Evangelio de Hoy.. Bosquejos Biblicos

Bendiciones inherentes de la salvacion

Bosquejos Biblicos

Evangelio de Hoy

Bosquejos Biblicos Texto Biblico:  Juan 3:16

Introducción

El acto redentor de Jesucristo no solo nos limpia del pecado, sino que nos hace acreedores de una promesa eterna, de bendiciones que solamente podemos obtener en El, para empezar tenemos que entender que una vez que creemos, nos arrepentimos y confesamos que Jesús es el Señor y que Dios lo resucito de los muertos, somos transformados, renacidos en el Espíritu y pasamos a ser una Nueva Criatura 2 Corintios 5:17-19.

El sacrificio de Cristo fue un acto completo y definitivo, en el no solo hemos encontrado salvación, además de esto recibimos bendiciones adicionales para nuestra nueva vida.

Oración

Padre eternos, te agradecemos por la salvación de nuestras almas. Te agradecemos por el sacrificio de Cristo en la Cruz y todas las bendiciones inherentes recibidas al creer en tu Hijo. Abre nuestro corazón y mente y edifícanos con tu palabra. En Cristo  Jesús Señor nuestro. Amen.

El día de hoy les invito hermanos queridos a abrir su mente y su corazón para ser edificados al entender cuáles son esas bendiciones que se nos he dada al momento de creer en aquel que nos llamó de las tinieblas a la luz admirable. El mensaje del día de hoy se titula Bendiciones Inherentes de la Salvación

I. Nuestra condición antes de Cristo en nuestras vidas

Estábamos perdidos, destinados a condenación eterna. Pes éramos amadores de lo malo lo que nos apartaba de la mirada de Dios.

Sin embargo, en la muerte de Jesucristo, encontramos Paz para con Dios Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida” Romanos 5:10. La enemistad que teníamos con Dios a raíz de nuestra desobediencia fue terminada en Cristo.

II. Nuestra condición después de Cristo en nuestras vidas

Él es nuestra paz, y gracias a Él hemos obtenido salvación. Salvos de la condenación eterna y salvos de la consecuencias de una vida pecaminosa. Y no es que la tenemos por méritos propios, sino por los de Nuestro Señor Jesucristo quien cumplió con todos los requisitos establecidos de un sacrificio perfecto que pudiera quitar el pecado del mundo. Todos estos: santidad, obediencia, sin defectos, entre muchos otros, fueron cumplidos en perfecta cabalidad, de tal forma habiendo oído y creído en Él somos salvos.

III. Bendiciones que vienen adheridas a la salvación de nuestra alma

Permítame compartirles parte de las bendiciones que obtenemos cuando hemos creído. Somos Sellados tal como lo dice Efesios 1:13-14.

A. Somos Adoptados

Fuimos hechos Hijos del Padre, hermanos de Cristo, coherederos de los tesoros celestiales, somos hijos adoptados, ya no somos esclavos sino Hijos Gálatas 4:4-7. Romanos 8:14-16.

Ilustración / Explicación: En el mundo secular un hijo adoptado recibe todos los beneficios de un hijo natural, el mismo trato y la misma herencia, de igual forma cuando somos hechos hijos de Dios por medio de la fe.

B. Somos Sellados

Sello de nuestra herencia, nuestras arras, (2 Corintios 1:21-22), (Efesios 1:13-14) el Espíritu Santo que es Dios mismo habitando en nosotros dotándonos de dones y creando en nosotros frutos dignos de un hijo de Dios  (Gálatas 5:22) y dones espirituales (1 Corintios 12:28-31)  para alabar, servir, adorar y glorificar a Nuestros Dios.

Ilustración / Explicación: Las arras son una prenda dada como garantía de una promesa dada; por otro lado, Pablo tiene en mente la figura del Sello del Emperador, era un sello único, inamovible e inconfundible con lo que nada ni nadie, ni incluso el mismo emperador podría revocar mandato alguno que tuviese este sello.

C. Somos bendecidos al morir

De que descansaremos de esta vida terrenal en moradas celestiales según Apocalipsis 14:13,  1 Juan 2:25

Ilustración / Explicación: No solamente tenemos esta gran cantidad de bendiciones y privilegios que se nos es otorgado en esta tierra, también tenemos esperanzas y promesas que trasciende lo visible y lo perecedero, tenemos promesas y bendiciones de proporciones eternas (Hebreos 9:15-17).

Conclusión

La obra de Cristo es completa, no solamente fue morir por los pecados. Fue una obra de Redención plena, que nos prepara para un nuevo andar y para una esperanza de vida Eterna.

Querido amigo, este mensaje es para ti. No sé si ya aceptaste a Jesucristo como salvador o si no lo has hecho. Si no lo has hecho esta es la oportunidad de aceptarlo y obtener junto con el perdón del pecado todas estas bendiciones. Si ya lo has hecho, dale Gloria a Dios por tan maravillosa obra en la cruz y las bendiciones Inherentes.

© Miguel Angel Robles. Todos los derechos reservados.

Evangelio de Hoy… Predicas Cristianas

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.