Bosquejos Biblicos.. La amistad con el mundo

La amistad con el mundo

Bosquejos Biblicos

Predicas Cristianas

Predica the Hoy Texto Biblico: Santiago 4:1-10; 1 Juan 2:15-16

Predica de Hoy tema principal: La amistad con el mundo

Introducción

Es bastante común escuchar siempre en nuestra vida de Fe la frase: “Mundo”. Y suele salir la pregunta obligada que muchos nuevos convertidos pueden hacer: bíblicamente, ¿Qué significa Mundo?

Cuando se habla del mundo, no se están refiriendo al planeta, al globo terráqueo. Esa palabra Mundo el de la creación viene del griego “cosmos”, y significa sistema ordenado. Es decir; la creación perfecta de Dios. Pero el mundo que habla la palabra de Dios haciendo énfasis en 1 de Juan y en el libro de Santiago, se refieren al sistema gobernado por el enemigo y que están en contra de las cosas santas de Dios. Según la biblia, el mundo son:

  • 1) Los deseos de la carne
  • 2) Los deseos de los ojos
  • 3) La vanagloria de la vida. (1 Juan 2:16)

a. Los deseos de la carne es todo aquello que apela al apetito carnal o físico.

Aunque los deseos naturales del cuerpo no son inherentemente malos (la necesidad de comida, bebida y satisfacción sexual), el diablo puede usar estas cosas lícitas (lícitas dentro de sus límites) para esclavizar al hombre. (1 Corintios 6:12).

En medio de la tentación, el maligno usa los deseos internos lícitos para producir pasiones carnales contrarias a Dios (la glotonería, la fornicación, adulterio, la lujuria, la mentira, etc..)

b. Los deseos de los ojos

Es todo aquello que tiene que ver a las demandas insaciables de la vista (Eclesiastés 1:8). En esta tentación, el maligno usa la atracción externa mala, como el deseo de la mujer del prójimo para generar codicia. (Génesis 3:6;  Josué 7:21). Eva en el Edén y Acan en el desierto sucumbieron a este tipo de tentación cuando codiciaron lo prohibido.

El diablo trató de tentar a Jesús por medio de los deseos de los ojos cuando “le mostró todos los reinos del mundo y la gloria de ellos, y le dijo: Todo esto te daré, si postrado me adorares” (Mateo 4:8-9).

c. La vanagloria de la vida

Es todo aquello que tiene que ver a la jactancia, arrogancia, orgullo o soberbia. Los israelitas sucumbieron a este tipo de tentación cuando “fueron soberbios, y endurecieron su cerviz, y no escucharon [los] mandamientos” de Dios (Nehemías 9:16).

El diablo también trató de tentar a Jesús por medio de la vanagloria de la vida cuando “le llevó a la santa ciudad, y le puso sobre el pináculo del templo” y le sugirió que desafiara a Dios (Mateo 4:5-7).

Quiere decir entonces que todas éstas cosas antes descritas son lo que nos separan de Dios. A esto se refiere la palabra de Dios cuando habla del Mundo.

No hagas alianzas con el mundo

Las alianzas con el mundo no son buenas, el que negocia así, sale perdiendo. Cualquiera que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios, eso lo dijo el apóstol Santiago, así que no hagas alianzas con el mundo. (Santiago 4:1).

Hago énfasis en algo, no enlazarse con el mundo no significa que vamos a vivir en una burbuja paralela de la realidad que vivimos, No. Ud debe vivir una vida sujeta a Dios, pero con los pies sobre la tierra, sujeto a las autoridades terrenales Tambien.

Ud. glorifica a Dios cuando es una persona ejemplar y da testimonio de un ciudadano diferente e integro. (Romanos 13:1; 1 Pedro 2:13). Hay hermanos que renuncian a su trabajo porque trabaja en un ambiente que nadie es Cristiano, hay otros que son más extremos; no se reúnen con su familia de sangre porque nadie es Cristiano tampoco, y así muchos casos más.

Amados, si Dios te dio ese empleo y te puso en un lugar, no es para que huyas de allí, sino; para que seas luz en medio de tanta tiniebla. Si estás en medio de tu familia y nadie conoce de Dios, ésta es la oportunidad perfecta para acercarte a ellos y compartirles del amor de Dios y de la salvación.

Cuando Dios te pone en un lugar de pecado es para que seas luz y sal de la tierra y traigas la presencia de Dios a ése lugar. Nosotros no somos cobardes ni retrocedemos, porque tenemos un espíritu de poder, de amor y dominio propio. (2 Timoteo 1:7).

Conclusión

Es necesario estar llenos del Espíritu Santo de Dios para permanecer firmes en Él. Y muy fervientes en la oración para descubrir toda mentira y artimaña del enemigo y destruir sus planes.

Hoy decídase renunciar a todo patrón legalista y religioso y enfóquese en hacer la voluntad de Dios en su vida. Sea un cristiano hijo de Dios que marque la diferencia en conducta, en amor, en inteligencia, en modelo de familia, que cuando vean tu forma de vivir ellos quieran tener lo mismo que tú tienes, es decir; a Jesucristo.

Vaya y acérquese a su familia, a sus hijos, amigos. Hábleles de lo que Dios ha hecho en su vida, trátelos con amor y compasión de lo alto y Ud. empezará a cambiar todo a su alrededor en el nombre de Jesús.

Mientras lidiamos diariamente con las atracciones de este mundo, recordemos que “el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre” (1 Juan 2:17).

Dios te bendiga.. Buenos días y Bendiciones

Redactado por Edwin Rodríguez para El Evangelio de Hoy.

© José R. Hernández. Todos los derechos reservados.

El Evangelio de Hoy.. Predicas Cristianas

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.