Inicio / Bosquejos Biblicos / El precio de seguir a Cristo

El precio de seguir a Cristo

Evangelio de Hoy.. Bosquejos Biblicos

Evangelio de Hoy.. Texto de la predicación: Lucas 14:25-35

Introducción

Muchas personas escuchan el evangelio de hoy, les parece una buena propuesta y la aceptan de buena gana. Se sienten atraídos por las bendiciones que promete el evangelio. Rápidamente escuchan el mensaje, y las iglesias se llenan de gente.

Tristemente, muchas de estas personas se dejan guiar por su emocionalismo, porque cuando se les presenta les demanda que el Señor hace de ellos, les parece demasiado gravoso. No están dispuestos a hacer todos los sacrificios que son necesarios para ser un cristiano fiel y devoto.

Algunos se molestan; otros se irritan, incluso algunos se entristecen (como el joven rico que se entristeció porque estaba dispuesto a abandonar sus riquezas). En otras palabras, nuestras iglesias están llenas de personas que no están dispuestas a pagar el precio de seguir a Cristo.

Anuncios 1

Ellos no entienden que, aunque la salvación es gratuita, cada persona en particular debe estar dispuesta a pagar un alto precio para ser un servidor fiel del Señor Jesucristo. Veamos como este pasaje nos enseña lo que debemos hacer para ser discípulos del Señor.

Ser discípulo de Cristo

I. Significa Valorarlo por Encima de Cualquier Cosa (verss. 25-27)

a. Dispuestos a sacrificar todo.

Jesús dice que aquel que no pueda aborrecer padre o madre, hermanos, e hijos, no puede ser su discípulo. Él no nos está invitando a tener odio o apatía hacia nuestros familiares, eso sería contrario a la enseñanza bíblica. Su enseñanza va dirigida a que debemos estar dispuestos a dejar todo, si es necesario, para seguirlo a Él.

Aborrecer en este caso, es como sinónimo de sacrificar para seguir a Cristo. De allí que en el versículo 27, se diga que el que no “lleva su cruz” y le siga, no pueda ser discípulo. Es decir, quien no tome el sacrificio, y no sufra lo necesario para seguirle, no puede ser un seguidor de Él.

Anuncios 2

Ahora, Jesús menciona a las personas del seno familiar. Eso es porque el seno familiar son las personas más cercanas y más importantes para la mayoría de las personas. Son a quienes más conocemos, amamos, y a las que estamos más apegados. La idea, entonces, no abarca solamente a la familia, sino a las cosas más importantes de nuestras vidas. De hecho, por eso Jesús habla de “su propia vida” en el versículo 26.

Lo que el Señor está queriendo decir, entonces, es que lo más importante para nosotros no son los lazos sanguíneos, no es nuestra propia vida, sino el Señor Jesús. De modo que, si tenemos que rechazar a la familia, o perder nuestra vida para seguir a Jesús, entonces, debemos hacerlo.

b. La prioridad de Jesús en nuestras vidas.

¿Cuáles son las cosas más importantes de tu vida? ¿A qué cosas te aferras, y no estás dispuesto a sacrificar? ¿Será el dinero? ¿El prestigio familiar? ¿Una carrera? ¿Un trabajo? ¿Una pareja indebida? ¿La comodidad? ¿El confort? ¿Un programa de televisión? ¿Qué es aquello que debes clavar en la cruz para seguir a Jesús?

Sin duda alguna, ¡todo tenemos un ídolo en nuestro corazón! Algo que siempre pondremos de primero y que no estamos dispuestos a sacrificar. Sin embargo, Jesús reclama el primer lugar en nuestros corazones. No es la familia, no es el dinero, no es el prestigio, no es el yo, es Cristo el Señor y Rey de nuestros corazones. Nunca podremos ser verdaderos cristianos, cristianos genuinos, cristianos maduros, cristianos devotos, si Cristo no tiene el primer lugar en nuestras vidas.

Así, pues, cualquiera de vosotros que no renuncia a todo lo que posee, no puede ser mi discípulo.”

Anuncios 3

Ser discípulo de Cristo

II. Significa Calcular el Costo (verss. 28-32)

a. Una evaluación profunda.

Ahora, Jesús nos invita a evaluar el costo de ser discípulo. Para esto, usa dos ejemplos. En el primero dice que los hombres antes de construir una torre debían evaluar el costo que habrían de pagar, no sea que empezaran a construirla, y luego quedara incompleta por faltas de recursos.

Acerca Ricardo Hernández

Avatar
Servidor de nuestro Señor Jesucristo. Entregue mi vida a Cristo hace más de 20 años, y me gusta compartir los mensajes cristianos que Dios pone en mi corazón.

Revise

Evangelio de Hoy.. La biblia y la politca

La Biblia y la política

Evangelio de Hoy.. La relación entre la Biblia y el gobierno, o entre la Biblia y la política. Estos son los principios que nos da la Escritura sobre los gobernantes..