Evangelio de Hoy.. La biblia y la politca

La Biblia y la política

Bosquejos Biblicos

Bosquejos Biblicos

Bosquejos Biblicos.. Texto Biblico: Romanos 13:1-7

Introducción

Muchos se preguntan: ¿Dice algo la biblia sobre los gobernantes? ¿Habla la Biblia algo sobre política? Bueno, en un sentido estricto, la Biblia no es un tratado sobre política. Si intentamos buscar algún sistema político específico, o algún partido político, en la Biblia no lo encontraremos.

Sin embargo, la Escritura sí contiene principios importantes con respecto a la política. Definitivamente, la sumisión a los gobernantes de la que habla este pasaje es un principio político.

Los gobernantes fueron puestos por Dios, y por tanto, les debemos respeto. Así que, en bosquejos bíblicos, hoy veremos qué dice la Biblia sobre los gobernantes.

Desarrollo

I. Las autoridades fueron puestas por Dios (verss. 1-4).

a. Todas fueron puestas por Dios.

El texto dice que toda autoridad civil fue puesta por Dios. Estoy por supuesto, incluye a las autoridades buenas y malas. El apóstol Pablo es enfático que “no hay” autoridad civil sin la aprobación de Dios. Y todas “las que hay” Dios las colocó en ese lugar.

Esto no quiere decir que a todos los debamos el mismo nivel de obediencia. Un gobernante conforme al corazón de Dios será más fácilmente obedecido. Mientras que un mal gobernante, recibirá nuestra resistencia mientras contradiga la Palabra de Dios. Sin embargo, tanto el uno como el otro fueron puestos por Dios. Así que, si no es contrario a la fe, es nuestro deber obedecerlos.

b. El gobierno civil es una institución divina y no humana.

Ahora bien, esto lleva a un principio más importante. El gobierno civil es una institución que no es de creación humana. Algunas posturas políticas, aceptadas por algunos cristianos, dice que el gobierno civil es una institución corrupta creada para el bien del hombre. Sin embargo, esta no es la doctrina bíblica.

Según el versículo 2, oponerse a la autoridad es resistir lo que Dios ha establecido. Es muy claro, Dios ha establecido el gobierno civil. De modo que, aunque estén sujetos al error como otros seres humanos, siguen siendo servidores de Dios para nuestro bien (vers. 4).

c. Oponerse a su autoridad es oponerse a Dios.

Es por eso que esta parte de la Biblia dice que no obedecer a los gobernantes es resistir la autoridad de Dios. Obedecemos a Dios, cuando obedecemos a nuestras autoridades (5to mandamiento).

II. La función de los gobernantes (verss. 3-4).

a. Sumisión de los gobernantes a Dios.

Pero esto no sólo nos da un deber a los ciudadanos o a la iglesia de someternos. También enseña a los gobernantes que deben someterse a la voluntad de Dios. Si Dios los creó, y son sus servidores, entonces, es Dios quien determina cómo llevar a cabo sus funciones.