Evangelio de Hoy - Oremos por su protección, ya Él vencio

Jesús tiene cuidado de ti

Bosquejos Biblicos

Evangelio de Hoy

Bosquejos Biblicos Texto Biblico:  Juan 21:8-10

Introducción

La Biblia nos dice que en Génesis que en el principio todo estaba desordenado y vacío. Pero el Señor con su gloria y poder transformó aquella situación. En ciertos momentos nuestra vida está así. Es decir , desordenada y vacía. Es entonces cuando debemos acudir a Dios, ya que es él quien puede reordenar y transformar nuestra situación. Vemos también por ejemplo que después de la muerte de Jesús en la cruz los discípulos estaban tristes y sin dirección. Pero el Señor vino a ellos y todo cambió…

Nos dice la Biblia en: Juan 21:8-10Pero los otros discípulos vinieron en la barca, porque no estaban lejos de tierra, sino a unos cien metros, arrastrando la red llena de peces. Cuando bajaron a tierra vieron brasas ya puestas y un pescado colocado sobre ellas, y pan. Jesús les dijo: Traigan algunos de los peces que acaban de sacar”.

El Señor organiza todas las cosas

El Señor es quien organiza todas las cosas, y él va mucho más allá de los pensamientos del ser humano. Al considerar el pasaje bíblico de hoy podemos ver que el pez que estaba asando el Señor Jesús no era de los que ellos habían pescado, ya que cuando descendieron a tierra ya estaba listo así como el pan.

Entonces podemos concluir que el Señor siempre va más allá de lo que nuestra mente piensa o espera. Ellos estaban viviendo un gran milagro por aquella gran pesca, sin embargo el Señor Jesús les enseña su poder sobreabundante. Dios es nuestro proveedor, sus milagros bendicen a muchos, siempre el Señor nos sorprenderá.

El versículo once nos enseña que ellos sacaron “ciento cincuenta y tres grandes peces”. Y añade la Biblia “siendo tantos la red no se rompía”. En el griego bíblico el término usado aquí para “grandes” es “mega”. En este gran lago habían veintidós clases de peces, y algunos de estos podían ser de un metro de longitud. Entonces podemos pensar en peces de diez o doce kilos.

Discípulos presentes

Según el contexto de éste pasaje los discípulos allí presentes eran siete, y todos comen del mismo pescado, lo que nos confirma que aquel pez era de gran tamaño. Entonces al hacer cuentas vemos que tenían ahora una o dos toneladas de pescado. Dios es bueno y poderoso, ellos la noche anterior no pescaron nada, pero ahora con la dirección y bendición de Dios tienen abundancia de pescado.

Que gran milagro de Dios, sin embargo el milagro más grande ocurre al encontrarse con Jesús: nos dice la Biblia. “Esta era ya la tercera vez que Jesús se manifestaba a sus discípulos, después de haber resucitado de los muertosJuan 21:14.

Nos dice el texto: Era la “Tercera vez que Jesús se manifestaba”, el número tres en la Escritura indica: plenitud divina, perfección en testimonio. Entonces es esto una revelación poderosa de Dios a sus discípulos, es el mismo Cristo dándose a conocer, y esto es glorioso ya que la noche había sido muy complicada. Por eso ten presente aunque nuestro tiempo sea oscuro y difícil, debemos seguir confiando en Dios, el Señor Jesús aparecerá y con su poder transformará todas las cosas.

Conclusión

Los discípulos de Jesús seguían aprendiendo, y el Maestro seguía enseñando. Él no ha dejado de hacerlo, por eso como discípulos es necesario continuar aprendiendo cada día. Los escenarios de enseñanza de Dios a veces son tan diversos como los colores del arco iris, pero su amor y cuidado permanecen para siempre.

© Gonzalo Sanabria. Todos los derechos reservados.

Evangelio de Hoy… Bosquejos para Predicar

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.