemos comprometernos en una serie de deberes, derechos y compromisos que involucran amarnos, respetarnos, cuidarnos, acompañarnos sea cual sea la situación que enfrentemos; el matrimonio es un acuerdo entre dos personas, y esto mi querido amigo es un pacto; por lo tanto concluimos que el matrimonio es un Pacto.

Hasta ahora hemos entendido que el matrimonio es un pacto entre un hombre y una mujer que deciden unirse para hacer una vida común junta,  y la Biblia apoya esta definición:  Mas diréis: ¿Por qué? Porque Jehová ha atestiguado entre ti y la mujer de tu juventud, contra la cual has sido desleal, siendo ella tu compañera, y la mujer de tu pacto.” Malaquías 2:14.

Este pacto entre hombres es bendecido por Dios, el propósito de él ha sido la unión entre los dos géneros que creo de humanos (hombre y mujer), para poblar la tierra, para que sean compañeros y señorease sobre la creación “Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra.” (Génesis 1:27-28), es natural entonces pensar que Dios apoya el matrimonio y se complace en ser  la base sobre el cual esa casa se erige.

Primera Verdad: Dejara a su padre y a su madre.

Anuncios 2

“Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre”, cada pareja que se une en matrimonio es una nueva institución no subordinada  a otra (solamente a Dios), posee sus propias reglas, normas y miembros, cada miembro posee responsabilidades y deberes  que cumplir, estos fueron establecidos por Dios, el hombre como cabeza de hogar y la mujer como su ayuda idónea.

En nuestros países latinoamericanos y quizás en otro lugares del mundo también, por razones económicas sucede que muchas familias viven bajo un mismo techo ¿Es esto desobedecer a Dios?; debemos ver el principio (el motivo, la enseñanza, la base) del texto, ¿se refiere esto exclusivamente al hogar físico o tiene que ver con el lazo y vinculo de dependencia que existe entre padres e hijos?

Efectivamente se refiere a que la nueva familia debe ser independiente de sus padres, en lo económico y la sumisión como hijos (no por esto vamos a deshonrar a nuestros padres).

Como decíamos al comienzo de este párrafo el matrimonio es una institución no subordinada, por lo tanto aun cuando por motivos económicos no podamos poseer casa propia o alquilada, es importante que se defina lo límites entre lo privado e interno de cada familia a lo común.

Muchos de los problemas de los hogares multifamiliares (una casa donde habitan muchas familias) es precisamente el terreno común, que usualmente suele ser el baño y la cocina, se suscitan problemas por cosas como el tomate en la nevera, los artículos de baño regados o quien llena la jarra de agua en la cocina, debemos ser buenos en la convivencia y parte de eso está en los detalles, y sobre todo tenga oración activa a Dios su petición para  hogar propio, sea alquilada, comprada o que la otorgue algún programa social gubernamental, sabremos que de alguna forma y a su tiempo Dios responderá esa oración, mientras ore prográmese económicamente para tener ahorros pro-hogar propio.

Anuncios 3

Acerca Evangelio de Hoy

El ministerio Evangelio de Hoy existe con el solo propósito de proclamar el evangelio de Jesucristo a las naciones. Unase a nuestro ministerio y comparta la palabra de Dios con sus hermanos. Envíenos sus predicas cristianas, bosquejos biblicos, y mensajes cristianos para ser publicado.

Revise

Evangelio de Hoy - ¿Qué hacer con los conflictos?

¿Qué hacer con los conflictos?.. Estudios Biblicos

El evangelio de hoy, estudios biblicos. Los pasos a seguir y el orden que se debe seguir para el proceso de solventar un conflicto y restaurar a un hermano..

Deja un comentario