Inicio / Evangelio del día / El silencio del mundo no limita a Dios

El silencio del mundo no limita a Dios

Evangelio del Dia – Mensajes Cristianos

Las cadenas de televisión, radio, las redes sociales y cuanto medio de comunicación masiva existe en este mundo, se disputan para tener lo último acaecido en el mundo a fin de ganar aplausos, y arrastrar tras ellos a nuevos adeptos.

Si los judíos son atacados por los palestinos, enseguida se movilizan todos los medio de prensa para derramar todo su antisemitismo contra el pueblo escogido, en vez de atacar a los que cometen actos de terror y son contraatacados ´por los judíos.

Si se levanta alguien defendiendo nuestra fe histórica y se pronuncia contra el aborto, la legalización de los matrimonios gay, el uso de baños para mujeres y hombres sean lesbianas, homosexuales o no, toda la maquinaria publicitaria se levanta para acusar a los que lo hacen de extremistas, fundamentalistas y en el mejor de los casos, homofóbicos, cuando la realidad demuestra que nadie ama más a los homosexuales que nosotros. Los amamos tanto que clamamos a Dios para que un día puedan gozarse en el cielo en las bodas del Cordero-

Ahora bien, el enemigo y los medios de comunicación saben bien que cada día en este mundo reciben a Cristo miles de personas que por años han estado envueltos en las redes del pecado, a los cuales el amor de Dios los ha convertido en nuevas criaturas, sin importarle su pasado, y no se levanta una sola voz a publicar esos hechos.

Anuncios 1

Es así como prostitutas, homosexuales, lesbianas, asesinos, pandilleros, drogadictos, enfermos sexuales y todo lo que este mundo si desprecia, llegan a los pies del salvador y por el poder sobrenatural de Dios son cambiados-

La última noticia de la que nadie ha hablado es la referente al afamado actor Silvester Stallone, quién recibiera a Cristo como su Señor y Salvador.

Si hubiera sido sorprendido en adulterio, o si hubiera salido del closet como muchos dicen por ser gay, toda la maquinaria publicitaria se habría puesto en función de transmitir hasta el límite del cansancio la noticia.

Lo cierto es dígase o no, que en el trono de Dios se hace una gran fiesta para celebrar el arrepentimiento de todo pecador. Aprovechen todos aquellos que se consideran intocables, grandes, poderosos, famosos y estrellas, porque en el cielo se está cocinando algo y un intenso olor a Cristo está invadiendo la tierra.

Así que si eres presidente, alcalde, gobernador, artista famoso, rico o de aquellos que se deleitan en reprimir al cristianismo, acepta a Cristo, porque el juicio está a las puertas y un día se abrirán los libros que te acusaran ante Dios y no habrá nada de lo que hoy posees que pueda salvarte.

Anuncios 2

¿Te entristece el silencio del mundo ante los hechos maravillosos de Dios? El mundo calla, pero Dios convoca a fiesta:

Versículo para hoy:

“…El que confía en sus riquezas caerá; Más los justos reverdecerán como ramas…” Proverbios 11:28

Tristemente no son pocos los que tienen sentimientos de autosuficiencia, y han perdido el sentido de dependencia de Dios. Pero el juicio está a las puertas, oremos por una visitación poderosa del Espíritu Santo, sobre los llamados grandes de este mundo.

Acerca Francisco Medina

Conocí al señor en el año 1986. Soy miembro de la Iglesia Liga Evangélica de Cuba, donde me desempeño como Decano Nacional del Instituto bíblico de dicha denominación. He sido pastor territorial, Presidente del departamento de caballeros de la Iglesia. Soy graduado del MINTS (Miami International Seminary) como Master en teología y Master en educación Cristiana. Graduado como Doctor en Divinidades en Theological University. Miami florida. He escrito libros y soy escritor de árticulos que son publicados en una revista de circulación nacional. Maestro conferencista y miembro fundador de la Agencia Cubana de estudios teológicos.

Revise

Mensajes Cristianos - Objetos de pecado

Peque nuevamente

Evangelio del Dia.. Jesús mismo dijo que nadie puede servir a dos señores. Si realmente hemos aceptado a Jesús en nuestras vidas solo debemos obedecerlo..

Deja un comentario