Inicio / Predicas Cristianas / Cuando le fallamos a Dios duele

Cuando le fallamos a Dios duele

El Evangelio de Hoy

Texto base: Marcos 14:66-72

Una de las cosas que nos aleja de Dios es crear nuestro propio camino, sin Él claro está. Es por esto que debemos tener en cuenta las cosas que vivió Pedro, y estos versículos pueden repetirse pero con nuestro nombre.

En la palabra de Dios en Marcos 14:26-31, encontramos que Pedro con un corazón sincero a Dios (porque él no era cualquier seguidor, estaba entre el circulo de los más cercanos de Jesús Mateo 17:1-13), le dijo que iría con Él hasta la muerte de Cruz.

Pero ¿qué tan ligeros somos para prometer cosas a Dios? Y ¿qué seguros estamos de que no le fallaremos? Es importante pensar en que no debemos confiarnos en nosotros mismos  sea cual sea la debilidad o las luchas que llevemos, ya hay una conciencia de que no somos iguales a otros, somos hijos de Dios y junto con Jesús herederos del reino (1 Corintios 10:12).

Anuncios 1

Esto es lo que le sucedió a Pedro, él confió en sí mismo y no en que Dios es quien nos ayuda en la debilidad, y aunque Jesús le advirtió, él seguía confiando en su corazón (Jeremías 17:9).

Pedro estaba impregnado de Jesús, es de este modo que lo reconocieron y por miedo negó a Jesús. ¡Le fallo! Y por este motivo lloro (Marcos 14:72), esto es muy importante ya que nosotros también somos reflejo de Cristo, y por este motivo el mundo nos ataca porque somos la sal de la tierra (Mateo 5:13).

Hay tres cosas que suceden al hombre cuando le falla a Dios,  y tres de las formas en que Él quiere restaurar la relación que se rompió; a continuación le mostrare lo que sucede al que falla, y junto con esto medicina para combatir esta situación:

1. Culpables: Creemos que no podemos estar cerca de Dios, y en cierta medida al caer en cualquier pecado fallamos y le negamos a Él, y es así que hay una ruptura porque el pecado nos separa de Dios (Isaías 59:2; Romanos 3:23-24); además caemos por los malos deseos del corazón (Santiago 1:14). Es por esto que es difícil aceptar el perdón de Dios. ¿Pero qué debemos hacer?

Confesar nuestro pecado a Dios: La palabra de Dios dice que un corazón contrito y humillado no rechaza Dios (Salmo 51:17).  Si de verdad hay un deseo de cambio en su interior Dios no le rechazara;  además, si confesamos nuestros pecados y nos apartamos alcanzaremos Su misericordia (1 Juan 1; Proverbios 28:13).

Anuncios 2

2. No merecedores de su amor: Tiene que tener presente que Satanás va a aprovechar para separarlo a usted de Dios, o más bien, terminarlo de separar de su amor. Satanás usa todos estos pensamientos y los hace suyos; es de esta manera usted se siente que Dios ya no lo ama. Tenga en cuenta que si usted es hijo de Dios Él estará esperando que su arrepentimiento (cambio de mentalidad) sea real, y que vuelva a Sus brazos así como el hijo prodigo (Lucas 15:11-32). ¿Y cómo no sentirnos así?

Aceptando el perdón y el amor de Dios y buscar perdonarse a usted mismo: Así es, Jesús padeció en la Cruz por todos nuestros errores, tome este sacrificio, valórelo y siga adelante. También dice en la palabra de Dios en Isaías 53:5, que Él fue herido por nuestro pecado. Acepte esto como verdad y sométase a la voluntad de Dios, sea valiente y resista la tentación (Santiago 4:7).

El acto de perdonarse es necesario, piense que usted es una persona que necesita su propio perdón, decida amarse de nuevo y no culparse más.

3. Alejados: Esto es una sensación normal, teniendo en cuenta que teníamos una relación con nuestro Padre, pero ¡ten esperanza! Es maravilloso pensar lo que dice Romanos 8:35-39; nada nos puede separar del amor de Dios, nada nos alejara de Su perdón, solo debemos arrepentirnos y darle nuestra voluntad a Él, puesto que Él tiene cuidado de nosotros, más del cuidado que nosotros mismos tengamos.

Cosas para tener en cuenta:

Anuncios 3

Jesús fue quien regreso a Pedro y le dio sanidad a la relación de los dos, (Juan 21:15-19). Pedro afirma tres veces lo que Jesús le pregunta: “..¿Simón hijo de Jonás me amas más que estos?, Simón, hijo de Jonás ¿Me amas?, Simón, hijo de Jonás ¿Me amas?..”; es increíble como el corazón de Pedro se conmovió, Jesús te busca y quiere que tu vuelvas a Él.

Si le fallamos a Jesús duele porque le amamos y conocimos. Pero no nos debemos dejar llevar por nuestros pensamientos y emociones, nosotros somos guiados por el Espíritu Santo y la palabra de Dios que es la lámpara a nuestros pies y lumbrera en nuestro camino (Salmo 119:105).

© José R. Hernández. Todos los derechos reservados.

Evangelio del Día… Predicas Cristianas

Acerca Evangelio de Hoy

El ministerio Evangelio de Hoy existe con el solo propósito de proclamar el evangelio de Jesucristo a las naciones. Unase a nuestro ministerio y comparta la palabra de Dios con sus hermanos. Envíenos sus predicas cristianas, bosquejos biblicos, y mensajes cristianos para ser publicado.

Revise

Evangelio de Hoy - Compra la verdad y no la vendas

La Biblia transformará tu vida

Predicaciones Cristianas.. Comprometerte a leer la palabra de Dios, y alimentarte de ella, comprometerte a ponerla por obra, así como una madre o un padre..

Deja un comentario