Evangelio de Hoy.. Predicas Cristianas

Cualidades de una persona de fe

Bosquejos Biblicos

Bosquejos Biblicos

Bosquejos para Predicar Texto Bíblico: Génesis 12:1-4

INTRODUCCIÓN

La palabra nos muestra la verdad de todo lo que el ser humano con su presencia puede alcanzar, por su poder muchos de sus personajes escogidos en el antiguo testamento, aún dan testimonio de su poder y su gracias y nos invita a siempre permanecer en su voluntad.

Dios más que nosotros mismos nos conoce por completo, puesto que el nos creó con sus manos y nos formó desde el vientre de nuestra madre Salmo 139:13.

Es por esto, que hoy vamos a recordar las cualidades de una persona de fe y quien nos proporciona esta fe para poder vencer la duda y el temor, entre las cualidades que nos enseña la vida de Abraham encontramos:

Una persona de fe es obediente

Génesis 12:1-2 Refleja una orden que Dios hizo a Abraham, tengamos en cuenta que el ya tenia una estabilidad donde vivía, pero Dios le dice “Deja tu tierra y tu parentela” es decir todas sus seguridades.

La obediencia implica confiar y respetar, es un cambio de mentalidad que se manifiesta en el corazón de los hijos que aman a Dios.

Ser obediente es la oportunidad que tenemos para establecer una relación genuina con Dios y muestra nuestro amor verdadero a Jesús (Juan 14:32).

Recordemos que al decir Dios esto a Abraham no le habló solo dándole la orden de salir de su zona de comodidad si no que le permite escuchar la promesa que le hizo sí obedecía, esto no debe ser el punto de partida para la obediencia, pero se debe recordar que la obediencia a Dios trae consigo bendición para nuestra vida y nuestras generaciones futuras (Deuteronomios 28:1).

Una persona de fe es generosa

Las preocupaciones de lo que pueda tener o no, no entra en el corazón de una persona llena de fe. La fe permite que nuestra confianza este plenamente en el corazón y no nos preocupemos de las cosas que podamos o no tener.

En Génesis 13:9  luego de la salida de Abraham en obediencia  y al salir con su sobrino Lot suceden riñas entre los pastores de cada uno haciendo así que les tocara dividirse y al ver esto, Abraham le da a escoger a Lot donde quiera estar y él se fue a la parte más fértil.

Nosotros quienes queremos crecer en fe debemos entender que las dificultades no limitan a nuestro Dios ni mucho menos si en algún momento nos sentimos en desventaja con algo que pueda estar sucediendo. Pidamos a Dios tener un corazón lleno de fe y generoso de modo que no nos angustie las cosas que se puedan tener o no. Siempre Dios dará lo mejor a sus hijos.

Una persona de fe no se corrompe

Génesis 14:23 Abraham no acepto soborno de parte del rey de Sodoma. Dios permite esta clase de situaciones para que midamos nuestro carácter frente a las circunstancias que pueden ser tentación para nuestro corazón. Dios nos guía a tomar las mejores decisiones pero, en esto nosotros somos quien decidimos que camino escoger.

Recuerde que Dios ve todos nuestros actos, los ocultos lo que nadie nota. Por esto debemos esforzarnos en tener un corazón que no se desvié por las cosas que pueda ofrecer este mundo.

Una persona de fe ora con poder

Génesis 18:23-33 esta porción bíblica notamos como Abraham intercede para que sea destruida Sodoma y Gomorra, ora con confianza y poder. La oración es la acción que nos acerca a Dios y es la vitamina que fortalece la fe.

No permitamos ser tan pasajeros al orar, oremos convencidos de que Dios nos escucha y esta con nosotros para ser llenos y actuar en fe con poder, creyendo para así mismo ver la gloria de Dios (Juan 11:40).

Una persona de fe fortalece su fe

Lo que más recordamos de Abraham es el sacrificio que estaba dispuesto a hacer de su Hijo Isaac, su único hijo legitimo con su esposa Sara ya en edad avanzada y para mucho sin ninguna esperanza de poder concebir puesto que ella era estéril.

Viendo todas estas cualidades notamos que cualquier persona sin Dios, al escuchar la voz de alguien decirle que entregara su hijo en sacrificio a quien tanto ama, no pensaría nada más sino que estaría loco y olvidaría el tema pero Abraham no, puesto que él ya conocía la voz de Dios y la tenía como una constante en su vida no NEGÓ a Dios su hijo lo que más amaba (Génesis 22).

Acciones como la que acabamos de leer no se pueden realizar sin que exista una fe fuerte y madura. Dios ya hizo este sacrificio por nosotros al enviar a Jesús para nuestra redención y esto que vivió Abraham nos muestra que la fortaleza del cristiano esta en su oración diaria y en su fe.

CONCLUSIÓN

La fe permite que veamos en nuestra vida las promesas de Dios reflejadas, en Génesis 12:1-4 Dios le prometió a Abraham que será una nación grande, que serán benditos quienes lo bendigan, que sobre él todas las familias de la tierra serán bendecidas, todo esto y el ser recordado en Hebreos 11:17 como un hombre de fe que agrado a Dios y no refutó sus palabras no dejan ver que la fe nos conecta con la voluntad de Dios y que estas cualidades no son imposibles, fueron reales en un ser humano llamado Abraham.

Seguramente nosotros podamos agradar a Dios fortaleciendo nuestra fe día a día, y llenemos nuestro corazón de confianza plena en sus palabras, y hagamos la voluntad de Dios en todo tiempo así para el mundo sea locura, recordemos que la palabra de Dios permanece para siempre (Isaías 40:8).

© Ramon E. Duarte. Todos los derechos reservados.

Evangelio de Hoy.. Bosquejos para Predicar

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.