El Evangelio de Hoy.. Como vivir una buena vida

Como vivir una buena vida

Bosquejos Biblicos

Evangelio de Hoy

Bosquejos Biblicos.. Lectura Biblica: Salmo 90:10-12

Introducción

Cuantas veces usted ha escuchado la frase “la vida ha sido mala conmigo” o más difícil aun, ¿cuántas veces usted la ha dicho?

Hay una frase en uno de los libros de Gabriel García Márquez llamado el coronel no tiene quien le escriba que dice: “la vida es la cosa mejor que se ha inventado” ¿cuántos de los que estamos esta mañana pensamos lo mismo??

Quizás esta mañana pueden haber personas que han perdido el sentido de su vida, han perdido el rumbo, quizás desearían morir por lo enredado, por lo dolorosa, por lo triste que consideran que su vida es en este momento.

La clave de la vida

La clave de la vida no es cuanto vamos a vivir, pues el versículo nos dice que los años de nuestra edad son 70 hasta 80 años, algunos pueden llegar un poco mas allá, pero lo importante no es cuánto tiempo vamos a vivir sino como vamos a vivir cada uno de esos años, por eso es que el vers. 12 dice: “enséñanos a traer al corazón sabiduría.”

Cuando una persona ha estado al borde de la muerte por una enfermedad o por un infarto, el médico le receta la medicina, le da el tratamiento, pero siempre le dice estas palabras: tiene que hacer cambios en sus hábitos de vida, en su alimentación, en su descanso, en su manera de ver la vida, en su trabajo, etc.

Podemos decir entonces que para que podamos vivir una buena vida tenemos que comenzar haciendo cambios en nuestra vida, cambios en nuestra manera de vivir, y es de esos cambios que tenemos que hacer que vamos a hablar el día de hoy.

Pero, ¿cuáles son los cambios que tenemos que hacer en nuestra vida? Si vamos a hablar de la vida y como vivir una buena vida, tenemos que consultar con el manual de la vida y con el dador de la vida, nuestro señor Jesús, pues él tiene todas las respuestas que necesitamos.

I. Primer cambio: tenemos que dejar de vivir como si nunca vamos a morir (Salmo 90:10)

Muchas personas vivimos como si vamos a vivir en esta tierra para siempre, nos desvivimos por tener una casa propia, y luego otra, un terreno, una finca, dinero guardado y más posesiones. No tenemos tiempo para la familia, para los hijos, porque tenemos que hacer dinero, tenemos que ahorrar para otro local, para otra casa, para otro terreno.

Mucha gente tiene 4 o 5 casas ¿y en cuantas puede vivir? Tienen mucho dinero ahorrado, y ¿quién se lo va a gastar? (Eclesiastés 5:11-18)

Tenemos que comprender que vamos de paso en este mundo (Génesis 47:7-9); peregrinación significa un viaje que se realiza a un lugar sagrado, nosotros vamos de paso, y lo principal no es cuánto dinero hemos acumulado sino si ya tenemos asegurada la entrada a la gloria.

II. Segundo cambio: tenemos que hacer buen uso del tiempo (Eclesiastés 3:1)

El versículo es claro: todo tiene su tiempo y todo lo que se quiere tiene su hora, es decir que hay un tiempo y una hora para cada cosa en nuestra vida, el problema es que lo tenemos mal organizado.

Cuántos de nosotros en estos meses que han pasado del año, hemos dicho que no hemos podido salir con la familia porque no hemos tenido tiempo. No hemos podido salir con nuestra esposa porque no tenemos tiempo. No hemos podido venir a la iglesia porque no tenemos tiempo, pero eso según la palabra de Dios no es verdad: hay un tiempo para cada cosa.

Alégrate de la vida porque ella te da la oportunidad de amar, de trabajar, de jugar y de mirar a las estrellas (Henry Van Dyke). El gran problema de no usar bien el tiempo es que nos estamos perdiendo los detalles pequeños. Y esos detalles pequeños son los más importantes de la vida. Mirar a nuestros hijos crecer, verlos jugar, oírlos reír. Ver lo preciosa que esta la luna en la noche, escuchar a los abuelos contar sus historias, disfrutar la vejez de nuestros padres.

III. Tercer cambio: sanemos nuestro corazón (Lucas 6:43-45)

Físicamente hablando, para tener una buena vida hay que cuidar el corazón: hacer ejercicio, comer saludablemente, dormir bien, no presionarse demasiado, etc.

Pero para tener una buena vida, que es diferente a vivir bien, porque vivir bien es no tener enfermedades, tener comodidad. Pero una buena vida es vivir feliz, vivir en paz, tenemos que cuidar nuestro corazón espiritual.

¿Cómo vamos a tener una vida buena si nuestro corazón es malo? ¿Cómo vamos a vivir una buena vida si nuestro corazón está lleno de cosas malas??

Si usted quiere vivir bien haga ejercicio, coma sanamente, duerma bien, etc., pero si quiere tener una buena vida: aprenda a perdonar, ejercitemos el perdón.

El ejercicio dicen los conocedores que libera las toxinas del cuerpo, nos ayuda a bajar de peso, nos ayuda a distraernos de los problemas. Pero ejercitar el perdón nos libera de los efectos tóxicos del rencor, nos quita el peso del odio, y nos llena de paz.

IV. Cuarto cambio: acerquémonos a Dios de todo corazón (Salmo 73:28)

El acercarnos a Dios es el bien, si queremos tener una buena vida no podemos lograrlo lejos de Dios. Para tener una buena vida tenemos que estar cerca de aquel que nos la dio. Tenemos que estar cerca del que nos ama, y que dio su vida por nosotros: ¡Jesús nuestro salvador!

© Oscar Flores. Todos los derechos reservados.

ElEvangeliodeHoy.com.. Bosquejos para Predicar

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.