Bosquejos Biblicos.. Un gran final

Un gran final

Bosquejos Biblicos

Bosquejos para Predicar

Bosquejos Biblicos – Texto: Romanos 16:20

INTRODUCCIÓN

Nos anima mucho cuando se avecina un gran final, esto lo asociamos con un Mundial de Fútbol, el desenlace de una novela, o en el término de un conflicto mundial. No obstante hoy establecemos una relación con el fin de las aflicciones de este mundo, justo cuando Cristo venga por su iglesia y el enemigo del hombre sea sometido debajo de los pies de la iglesia triunfante por la eternidad.

I. DIOS TIENE DOMINIO SOBRE NUESTRO ENEMIGO

Muchas veces las circunstancias nos llevan a un estado de ansiedad y desesperación, de forma tal que hasta llegamos a olvidar quien está al control de las cosas. Vemos avanzar las fuerzas del mal creando el caos en la sociedad en que vivimos. Pero recordaremos el Dios de paz (Jesucristo) está al tanto de todo, él quiere tu felicidad. Él quiere que sepas que él no te dejará, ni desamparará. Confía en Jesucristo y vive en su paz, la cual no se fija en las circunstancias, sino en la esperanza y seguridad del cumplimiento de su palabra.

En una oportunidad llamaron a Jesús porque su amigo Lázaro estaba moribundo. En el camino mientras venía a la casa de su amigo hubieron otras circunstancias que Jesús resolvió, por lo que tardo tres días en llegar y si amigo había muerto. Sin embargo, estando como hoy en control de las cosas, resucitó a Lázaro y todos los que lloraban, ahora glorificaban a Dios.

El Señor nos ha dejado en su palabra promesas de que estaría con nosotros siempre (Mateo 28:20). Aunque hayan guerras, pleitos, pestes, delincuencia, de todas formas, el Señor está con nosotros. Él esta  dándonos la paz y plenitud que toda la humanidad busca, solo queda de nuestra parte confiar hasta el final.

II. LAS FUERZAS DEL MAL TENDRÁN SU FINAL

Después de la caída del hombre, Satanás se adueñó del señorío de esta tierra y hoy con las terribles armas del mundo, la carne y su amplia estructura demoniaca, mantiene sitiada a la humanidad. Sin embargo, en el tiempo del Dios Soberano. Está escrito el gran final que consistirá en que el diablo y sus fuerzas de maldad sufrirán en el tiempo presente grandes derrotas. Y con la segunda venida de Cristo su final será destrucción eterna.

Conocemos que en la historia del Huerto del Edén, Satanás en forma de serpiente logró engañar a la mujer y junto a Adán cometieron el primer pecado de la humanidad, trayendo condenación para sus vidas; pero ese mismo acto también resultó en condenación para la serpiente.

Así como es aplastada la cabeza de una serpiente que ataca a un hombre, garantizando que nunca más morderá o dañará a nadie, de esa misma forma el enemigo del hombre será aplastado por el poder soberano de Jesucristo el Señor.

Si bien es cierto que las fuerzas del mal se han levantado en contra de la iglesia y del pecador en general. No menos es cierto que Dios aplastará irremisiblemente hoy mismo a todas las voces que oyes en tu mente para que rechaces al Dios vivo. Especialmente cuando el evangelio es predicado a las almas los ataques que sienten al oír la palabra salvadora. Al mirar al Señor Jesús, él nos dará la victoria y seremos libres del infierno; un lugar reservado para el diablo y sus demonios.

III. LA IGLESIA SE JESUCRISTO TIENE UN PAPEL FUNDAMENTAL EN ESTA GUERRA

Algunos han decidido ignorar la realidad evidente de la lucha o guerra espiritual, pero el que nunca la ha ignorado es Satanás. Hoy en día la iglesia de Jesucristo es el instrumento de Dios sobre la tierra que impide la manifestación absoluta de Satanás en este mundo.

Aunque el Anticristo no puede manifestarse, aun la inmoralidad no ha cubierto el 100% de los seres humanos. El sistema mundano no logra su total establecimiento. La causa es que la iglesia de Cristo está aún en este mundo propiciándole derrotas al enemigo, rescatando muchas almas para Cristo y santificándose cada día más.

La operación de las tinieblas puede ser muy discreta o disfrazada como también en ocasiones suele ser muy evidente. Muchas veces son actividades publicitadas en las que la gente asiste confundida a sesiones o consultas con la Nueva Era que no es más que un antifaz del diablo engañador; así como el espiritismo, brujería, satanismo, sectas, entre otros. No obstante, hay una luz de esperanza que resplandece sobre este mundo, Jesucristo es el camino, la verdad y la vida.

La iglesia tiene una labor muy especial que es anunciar a todas las personas la verdad que les ayudará a despertar y desprenderse de las garras de Satanás y su mundo; y así salir de la potestad del enemigo, recibiendo a Cristo por la fe, recibiendo el perdón de los pecados y la vida eterna. Es la única forma real de arrebatarle a Satanás cualquier oportunidad de dominar sobre tu vida y hacerte daño.

CONCLUSIÓN

Nunca olvidemos que Jesús como el Rey de paz está al control de todas las cosas. Recordemos que los problemas y adversidades que nos toque enfrentar no representan el fin de nuestras vidas, sino están determinados por la voluntad de Dios. El enemigo tratará siempre de estropear la obra que Dios ha estado haciendo en nosotros, pero él mismo peleará por nosotros y nosotros estaremos tranquilos.

El destino de Satanás y los demonios están precisados por el tiempo de Dios. Él mismo se encarga de librarnos día con día de sus planes en contra nuestro y tiene determinado el final que le dará.

La iglesia como el cuerpo de Cristo aquí en la tierra es el impedimento del enemigo para apoderarse del mundo; con tanto trabajo de velar y predicar el evangelio a todas las criaturas la iglesia está cumpliendo su labor delegada de parte de Dios. Pero está cerca el día cuando Cristo venga por su novia, y el tiempo de la gracia cerrará sus puertas. La iglesia será arrebatada al cielo, entonces se dará el gran final.

© Pedro Blanco. Todos los derechos reservados.

ElEvangelioDeHoy.Com.. Bosquejos Biblicos