Crecimiento Espiritual.. Bosquejos Biblicos

Crecimiento Espiritual

Bosquejos Biblicos

Bosquejos Biblicos

Bosquejos para Predicar Texto Bíblico: 1 Corintios 13:11; 14:20; Efesios 4:13

INTRODUCCIÓN

Al momento de nacer de nuevo nos encontramos con nuevos retos para seguir en el crecimiento de la vida espiritual. En primer lugar debemos considerar que la vida espiritual se parece a la natural porque así como nacemos debemos crecer es más, debemos avanzar en la oración y la fe que son parte importante del desarrollo de la vida Espiritual.

Es por esto que profundizaremos en tres aspectos que debemos tener en cuenta para empezar a crecer en la vida espiritual. Que nos dice Dios al respecto, y porque es importante para el cristiano el crecimiento espiritual.

Dejar las cosas de niño  (1 Corintios 13:11)

Puede que el crecimiento espiritual no sea tan sencillo de vivir. Más cuando estamos viviendo los inicios de nuestra vida cristiana, donde todo es amor y vemos como nuestro Dios nos enamora a diario y como resultado entendemos con claridad muchos de estos conceptos bíblicos que antes eran confusos.

En consecuencia de este primer amor, Pablo habla a los corintios que se debe empezar a crecer en la fe. Que debemos ser personas que dejemos de pensar en cosas de niño espiritual. Por da un ejemplo: El hecho de que algún hermano de su congregación no lo salude y usted sienta esto como una gran ofensa.

Es bueno dejar ciertas cosas de lado que no nos edifican, y poder seguir nuestro camino en Cristo viéndolo solamente a él como el autor y el Rey de nuestra vida.

De hecho, el texto bíblico también nos habla de no juzgar cosas que no corresponden a la fe. Es decir, todo aquello que nos aleje del perfecto amor del señor. Al contrario es este amor que nos hace tolerar a nuestros hermanos en la fe que como nosotros también están en el camino de ser perfeccionados por Jesús.

Crecer en comprender la Palabra (1 Corintios 14:20)

El motivo del crecimiento espiritual esta en dar gloria a Dios con nuestra vida. Pablo guía a los corintios a que no pensemos como niños ya que debemos empezar a caminar y a crecer en nuestra vida espiritual. Solo se nos indica el ser como niños en cuanto a la malicia que trae el mundo, debido a que esto nos hace perder la santidad que Dios quiere que mantengamos.

Por esto mismo podemos evidenciar que la verdad de Dios frente al pensamiento debe reflejarse en nuestra vida, igualmente en nuestro espíritu. Metanóia es una palabra que significa Cambio de mentalidad. El cambio de mentalidad en la palabra también se menciona en Romanos 12:2 que debemos cambiar nuestra manera de pensar, y así cambiaremos nuestra manera de vivir del mismo modo que pensamos vivimos y actuamos. Por esto debemos someter estos pensamientos a la obediencia y madurez que Jesús tuvo en su paso por esta tierra.

Es por esto que debemos pedir a Dios que nos renueve nuestra mente. Y una de las herramientas que él nos dejó para esto fue la palabra de Dios. Busquemos estar atentos a la palabra. Pidamos ayuda al Espíritu santo para que podamos cultivar pensamientos que agraden a Dios, y entender el propósito de nuestra vida acá en la tierra. Como resultado veremos un crecimiento espiritual, y las cosas que nos costaban, ya no son tan imposibles de resolver puesto que Dios es quien da el crecimiento a la semilla de la fe que se plantó en nuestro corazón. Por lo tanto esforcémonos en crecer en oración y fe.

Esforzarnos es tener la estatura de Cristo  (Efesios 4:13)

Parece que el camino cristiano trae muchos retos ¿verdad? Recordemos que estamos acá en esta tierra para ser moldeados, y cada día parecernos más a nuestro salvador, del mismo modo que él nos enseñó el amor y la obediencia a Dios.

El texto bíblico nos indica la importancia de esforzarnos. Pero, ¿qué quiere decir eso de esforzarnos? El esfuerzo implica sacrificios constantes. Es decir que es algo que nos puede costar mucho trabajo, lagrimas, o puede ser muy difícil de lograr.

Sin embargo  obtener una estatura de fe en este pasaje no nos indica solo a nosotros, sino a la iglesia. Es decir, que no pretendemos ser los únicos que crezcamos en realidad. Debemos crecer parejo con el hermano que acaba de encontrar a Jesús como su Señor y Salvador.

Pero ¿Cómo puedo hacer que otro crezca? Su reflejo, su actitud es el primer ejemplo de crecimiento y madurez que muchos verán como referencia de fe. De manera similar nos sucedió a nosotros.

Recuerde que la Iglesia es el cuerpo de Cristo y él es nuestra cabeza (Colosenses 1:18). De esta manera, podremos entender que no podemos ser un organismo deforme. Debemos crecer en plenitud, como un cuerpo perfecto homogéneo.

CONCLUSIÓN

Como consecuencia del sacrificio de Jesús en la cruz, debemos comprender que la verdad en su palabra nos da madurez, y permite que podamos ser un cuerpo efectivo y constante en contra de las asechanzas del enemigo.

Recordemos que estamos en un mundo espiritual que no es ajeno al poder que tenemos como hijos. Por lo tanto, no debemos desfallecer y crecer todos en plenitud. Esforzándonos y amándonos como Cristo nos amó y nos comprendió al momento de recibirnos como parte de su reino.

© Ramon E. Duarte. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas.. Bosquejos para Predicar

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.