Inicio / Evangelio del día / Peque nuevamente

Peque nuevamente

Evangelio del Día

Al ser cristianos, hemos aceptado al Señor Jesucristo y creemos en Él cómo Hijos de Dios,  quien es y será el salvador de nuestra vida.

La palabra de Dios en Juan 14:15 nos dice “Si ustedes me aman, obedecerán mis mandamientos”; Jesús mismo dijo que la mejor expresión del amor está en la obediencia.

En Mateo 6:24 Jesús mismo dijo que nadie puede servir a dos señores. Si realmente hemos aceptado a Jesús en nuestras vidas solo debemos obedecerlo a Él y no al maligno.

Hay Jóvenes cristianos quienes guiados por sus padres conocen de nuestro Señor a una edad temprana, y si en el hogar han tenido un buen ejemplo de vivir en comunión con Dios, serán hombres y mujeres que lleven una conducta que le agrade a Dios. Si en todas las familias tuviéramos a Dios en el centro nos evitaríamos tanto  sufrimiento.

Anuncios 1

Pero nunca es tarde para conocer de Dios, la invitación nos puede llegar por medio de un hermano en la fe, o de una predica cristiana escrita, y toman la decisión y reciben a Jesús, o leen nuestros mensajes cristianos donde sembramos la semilla mediante la palabra de Dios, el Señor tiene diferentes formas de usarnos para que más personas lleguen a los pies de Cristo.

Llegamos con la necesidad de conocer de Dios, ser salvos y que nuestro Señor nos perdone nuestros pecados y nos ayude a salir de la  situación que estamos pasando.

Dios te exige primero  perdonar a los demás como  se nos ha perdonado (Efesios 4: 31-32), cuando lo hacemos  nuestro pasado no existe más, porque Dios hace de nosotros una nueva criatura. (2 Corintios 5:17)

Cuando Dios dice “No me acordare  de tus pecados” (Isaías 43:25); esto nos da la  certeza que no utilizara el pasado en  contra de nosotros.

Es necesario ser perseverantes, porque cuando nuestro Señor cumple Su palabra y nos saca de la aflicción y nos da más de lo que hemos pedido, muchas veces no agradecemos la gracia que nos ha dado y nos alejamos;  ya no  oramos con la misma frecuencia, en algunos casos nos da pereza ir a la iglesia porque creamos excusas de que falta tiempo y nos sentimos seguros, porque sabemos que Dios está con nosotros.

Anuncios 2

Nos volvemos cristianos “Tibios” y fácilmente caemos nuevamente en la tentación, porque el maligno anda como León rugiente mirando siempre a quien hace pecar, sabe cómo disfrazarse y hacernos caer con lo que más nos cuesta resistir. (1 Pedro 5:8).

Sabes que Dios ya te perdono una vez, y lo volverá hacer porque conoces cuán grande es Su amor y los milagros que ya realizo en tu vida.

En la palabra de Dios en 2 Pedro 2:20-21 dice. “Si habiendo escapado de la contaminación del mundo por haber conocido a nuestro Señor y Salvador Jesucristo, vuelven a enredarse en ella y son vencidos, terminan en peores condiciones que al principio. Más les hubiera valido no conocer el camino de la justicia, que abandonarlo después de haber conocido el santo mandamiento que se les dio”.

Dios a quien ama lo corrige (Proverbios 3:12), porque quiere asegurarse de que toda acción incorrecta trae una consecuencia.

Tenemos el caso de una hermana quien llego a la  iglesia por el vació y el desasosiego que sentía en su corazón, debido al divorcio que estaba atravesando.  Vio los frutos que había dado su madre al conocer al Señor hacía más de 10  años, y sabía que en la casa de Dios iba encontrar la paz que tanto estaba buscando.

Anuncios 3

Así fue, Dios la restauro y cumplió su promesa y no la abandono. (Isaías 54:5-6), la prospero en su trabajo, la ascendieron y pudo vivir cómodamente con su hija.

Su ex – esposo cambio su carácter el cual era muy difícil de manejar, y gracias al Señor pudo llevar una relación de cordialidad con él.

Luego de tres años, apareció un hombre en su  vida y cayó en tentación.  Dios con su infinita misericordia la perdono pero, perdió su trabajo, adquirió deudas que luego no pudo sostener fácilmente,  paso un año sin trabajo y su situación económica iba en decadencia.

Clamo varias veces a Dios que la perdonara y por una respuesta, y Dios le dio la salida. El Señor es clemente y compasivo, lento para la ira y grande en amor (Salmos 103:8). La joven aún sigue luchando por recuperar su bienestar financiero, pero  lo más importante para ella es tener el perdón y amor de Dios, porque sabe que con Él nada le faltara.  Nuestro Señor tiene diferentes formas de comunicarse con nosotros, y con ella lo hizo mediante Su palabra en Sofonías 3:15, donde Él Señor le confirma su perdón.

Le quedó muy claro que fallarle al Señor trae consecuencias dolorosas, y que la única forma de salir adelante es que nuestro Señor sea nuestra roca y refugio cuando en Él creemos. (Salmos 31:3)

Hermanos nuestro Señor sabe la intención que hay en nuestros corazones y si tu arrepentimiento es sincero.

Persevera en realizar su obra, y bendice a otros con semillas de Fe y esperanza mediante este mensaje cristiano.

¡Bendiciones!

Anuncios 1

© José R. Hernández. Todos los derechos reservados.

El Evangelio de Hoy… Mensajes Cristianos

Acerca Evangelio de Hoy

El ministerio Evangelio de Hoy existe con el solo propósito de proclamar el evangelio de Jesucristo a las naciones. Unase a nuestro ministerio y comparta la palabra de Dios con sus hermanos. Envíenos sus predicas cristianas, bosquejos biblicos, y mensajes cristianos para ser publicado.

Revise

Devocionales Cristianos... Honra a tu padre y a tu madre

Honra a tu padre y a tu madre

El Evangelio de Hoy “Honra a tu padre y a tu madre, como el SEÑOR …