Bosquejos Biblicos.. La llegada de la promesa

La llegada de la promesa

Bosquejos Biblicos

Bosquejos Bíblicos

Bosquejos para Predicar Texto Biblico:Porque yo derramaré aguas sobre el sequedal, y ríos sobre la tierra árida; mi Espíritu derramaré sobre tu generación, y mi bendición sobre tus renuevos,” (Isaías 44:3)

Prédica de Hoy: La llegada de la promesa

Introducción

Son muchas las promesas de Dios en su palabra, las cuales las ha cumplido. Sabemos que el Señor no es mentiroso y si ha prometido algo lo cumplirá como hasta este momento.

Pero hay unas promesas escritas en la palabra del Señor, promesas grandiosas que han venido a ser de bendición a la humanidad entera. Esas promesas son la llegada del Salvador y la llegada de su Espíritu Santo a nuestra vida.

Anuncios

La llegada del Mesías fue anunciada por los profetas. Dios mismo prometió un salvador desde que tuvo que expulsar a Adán y Eva del Huerto del Edén. Dios tenía un plan para que la humanidad recibiera de su misericordia en un día maravilloso.

Las promesas de Dios van desde bendiciones materiales, familiares, bendiciones personales y a naciones enteras. Pero también Dios promete el castigo del pecado, la corrección y la justicia sobre todas las cosas. Pero la promesa del Salvador y la promesa de su Espíritu sobre nuestra vida son las bendiciones más especiales del Señor para nuestra vida.

1) La promesa del Salvador (Jeremías 31:31-34)

Dios había prometido un salvador. Desde el momento que la primera pareja que pisó esta tierra fueron desobedientes, Dios prometió un salvador que vendría de la simiente de la mujer. Pero no solo ahí, sino que a lo largo de la historia, Dios le reveló a los profetas como sería la venida del Señor.

Encontramos en el libro de Isaías muchas de esas profecías del salvador del mundo, de cómo sería su nacimiento, de cómo sería llamado. La humanidad necesitaba de un Salvador, porque desde que el pecado entró en el mundo contaminó a todos, así lo declara Pablo de cómo el pecado había entrado a través de uno y por el pecado la muerte, pero así vino un salvador para que a través de Él viniera la vida.

Anuncios

2) La promesa de su Espíritu (Joel 2:28)

Pero Dios también prometió en su palabra de cómo Él derramará de su Espíritu sobre toda carne. En el pasado el Espíritu de Dios venía sobre determinadas personas, sobre los profetas y Dios los tomaba y ponía las palabras en sus bocas.

Pero la promesa del Señor es que su Espíritu vendría sobre todas las personas, así dice en este versículo del libro del profeta Joel, cuando Dios declara que su Espíritu vendrá sobre los ancianos, sobre los jóvenes y estos profetizarán y tendrían visiones.

Así lo declaró el Señor a través de sus profetas, y así como lo prometió debía cumplir esa promesa. De esa manera no solo estaría reservado la llenura del Espíritu Santo a algunos, sino a todos los que quisieran recibirlo.

a) En el Antiguo Testamento (Ezequiel 37:14

La promesa de su Espíritu vino para dar esperanza. Dice su palabra que el Espíritu venía sobre un profeta y este no sabía a dónde iba ni de dónde venía, porque el Espíritu de Dios los llevaba a donde Él quería, no donde el profeta quería ir.

Pero Dios prometió que derramaría de su Espíritu sobre toda carne, para que todos pudiéramos ser guiados por Él. Cuando el Espíritu Santo viene a nuestra vida Él puede guiarnos, si le escuchamos y obedecemos. Así hacemos la voluntad de nuestro Padre, cuando vamos a donde Dios nos manda, porque Dios nos envía a cumplir sus mandamientos y así ser bendecidos por el Señor al obedecerle.

Anuncios

b) En el Nuevo Testamento (Juan 15:26)

Cuando el cumplimiento de la promesa de la llegada del Mesías fue cumplida el mundo se llenó de esperanza. Pero el mundo esperaba que el reino de Dios se estableciera en la tierra, no esperaban que el Mesías tuviera que irse y dejarnos solos. Pero Jesús no nos dejó solos, Él prometió que enviaría a un consolador.

La promesa de la venida del Espíritu Santo, la misma que había sido prometida en el pasado, reafirmó Jesús esa promesa y fue completada el día de Pentecostés. En ese día maravilloso hubo un estruendo recio y muchos se sorprendieron cuando el Espíritu Santo tomó a los que estaban reunidos y cambió sus vidas.

3) Frutos del Espíritu (Gálatas 5:22-23)

Cuando el Espíritu Santo viene sobre alguien Dios cambia su vida. Así vemos como los primeros cristianos tenían todas las cosas en común. Es el Espíritu Santo quien convence al mundo del pecado. Es el Espíritu Santo que nos habla por medio de la palabra y nos indica cómo debe ser nuestra forma de vida.

La vida de ese pescador tosco para hablar cambió y se convirtió en un verdadero predicador del mensaje de Jesucristo. Así la vida de todas las personas que reciben la promesa está llena de amor, de gozo y de todo esos frutos descritos en su palabra.

Conclusión

En Hechos 2:39 el Señor nos dice que para nosotros es la promesa, también en Isaías 44:3 nos dice el Señor que derramará de su Espíritu sobre nuestra generación y sus bendiciones estarán con nosotros.

Es una promesa que el Señor nos ha hecho y quiere cumplirla. Debemos pedir al Señor el cumplimiento de esa promesa, Dios lo ha prometido y quiere darnos de su Espíritu para llenarnos de sus bendiciones, recibamos la gloria de Dios.

© José R. Hernández. Todos los derechos reservados.

El Evangelio de Hoy… Bosquejos para Predicar

Por favor respete los derechos de autor. No copie y pegue este material en otros sitios web o redes sociales. El plagio es robo.

Tagged
Jose R. Hernández
José R. Hernández; educación cristiana: Maestría en Teología. El Pastor Hernández y su esposa nacieron en Cuba, y son ciudadanos de los Estados Unidos de América.
https://www.elnuevopacto.com/

Deja una respuesta