Inicio / Predicas Cristianas / ¿Me amas más que estos?

¿Me amas más que estos?

Evangelio de Hoy

Me encanta esta pregunta que le hizo Jesús a Simón Pedro tres veces, ¿me amas? En la palabra de Dios en Juan 21:15-19 (NVI)

“Simón, hijo de Juan, ¿me amas más que estos? ―Sí, Señor, tú sabes que te quiero —contestó Pedro.―Apacienta mis corderos —le dijo Jesús.  Y volvió a preguntarle: ―Simón, hijo de Juan, ¿me amas? ―Sí, Señor, tú sabes que te quiero.―Cuida de mis ovejas. Por tercera vez Jesús le preguntó: ―Simón, hijo de Juan, ¿me quieres? A Pedro le dolió que por tercera vez Jesús le hubiera preguntado: « ¿Me quieres?» Así que le dijo: ―Señor, tú lo sabes todo; tú sabes que te quiero. ―Apacienta mis ovejas —le dijo Jesús—. De veras te aseguro que cuando eras más joven te vestías tú mismo e ibas adonde querías; pero, cuando seas viejo, extenderás las manos y otro te vestirá y te llevará adonde no quieras ir. Esto dijo Jesús para dar a entender la clase de muerte con que Pedro glorificaría a Dios. Después de eso añadió:  ¡Sígueme!”

Hermanos, jóvenes cristianos, si estás leyendo este mensaje cristiano es porque amas a Jesús y quieres aprender más y fortalecer tu espíritu en nuestro Señor.  En la  palabra de Dios el Señor nos muestra que debemos renunciar a todo lo que nos aleja de Él, y en la obediencia le mostraremos nuestra fidelidad y amor.

Jesús nos amo tanto que dio su vida para perdonar nuestros pecados, y nos pide que lo sigamos.  Seguirlo es una decisión personal, pero te aseguro que si lo haces, prepárate para recibir bendiciones para ti y los tuyos.

Anuncios 1

¿Quién no desea que a quien amamos o estimamos tenga la salvación y la vida eterna? Si la respuesta es sí, convierte en un testimonio  y ejemplo a seguir, es la única forma de que alumbres a tu alrededor y se pregunten los demás, yo quiero lo que él tiene, yo quiero ser como él o ella.

Al aceptar al Señor como nuestro  salvador, declaramos que creemos en Él,  y tenemos Fe para obedecer sus mandamientos. Pedimos perdón de nuestros pecados, porque todos en algún momento lo hemos hecho (Romanos 3:23) y deseamos ser una nueva criatura en Cristo (2 Corintios 5:17).

Al tomar la decisión empezamos a caminar de mano de la iglesia, participando en algún Ministerio, fortaleciéndote viendo programas, escuchando música, leyendo nuestros mensajes cristianos, rodearte de amigos que te ayuden a fortalecer tu Fe.

Y veras que poco a poco vas dejando tu vieja vestidura, muchas personas ya no sienten “vacío” y lo sienten porque es la ausencia del Espíritu Santo, su cara  refleja alegría y gozo.  Los ves riendo frecuentemente, así tengan  problemas, porque su confianza está depositada en el Señor (Mateo 11:28-30).

Y créeme te conviertes en una persona llena de  gozo y gracia, tu rostro tiene un brillo natural y algunos dicen se ve más joven…, claro tu cara refleja cómo te sientes, así mismo los que son excelentes esposos se ve en el rostro de su mujer, además te abrirá puertas de forma extraordinaria.  Te servirá para todas las áreas de tu vida.

Anuncios 2

En una entrevista de trabajo  me  preguntaban ¿De qué religión era? Y conteste: cristiana. ¿Cristiana? Sí, me dijo: ¡magnifico! Confió  más en el  trabajo de los cristianos, son personas diligentes, confiables, hacen en general todo bien, y fui contratada.

¿Sabes porque dijo el empleador eso? Porque sabe que los cristianos trabajamos para Dios y no  para los hombres, es decir con excelencia. He conocido muchas jóvenes, que siendo de otra religión, encuentran en el cristianismo la conexión con Dios; no sienten que deben seguir una rutina al estar en la iglesia, sino que las predicas cristianas tienen la sabiduría para hacerlas reflexionar, y lo más importante generar un cambio en sus vidas.

Además, encuentran amigos y jóvenes cristianos caballerosos y atentos.  Muchas mujeres  están cansadas que los hombres las vean como solo un objeto de placer, son mujeres  sanas que quieren rodearse de personas que no se dejen llevar por lo que hay en el mundo, sino por lo que Dios nos ofrece.

Como experiencia personal puedo decirles, no siempre te levantas del mejor ánimo, pero cuando lees la palabra de Dios o vas a la iglesia te renueva las fuerzas, ahí es donde siempre quiero estar, porque Dios tiene ese poder.

Dios te da fuerzas como el búfalo y te levanta como las águilas, te vuelves imparable en realizar tus sueños, en defender tus creencias, en renunciar en lo que te aleja del Señor, en querer saber cada día más como obraba Él, y como con su infinito amor podía perdonar a quien a nuestro juicio no lo merecía.

Anuncios 3

Conclusión

Todos tenemos algo en la forma de ser que nos cuesta cambiar, por eso  Jesús  te dice hoy, ¿si me amas, cambiaras por amor a mí?  No te sesgues a que “yo nací así” porque no es cierto; el mundo te hizo así, y así lo decidiste; pero una vida en Cristo es renunciar a TODO lo que nos aleja de Él.

La lista sería larga para describir que nos aleja de Él, pero cuando estés haciendo algo que no creas estar seguro  si es lo correcto, pregúntate ¿Cómo crees que actuaría Jesús en tu lugar? Nuestro Señor te ama y es un padre celoso, no quiere que tengas ídolos, ni te aferres a lo que el mundo nos ofrece; que Él sea lo primero para ti, luego tu familia y seres queridos.

Cuando decides seguirlo el maligno intentara alejarte, pero si lo resistes el huirá de ti. Siempre recuerda: “…Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros…” (Santiago 4:7).

¡Te deseo un bonito y bendecido día!

© Todos los derechos reservados.

Evangelio de Hoy.. Predicaciones Cristianas

Acerca Evangelio de Hoy

El ministerio Evangelio de Hoy existe con el solo propósito de proclamar el evangelio de Jesucristo a las naciones. Unase a nuestro ministerio y comparta la palabra de Dios con sus hermanos. Envíenos sus predicas cristianas, bosquejos biblicos, y mensajes cristianos para ser publicado.

Revise

Evangelio de Hoy - Has pasado el Jordán

Has pasado el Jordán

Evangelio del dia.. Has pasado el Jordán, ya ingresaste a la tierra prometida y en breve comenzarás a disfrutar de las ricas bendiciones que Nuestro Señor te ha de entregar, pero debes cumplir con todo lo que el Señor te pide que hagas pues será señal para las generaciones venideras, será testimonio del poder de Dios..