Inicio / Bosquejos Biblicos / ¿Por qué debo leer la genealogía de Mateo?

¿Por qué debo leer la genealogía de Mateo?

Evangelio de Hoy.. Bosquejos Biblicos

Evangelio de Hoy.. Texto de la predicación: Mateo 1:1-17

Introducción

“¡Ay no! ¡Una genealogía otra vez!”, “¡Qué sueño me dan estas genealogías!”, “Leeré esto rápido, para llegar a las partes que si tienen alguna utilidad para mi vida”.

¿Quién de nosotros no ha pensado esto, cuando se cuenta con una genealogía? Son esas partes de la Biblia que quisiéramos que no estuvieran allí. Toda la Biblia es inspirada por Dios y es útil para nosotros. ¡Pero qué inútiles pueden ser estas genealogías para nosotros!

Todos estos pensamientos vienen a causa de que no entendemos el propósito de las genealogías en el Libro Sagrado. Pero las genealogías tienen una gran riqueza para nuestras vidas espirituales. Nos enseñan muchos sobre Dios, sobre la salvación, sobre nosotros, y muchas otras cosas.

Anuncios 1

Y la genealogía de Mateo tiene tres cosas qué mostrarnos.

Desarrollo

I. Sobre Dios

a. Qué su plan permanece.

Lo primero que nos muestra la genealogía es cómo el plan de Dios permanece a través del tiempo y las dificultades. Mateo nos presenta la genealogía de Jesús, desde Abraham a David, de David a Zorobabel, y de Zorobabel a Cristo. El punto de Mateo es mostrar que el plan que Dios comenzó desde Abraham, desde el momento que se le apareció, se mantuvo intacto en el tiempo hasta llegar a Jesucristo.

Todos estos personajes mencionados en la genealogía nos traen a memoria muchos de los sucesos que vivieron, y que, al momento, intentaron frenar las promesas de Dios. Abraham y Sara no podían tener hijos, porque eran viejos y ella estéril. Los hijos de Judá no dejaron descendencia a Tamar por ser malos, pero Judá le descendencia a la ex-mujer de sus hijos, aunque lo hizo mal (Gén. 38). Todos los reyes malos de Judá desde Roboán en adelante, los cuales se apartaron del Señor, y aun así, su plan se mantuvo.

Anuncios 2

b. Qué Dios es fiel.

Esto, por supuesto, nos lleva a concluir que Dios es un Dios fiel. Dios mantiene sus promesas y se mantiene firme, a pesar de que el hombre se oponga a Él. Volviendo al ejemplo de los reyes, vemos que, a pesar de todo su pecado, Dios tuvo misericordia de la casa de David, y por eso preservó a estos reyes.

La fidelidad de Dios permanece para siempre. No depende de las acciones del hombre, ni de la oposición que reciba. Ni siquiera depende de la moral o fidelidad del pueblo. Sino de que Él es Dios, y siempre se mantiene Fiel.

II. Sobre Cristo

a. Jesús es Salvador.

La genealogía hace un énfasis especial en que Jesús era descendiente de Abraham, y muchos se preguntan: ¿Por qué? Bueno, el enfoque de Mateo es que Jesús es quien cumple todas las promesas de salvación que se le hicieron a Abraham.

Jesús es el descendiente en quién serían benditas todas las naciones:

Anuncios 3

Ahora bien, a Abraham fueron hechas las promesas, y a su simiente. No dice: Y a las simientes, como si hablase de muchos, sino como de uno: Y a tu simiente, la cual es Cristo (Gálatas 3:16).

Jesús es la simiente prometida que traería la salvación. Jesús también es el que trae la bendición a las naciones, es decir, la salvación por el poder del Espíritu:

… Para que en Cristo Jesús la bendición de Abraham alcanzase a los gentiles, a fin de que por la fe recibiésemos la promesa del Espíritu” (Gálatas 3:14). La tierra prometida a Abraham no la dio Josué, sino Jesús, la entrada a la nueva comunión eterna con Dios (Hebreos 4:9, 14).

Acerca Ricardo Hernández

Avatar
Servidor de nuestro Señor Jesucristo. Entregue mi vida a Cristo hace más de 20 años, y me gusta compartir los mensajes cristianos que Dios pone en mi corazón.

Revise

Nuestra fe opera por amor

Evangelio hoy, en el mundo aprendemos una manera de entender el amor muy lejos de la manera como Dios lo ha establecido; aún los creyentes en Cristo ..