Inicio / Bosquejos Biblicos / Peligros de la impaciencia

Peligros de la impaciencia

Bosquejos Biblicos:

Texto: 1 Samuel 13:5-13

Introducción

Muchas personas se jactan que a ellos no les gusta que los hagan esperar, se molestan si las cosas no se hacen en el momento que ellos lo quieren o en el tiempo que ellos creen es suficiente para hacer lo que han pedido.

Con tramites, mecánicos, sastres, nuestros hijos, etc. Muchas veces perdemos la paciencia y nos molestamos y exigimos y nos portamos imponentes y muchas veces prepotentes… ¡pero eso no funciona con dios!!

Existen dos clases de tiempo que la palabra de dios menciona: cronos y kairos, uno es el tiempo del hombre que se mide con reloj y calendario y el otro es el momento de dios, que está definido por su voluntad no por un reloj ni por un calendario.

Nosotros los seres humanos no conocemos el tiempo de dios, el momento oportuno, lo único que tenemos que hacer es ser pacientes.

Lastimosamente a muchos nos falta esa cualidad espiritual, no somos pacientes, no sabemos esperar, somos impacientes, y que es la impaciencia: intranquilidad producida por algo que molesta o que no acaba de llegar.

Ser impaciente es mantenerse con intranquilidad, por las cosas que nos molestan y por las cosas que no llegan y esa intranquilidad nos lleva a muchos peligros.

En los versículos que hemos leído vemos a un rey que no supo esperar, el rey Saúl, y por no saber esperar cometió muchos errores que al final le costaron el reino (vers. 14)

Por medio de esos versículos nos daremos cuenta de los peligros de nuestra impaciencia para con dios.

I. Primer peligro: desconfiar de Dios (verss. 7-9)

El profeta Samuel le había dado a Saúl un plazo para venir a él a Gilgal (1 Samuel 10:8) cuando llego el séptimo día y la situación se puso más difícil, cuando se sintieron mas en apuros, Saúl desconfió de Samuel, dudo que llegaría a tiempo.

Hizo el holocausto el mismo porque creyó que Samuel no vendría, pero Samuel si llego a tiempo (1 Samuel 13:10)

Muchos podemos decir esta noche: pastor pero Saúl tenía razón para desconfiar de Samuel, porque es hombre y puede fallar, se podía enfermar, le pudo haber mentido… y tiene toda la razón,

Pero entonces podemos concluir una cosa muy importante: no hay razón para dudar de dios, la no miente, la no falla, el no olvida, el no se descuida… el que esta desconfiando de dios esta pecando porque dios es digno de toda confianza.

II. Segundo peligro: cometer locuras (1 Samuel 13:13)

Ningún hombre podía ofrecer el holocausto si no era sacerdote, aunque fuera el rey, Saúl cometió una locura haciendo algo que no le estaba permitido hacer a él.

Cuantas cosas que hemos hecho por impaciencia dios nos diría esta noche: locamente has hecho.

Vendiste el terreno, te fuiste a hacer una limpia, fuiste donde un brujo, empeñaste tus cosas… locamente has hecho.

III. Tercer peligro: echarle la culpa a dios de las locuras que cometemos (1 Samuel 13:11-12)

Casi por regla general un impaciente no acepta su responsabilidad de las locuras que hace sino que le echa la culpa a alguien más.

Saúl le echó la culpa a Samuel por la locura que hizo, y muchos cristianos le echan la culpa a dios por las locuras que hemos hecho en nuestra vida.

Si nos va mal es porque no hemos querido esperar (Isaías 30:15)

© Oscar Flores. Todos los derechos reservados.

El Evangelio de Hoy: Bosquejo para Predicar

Acerca Pastor Oscar Flores

Pastor Oscar Flores
Pastor de Tabernáculo Bíblico Bautista Amigos de Israel de Santo Tomas desde el año 2009, graduado en el Seminario Teológico Bautista de El Salvador, y ordenado al pastorado. Siempre estoy agregando nuevos bosquejos que espero que sean de bendición para sus vidas y para sus ministerios. Whatsapp: +503 6313-7669

Revise

Bosquejos Biblicos - El servicio de Dios

Oportunidades de Dios

Evangelio del Dia.. Bosquejos para Predicar.. En éste momento vamos a ver cinco maneras en que Dios le hizo un llamado muy particular a Israel para arreglar sus vidas y la nación entera no entendió el idioma de Dios y la desgracia fue inevitable. Que Dios nos dé entendimiento para poder comprenderle y no echar..

Deja un comentario