Inicio / Predicas Cristianas / Eres lo que piensas

Eres lo que piensas

Evangelio de Hoy

INTRODUCCIÓN

La mente funciona como un músculo; si ésta no se estimula se atrofia, por lo que la mente debe ser utilizada y correctamente alimentada, y vuelvo a decir, funciona como un músculo, si no se usa, se atrofia. Hay personas que no usan la mente sino se guían por lo que sienten; actúan por impulso según lo que sienten y no piensan. Pero en la Biblia encontramos que no es importante lo que se siente sino lo que se piensa. Leemos en Proverbios 23:7: “Porque cual es su pensamiento en su corazón, tal es él”.

Esto significa que, de acuerdo a como una persona piensa así es; dicho de otra manera, las personas son como piensan, o, lo que piensas determina lo que eres. Hay una unidad significativa entre lo que piensas y lo que eres; no por lo que sientes sino por lo que piensas. Así que es muy importante pensar.

Hoy quiero hablarte acerca del término meditar, y esto tiene que ver con pensamientos. ¿Es bueno meditar? Hay alguno que medita cómo matar a la suegra o cómo vengarse; hay quienes meditan en lo malvado que es Dios.

Anuncios 1

Meditar es bueno cuando uno usa pensamientos correctos y deseos buenos; es malo, cuando cavilamos maldades. Meditar es pensar atenta y detenidamente sobre algo, puede ser malo o bueno. Si estoy pensando atenta y detenidamente en algo o en alguien, entonces estoy meditando. Definiéndolo de otra manera, meditar, se trata de una práctica en la cual el individuo entrena la mente.

CAMBIA TUS PENSAMIENTOS, Y CAMBIARÁ TU VIDA

A algunos no les gusta pensar, pero la mente debe ser entrenada. Algo más interesante es que, meditar induce un modo de conciencia. O sea que la persona voluntariamente induce sobre sí misma un cierto estado de conciencia.

Algunos tienen la conciencia podrida; otros tienen la conciencia muy sensible y hay que ver cuándo la conciencia es sensiblemente buena y cuando es mala. Todo tiene que ver con la mente. Nuestra vida nos identifica a través de lo que pensamos. En realidad, lo que pensamos nos lleva a hacer lo que hacemos, lo que determina quienes somos.

¿Qué es lo que piensas habitualmente? Si vives amargado o triste, eso tiene que ver con cosas que piensas que se mezclan con lo que sientes. La vida de los pensamientos en la Biblia es muy importante; la palabra de Dios no dice que el hombre debe dejar sus sentimientos, más bien dice en Isaías 55:7: “Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar”. Tampoco dice el Señor que sus sentimientos son más altos que los nuestros, sino que dice: “Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos”.

Anuncios 2

La Biblia le da un lugar predominante a la vida de los pensamientos, por lo que decimos que hay vida en nuestros pensamientos o hay muerte. ¿Dónde hay que meditar o cuando se puede meditar? ¿Hay un lugar especial para hacerlo? ¿Se puede meditar mientras estás realizando alguna tarea? ¡Sí! ¿Puedes meditar en tu cama? ¡Sí!

A veces estamos meditando y ni siquiera nos damos cuenta; por ejemplo, vas en el ómnibus y todos te ven carita de bueno, pero tú vas meditando cómo puedes hacer para estrangular a cierta persona. ¿Con un alambre o con una soga? Es una cuestión muy habitual el meditar. Pero hay una meditación que es superior y otra que es nefasta. Meditar es ejercitarse en pensamientos, es hacer ejercicios con los pensamientos.

¿Quisieras que las cosas mejoren sustancialmente en tu vida? La gente espera que las cosas cambien o que los tiempos mejoren, pero lo cierto es que nuestra vida se desarrolla en función de nuestros pensamientos. Lo que estás viviendo no es culpa de otros porque tú tienes capacidad para salir adelante a pesar de los otros.

Dios te ha dado facultades; y uno no es cómo lo hizo su padre y su madre, como lo hizo su barrio o el paisito en el que vive. ¡Uno es como piensa! Tal cual uno piensa, así es. Significa que, para que cambie sustancialmente para mejor mi vida, yo tengo que cambiar sustancialmente mis pensamientos para bien.

Mis pensamientos correctos me ayudarán a mejorar mi situación y mi futuro. Si sigues pensando como lo estás haciendo ahora, las cosas continuarán siendo igual. ¡No puede haber cambios si no cambias tus pensamientos! Las cosas van a cambiar cuando cambies tus pensamientos; las cosas van a ser mejores, cuando tus pensamientos sean mejores.

Anuncios 3

Hay personas que tienen meditaciones erradas movidas por malos pensamientos y sentimientos, entonces, algunos se dedican a meditar en sus desgracias. ¡Desde que nací no he hecho más que sufrir! ¡Mi mamá no me quiso! ¡Mi papá no me abrazaba! No han hecho nada por superar ese dolor y viven meditando en eso todo el tiempo. Tu papá nunca te abrazó, nunca te mostró afecto, y además se murió. Por lo visto serás infeliz toda tu vida…. ¡Pero puede cambiar algo dentro tuyo a pesar de las circunstancias exteriores y a pesar de lo que has vivido en el pasado!

Una vez entraron ladrones a mi casa y si no le entregaba ese problema a Dios, todos los días sufriría pensando que iban a venir ladrones a mi casa nuevamente. Andaría meditando en el mal. Y hay personas que viven meditando acerca de una circunstancia que han vivido; que si los asaltan, que si los matan.

Claro que te pueden arrebatar algo, pero no puedes andar por la calle como un desquiciado. Claro que alguien puede apuntarte con un revólver y peor aún dispararte provocándote daños, pero no puedes estar meditando en el mal todo el día. No puedes estar meditando en la desgracia; no debes vivir pensando en la escasez. Tú tienes que tener pensamientos buenos. Dios te ha dado pensamientos para prosperar.

Dice la Biblia que Dios te ha dado facultad para hacer riquezas.

Yo no sé cómo piensas tú, pero yo pienso como dice la Biblia. Yo digo que Dios me ha dado facultad para hacer riquezas y trabajo dentro de ese pensamiento. No temo por el mañana, que me quede sin trabajo, que no tenga dinero, que mi esposa me abandone porque quede desempleado. Así algunos hacen elaboraciones de fracaso. Nuestras meditaciones deben ser correctas para que nuestros pensamientos sean afirmados y nuestra vida sea victoriosa; que vayamos avanzando sin temor hacia el futuro y sin aferrarnos a los dolores del pasado.

Hay otros tipos de meditaciones malas como el yoga, la meditación trascendental, meditaciones hindúes, etc. Algunas son muy extremas en el sentido que te llevan a eliminar los pensamientos de tu mente, te llevan a poner la mente en blanco. Es peligroso poner la mente en blanco porque eso atenta contra algo esencial que Dios nos ha dado a los seres humanos como la conciencia, el dominio propio, el estado consiente.

Si yo pongo en blanco mi mente, salgo de mi estado consciente y me sumerjo en un estado de inconsciencia, soltando el libre albedrío que Dios me ha dado, dándole cabida a demonios que se meten en mi cabeza y producen pensamientos, sentimientos y deseos ajenos a mí. ¡No te metas en eso! Para que dejes de pensar cosas que te afligen, algunas meditaciones traen un cierto alivio, pero es engañoso.

Hay personas que viven atormentadas por temores, o algún sentimiento negativo.

Entonces te sientas dos horas pensando que eres una mariposa, te concentras en eso y te ves volando de flor en flor. Bueno, mejor pensar que eres una mariposa volando en libertad y disfrutando de las flores, y no pensar en que eres una mariposa a la que le dan un palazo y la matan. Dios quiere que vivas en un estado consiente y tomes decisiones consientes. No vas a poder excusarte delante de Dios diciéndole que estabas inconsciente cuando lo hiciste.

Acerca Jorge Marquez

Jorge Marquez
Misión Vida para las Naciones. Dirección: Av. 8 de octubre 2335, Montevideo, Uruguay. TEL: (598) 2402 7777

Revise

Evangelio de Hoy - Has pasado el Jordán

Has pasado el Jordán

Evangelio del dia.. Has pasado el Jordán, ya ingresaste a la tierra prometida y en breve comenzarás a disfrutar de las ricas bendiciones que Nuestro Señor te ha de entregar, pero debes cumplir con todo lo que el Señor te pide que hagas pues será señal para las generaciones venideras, será testimonio del poder de Dios..