Inicio / Bosquejos Biblicos / ¿Qué diría Dios de nosotros?

¿Qué diría Dios de nosotros?

Evangelio de Hoy

Lucas 12:20

Introducción:

En la parábola del hombre rico, Dios reprende a esta persona por haber omitido la vida espiritual y haber vivido solo para hallar cosas terrenales. El título que se le otorgó a este hombre fue de “Necio”. Así pues, Dios nos valora de acuerdo a nuestros actos. ¿Cómo quisiéramos ser catalogados?

Desarrollo:

1. Dios conoce, detalle a detalle, nuestra vida

a. Nuestros pensamientos: Él sabe cuan comprometidos estamos en nuestro ser interior, comenzando por lo que pensamos.

b. Nuestros sentimientos: También conoce nuestro lado emotivo. Él ve con claridad lo que sentimos y cómo trabajamos por desarrollar nuestra afectividad.

c. Nuestras palabras: vengan estas del corazón o sean solo de nuestros labios, Él sabe lo que nuestras palabras realmente dicen.

d. Nuestros actos: visibles o en secreto, Dios sabe lo que hacemos por engrandecer su obra o lo que se aparta de este sentir y por todo esto él nos otorgará un título especial.

2. ¿De qué nos estamos proveyendo?

a. Cosas materiales: en realidad, estas cosas (alimento, cobijo, abrigo) son necesarias. Pero la pregunta es, ¿Cuánto de esto es necesario?

  • i. La avaricia por tener más y más es un deseo que jamás se satisface, por lo tanto es un círculo vicioso sin fin.
  • ii. Estas cosas son alimentos artificiales para nuestra alma. Nos llenan, más no nos alimentan.

b. Cosas espirituales: Amor, fe, esperanza, paz, humildad, gozo, santificación entre tantos otros. ¿Cuáles de todas estas virtudes y dones están presentes en nuestras vidas?

  • i. El reino de Dios y su justicia es el estado espiritual en el que hayamos alimento real para nuestras almas.

3. ¿Están preparadas nuestras almas?

a. La parábola del rico insensato refleja la idea de creer que el alma se prepara por la satisfacción de cosas materiales.

b. La madurez de nuestras almas comienza, se desarrolla y termina en el alimento, cobijo y sustento espiritual que le otorguemos.

Conclusión:

Si nos planteamos la pregunta que este bosquejo de predicación tiene por título quizás nos ayude a reflexionar sobre cuál es el estado de nuestra alma y cuánto hacemos por ella para darle alimento y sustento espiritual.

Vivir para satisfacer las necesidades naturales no es malo (es necesario en cierta forma) pero emplear la vida únicamente en esto es vivir en un engaño, especialmente si se cree que por esto uno alcanzará el regocijo espiritual del alma. Cómo quisiéramos ser conceptuados por Dios es algo que podemos cuestionarnos para hallar un sentido a nuestras vidas y trabajar por ello.

© José R. Hernández. Todos los derechos reservados.

Evangelio del Dia.. Bosquejos para Predicar

Acerca Jose R. Hernandez

José R. Hernández; educación cristiana: Licenciatura en Teología, y Maestría en Teología. Fundador de Nuevo Pacto Corporation, dba. "Ministerio El Nuevo Pacto" en el año 1999.

Revise

Bosquejos Biblicos - El servicio de Dios

Oportunidades de Dios

Evangelio del Dia.. Bosquejos para Predicar.. En éste momento vamos a ver cinco maneras en que Dios le hizo un llamado muy particular a Israel para arreglar sus vidas y la nación entera no entendió el idioma de Dios y la desgracia fue inevitable. Que Dios nos dé entendimiento para poder comprenderle y no echar..