Inicio / Bosquejos Biblicos / El más importante del Reino de los Cielos

El más importante del Reino de los Cielos

Bosquejos Biblicos

Evangelio de Hoy.. Texto de la predicación: Mateo 18:1-4

Introducción

Según los evangelios Mateo, Marcos y Lucas, Jesús y sus discípulos hicieron un viaje a Capernaúm. Y mientras que estaban en ese viaje surgió una discusión muy fuerte entre los discípulos. Jesús les preguntó, qué estaba discutiendo. Y los discípulos preguntaron: «Señor, ¿Quién es el más importante en el reino de los cielos?»

Rápidamente, Jesús tomó a un niño y lo puso en medio de ellos, y les dijo: «De cierto os digo, que si no os volvéis y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos..» (vers. 3)

Esto que les sucedió a los discípulos en aquel momento, es un problema que está presente constantemente en la iglesia. Como seres humanos, tendemos a buscar constantemente nuestra propia gloria. Deseamos ser vistos, anhelamos resaltar entre los demás, y procuramos tener un puesto mayor que los otros. Llegamos a creer que nuestra piedad, sabiduría, conocimiento o experiencia hacen de nosotros personas más importantes que nuestros hermanos.

Anuncios 1

Esto produce muchos conflictos, pues la Iglesia se convierte en una lucha de titanes donde cada uno procura exaltarse sobre su hermano. Todos hemos vivido situaciones en la Iglesia donde somos desestimados por nuestra falta de conocimiento, por problemas espirituales o por falta de experiencia. O en el caso contrario, nos hemos creído mejores que nuestros hermanos por estas cosas.

Sin embargo, el Señor Jesús hoy también nos exhorta a volvernos como niños, recordándonos que el mayor en el reino de los cielos es aquel que se humilla. Y en este sermón deseo enfocar la enseñanza de este texto en algunos principios importantes para la práctica de las exhortaciones. Por eso, el propósito de este sermón es que aprendamos a ser como niños en el ámbito de las exhortaciones.

Proposición: Hermanos, ya que el Señor Jesús nos manda a ser como niños, debemos humillarnos:

  • Dejando a un lado la soberbia
  • Dejando a un lado la envidia

Desarrollo

I. Dejando la soberbia

Anuncios 2

A. Su problema fue la soberbia.

La primera razón por la cual esta disputa surgió entre los discípulos era la soberbia de alguno de ellos. Antes que los discípulos llegaran a Capernaúm, estaban en Cesarea de Filipos. Allí, Jesús apartó a tres de sus discípulos, Pedro, Jacobo y Juan, y los lleva a una montaña, donde ellos tres logran ver la transfiguración. Cuando ellos bajan, resulta que los otros discípulos se encontraban en cierto problema.

No habían podido sacar el demonio de un muchacho. Y Jesús los reprende fuertemente y les dice: El Señor los llamó hombres de poca fe.

Y según parece, esto lleno de soberbia a Jacobo, a Juan y a Pedro. Pues ellos pensaban: “Miren como el Señor nos recompensa y nos da el privilegio de ver cosas tan maravillosas como la transfiguración, mientras que estos otros discípulos no pueden sacar a un demonio y son fuertemente reprendidos por nuestro Señor. Obviamente somos mejores que estos discípulos, el mismo Señor nos trata mejor que a ellos.”

Y no tardaron en demostrar lo que pensaban, pues cuando viajaron hacia Capernaúm comenzaron una discusión tal con los otros discípulos acerca de quién era el mayor, que Jesús mismo, como registra Marcos, no lo dejó pasar y les preguntó: “¿Qué era lo que venían discutiendo por el camino?” (Marcos 9:33-34), “¿Qué era lo que estaban discutiendo con tanto fervor?” Entonces, estos discípulos demostraron su soberbia y le preguntaron a Jesús: “¿Quién de nosotros el más importante en el reino de los cielos?”

B. Combatiendo la soberbia 

Sin embargo, para sorpresa de los discípulos, Jesús no dijo que los mayores habrían de ser aquellos que en esta vida estuvieran dotados con más piedad, obediencia, sabiduría, intelecto o privilegios. Jesús tomó a un niño pequeño, lo puso en medio de sus discípulos y les dijo:

Anuncios 3

De cierto os digo, que si no os volvéis y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos. 4 Así que, cualquiera que se humille como este niño, ése es el mayor en el reino de los cielos.” (verss. 3-4)

Jesús deja claro que el mayor es el que se hace como niño. ¿Pero qué significa ser como niño? Verán, dentro de una sociedad y dentro del mundo los niños no son personas que sobresaltan y sobresalen sobre los demás.

Acerca Ricardo Hernández

Avatar
Servidor de nuestro Señor Jesucristo. Entregue mi vida a Cristo hace más de 20 años, y me gusta compartir los mensajes cristianos que Dios pone en mi corazón.

Revise

Bosquejos Biblicos.. ¿Por qué debo leer la genealogía de Mateo?

¿Por qué debo leer la genealogía de Mateo?

Evangelio de Hoy.. Bosquejos Biblicos.. La genealogía de Mateo tiene mucho que decirnos sobre Dios, sobre Cristo y sobre nosotros. Dios es Fiel, Jesucristo...