Inicio / Bosquejos Biblicos / Dios, la iglesia y la disciplina

Dios, la iglesia y la disciplina

Bosquejos Biblicos

Evangelio de Hoy.. Texto de la predicación: Mateo 18:18-20 

Introducción

La adolescencia es la edad de la rebeldía. Si hay una palabra que describa bien la adolescencia, esa es “cuestionar.” Cuando los niños llegan a esta edad empiezan a cuestionar todo lo que ven a su alrededor.

Pero si hay algo que ellos en verdad cuestionan, eso es la autoridad de sus padres. Cuando usted tenga hijos y lleguen a esta edad entenderán lo que los digo. Empezarán a cuestionar sus enseñanzas;  su manera de llevar la casa. Cuestionarán su manera de hablar; cuestionarán su manera de cocinar. Pero especialmente van a cuestionar su manera de criarlos.

De la misma manera es en la disciplina de la Iglesia.

Cuando nos aplican algún paso de la disciplina, volvemos a nuestra adolescencia y cuestionamos la autoridad de los hermanos. Eso es verídico, siempre que usted aplique algún paso de la disciplina será cuestionado.

Anuncios 1

Nos dirán que no somos quiénes para corregirlo porque sólo Dios puede hacerlo. Muchas veces cuestionarán los métodos o decisiones que tomemos, aunque sean bíblicos. Si buscamos a dos testigos para corregir a un hermano se molestarán con nosotros por no haber guardado la privacidad. Y si decidimos que un hermano debe ser aceptado nuevamente en la congregación y perdonado, algunos nos dirán que el castigo que se le dio no fue suficiente y que hay que castigarlo más.

Por eso, entender la enseñanza de Jesús en este pasaje es importante. El Señor en este pasaje se dedica a explicar la autoridad que la Iglesia tiene para ejercer la disciplina. Por eso, este pasaje sigue ese hilo, y tiene que ver con la autoridad que Dios la iglesia para disciplinar a sus miembros.

Jesús nos enseña tres cosas la autoridad de la iglesia para disciplinar:

  • ¿En qué consiste la autoridad?
  • ¿De dónde viene la autoridad?
  • ¿Cómo ejercer esta autoridad?

I. ¿En qué consiste la autoridad?

a. ¿Qué significa Atar y Desatar?

El Versículo 18 dice: “De cierto os digo que todo lo que atéis en la tierra, será atado en el cielo; y todo lo que desatéis en la tierra, será desatado en el cielo”.

Estos términos son muy usados erradamente entre los cristianos. Muchos los usan para hablar de que tenemos el poder para atar y desatar bendiciones en la tierra y en el cielo. Otros la usan para decir que tenemos el poder para atar y desatar demonios.

Anuncios 2

b. ¿Pero realmente significa eso?

La cuestión es que esto no concuerda con el contexto. Porque Jesús viene hablado sobre la disciplina y el cuidado espiritual. Las riquezas o cualquier bendición espiritual no tienen nada que ver con lo que viene hablando Jesús. Y mucho menos el poder de controlar y vencer a los demonios. No se menciona ningún demonio aquí. El contexto habla sobre la disciplina. Así que esto habla sobre el poder de la iglesia, o su autoridad, para disciplinar a otros.

Términos atar y desatar

Los términos atar y desatar eran términos que los judíos usaban para imputar o perdonar pecados en asuntos judiciales. Se usaban para declarar que una persona era culpable y merecía castigo, o que una persona se había arrepentido y debía ser perdonado. Atar significa que la culpa quedaba amarrada sobre la persona y por tanto debía ser juzgada. Y desatar significaba que la culpa y el castigo se le había desamarrado, de tal manera que debía ser perdonado.

Es sencillo. Si alguien tiene una bola de hierro atada en el pie, no puede caminar, eso le pesa, la bola lo acompaña a donde quiera que vaya, y forma parte de Él. Pero cuando se desata, la persona queda libre, es librada de esa carga, el peso es quitado, y se siente aliviado.

Atar y desatar entonces significa: Que la iglesia tiene el poder para poner el peso de la culpa sobre una persona, si esta no se ha arrepentido. Pero si se arrepiente, puede librarlo de la carga de la culpa.

Anuncios 3

Ejemplo bíblico.

Algo parecido dice Jesús, en Juan 20:23:

A quienes les perdonen sus pecados, les serán perdonados; a quienes no se los perdonen, no les serán perdonados”.

Acerca Ricardo Hernández

Avatar
Servidor de nuestro Señor Jesucristo. Entregue mi vida a Cristo hace más de 20 años, y me gusta compartir los mensajes cristianos que Dios pone en mi corazón.

Revise

Bosquejos Biblicos.. ¿Por qué debo leer la genealogía de Mateo?

¿Por qué debo leer la genealogía de Mateo?

Evangelio de Hoy.. Bosquejos Biblicos.. La genealogía de Mateo tiene mucho que decirnos sobre Dios, sobre Cristo y sobre nosotros. Dios es Fiel, Jesucristo...