Retorno de Cristo.. Bosquejos Biblicos.. El regreso de Jesucristo

Dejando todo por Dios

Bosquejos Biblicos

Bosquejos para Predicar Texto Biblico:Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo.Filipenses 3:8

Introducción

Cuando no hemos conocido la palabra de Dios y vivimos nuestra vida sin tomar en cuenta al Señor creemos que todo está bien, pero al final de los tiempos tendremos que dar cuenta a Dios y ahi sera el lloro y crujir de dientes dijo Jesús.

Pero cuando venimos al conocimiento de Cristo y su palabra todo cambia, nos damos cuenta que estábamos perdidos y con Cristo encontramos el camino. El camino que Dios nos ofrece es un camino de paz y felicidad. La paz y felicidad que Dios da no es como la que da el mundo, es una paz verdadera que sobrepasa todo entendimiento.

1) La vida antigua (Filipenses 3:5-6)

Pablo tenía una vida a que aferrarse, pues era tenido en estima por sus conocidos, cuando él era perseguidor de la iglesia. Aun los cristianos se sorprendían cuando se convirtió al Señor. Todo lo que hacía iban en una dirección, pero cuando vino Cristo a su corazón tuvo que parar y dar un giro completo a su vida. Eso no fue impedimento, lo dejo todo, todos sus amigos y conocidos, todo lo que había aprendido lo desecho por conocer a Jesús.

a) Debemos dejar el viejo hombre (Efesios 4:22)

Debemos despojarnos del viejo hombre, abandonar nuestra manera de vivir y aprender a tener una nueva vida en Dios. Ese hombre que está viciado, está corrompido con los deseos del mundo debemos dejarlo, abandonarlo y dejar que se pierda. Porque la vida nueva es mejor, la vida nueva es más grande y bendecida.

b) Rescatados por Dios (1 Pedro 1:18)

Hemos recibido esa vida por el mundo y es todo lo que conocemos cuando Cristo no ha nacido en nuestro corazón. Pero cuando Cristo viene a nuestra vida somos rescatados de esa vieja manera de vida y tenemos una nueva vida. Dios nos rescata de la vida de perdición para darnos la salvación.

2) La transformación de Cristo (Romanos 12:2)

Dios nos invita a que nos transformemos, que nuestra mente sea renovada y no pensemos más como carnales sino como espirituales. Dios puede ayudarnos a vivir en el Espíritu, para fortalecernos y que nuestros pensamientos estén alineados con la voluntad de Dios. Cristo quiere transformar todo nuestro ser, y nuestro espíritu, alma y cuerpo estén sirviendo al Señor.

a) Aceptando a Cristo (Romanos 10:9)

Cuando aceptamos a Jesucristo y le recibimos en nuestro corazón, empieza la nueva vida. Poco a poco la palabra de Dios y su Espíritu empezarán a hacer efecto en nosotros para obtener un nuevo comportamiento un cambio de valores dentro de nuestro corazón. El cambio que Cristo da es total en nuestro ser, un cambio radical de vida.

b) Resucitados a nueva vida (Romanos 6:4)

Así como cristo murió y resucitó así nosotros al venir a Él morimos a nuestros deseos y concupiscencias para dejar que Dios llene nuestro ser y nos de una nueva mente, una nueva forma de vivir.

3) El mundo se hace nuestro enemigo

Cuando venimos a Cristo, dejamos el mundo. El mundo y el enemigo empiezan a atacarnos pues han perdido a un soldado de su ejército. Esos ataques pueden tener éxito si no estamos preparados. Pero Dios está listo para fortalecernos y ayudarnos en esta lucha por nuestra alma.

a) El Diablo nos ataca (1 Pedro 5:8)

El diablo se convierte en nuestro enemigo, pues él no quiere que la palabra de Dios haga su efecto en nosotros. Todo lo que es contra Dios viene a atacarnos y a querer destruirnos. Pero Dios está para defendernos y ayudarnos contra esos ataques mortales. Debemos refugiarnos en Dios, pues solo con su fuerza podemos hacer frente al enemigo.

a) Aun la familia (Lucas 12:53)

Aun la misma familia se pone en contra de la decisión que tomamos cuando venimos a Cristo. Pero Jesús así lo profetizó. Pedro pone su ejemplo de cómo ellos, los apóstoles, dejaron todo por seguir al maestro. Así que no debe sorprendernos cuando hasta nuestra misma familia nos rechaza por causa del camino de verdad.

4) Bendiciones de Dios

Pero la vida que dejamos no se compara a la nueva vida. Una vida con Dios es mucho mejor que una vida que nos lleva a la muerte eterna.

a) Dejándolo todo (Marcos 10:29)

Pedro confesó a Jesús que había dejado todo, Jesús le dijo que de cierto su recompensa está preparada. Dios nos bendice con toda bendición espiritual en esta vida y en la vida que está por venir, la vida eterna.

b) Nueva criatura (2 Corintios 5:17)

Ahora somos nueva criatura, todo viene a ser nuevo. Una nueva oportunidad se abre delante de nosotros, con posibilidades infinitas en Dios. Ahora todo es nuevo para nosotros, Dios de nuestro lado abre todo tipo de posibilidades. Toda bendición que viene de Dios sobremanera grande. 

Conclusión

La vida que conocemos sin Dios no vale la pena pues al final nos lleva a muerte. Pero la vida en Cristo es una vida de bendición y prosperidad. Debemos renovar todo nuestro ser y aprender a vivir conforme a lo que Dios nos ha mandado en su palabra.

Dios toma en cuenta cuando dejamos esa vieja manera de vivir y dejamos todo lo que conocíamos por llegar a conocer a Cristo. Dios bendice esa actitud y nos da la nueva vida llena de paz y felicidad y en el fin de los tiempos, la vida eterna.

© Mauricio Alvarez. Todos los derechos reservados.

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.