Predicaciones Cristianas | Consejo de Dios | El Evangelio de Hoy

La sabiduría

Bosquejos Biblicos

Bosquejos Bíblicos

Prédica de Hoy: La sabiduría: su lugar en nuestra vida espiritual 

Bosquejos para Predicar texto Bíblico: Efesios 1:7-9

Introducción

Cuando hablamos de sabiduría, algunas veces parecemos referirnos a cierta cualidad intelectual de una persona que la hace destacar entre las demás. Pero también, en otras ocasiones, lo que intentamos es resaltar positivamente su conducta en todos los aspectos de su vida. Así, por ejemplo, nos dice la Biblia que el rey Salomón, hijo del rey David, gozaba de una vasta sabiduría.  

Anuncios

I. La sabiduría como atributo intelectual

Salomón, efectivamente, según relatan las Sagradas Escrituras, era un hombre diestro en la literatura de su tiempo. Había sido autor de miles de proverbios y de más de un millar de cantares.

Pero aún hay más: era alguien totalmente versado en botánica y zoología. No es de extrañar, entonces, que la sabiduría de Salomón haya sido conocida más allá de su reino (Cf. 1 Reyes 4: 29-34).  En Salomón, pues, podemos ver representada esa sabiduría que a veces se asocia a una habilidad intelectual. 

II. La sabiduría como norte de nuestras obras

Sin embargo, cuando usamos la expresión ‘sabiduría’ como un atributo apreciable del comportamiento de una persona, solemos considerar otros aspectos. En este contexto, alguien sabio es quien cuida su comportamiento de tal manera que sus acciones sobresalgan por transmitir serenidad.

Como nos dice la Biblia en Santiago 3:13: ‘¿Quién es sabio y entendido entre vosotros? Muestre por la buena conducta sus obras en sabia mansedumbre.’ La Biblia también relaciona la sabiduría como una cualidad propia de una vida decorosa y libre de arrogancia.

Anuncios

El mismo Salomón, en Proverbios 11:2, nos guía en este punto al afirmar que ‘Cuando viene la viene también la deshonra. Mas con los humildes está la sabiduría.’ 

La palabra del Señor nos da más luces sobre este tipo de sabiduría. Se trata de una sabiduría ajena a toda actitud conflictiva o envidiosa. Además, se mantiene lejos de la impiedad y de la dureza. No anida cizaña alguna ni falsedad en el corazón: ‘la sabiduría… es primeramente pura, después pacífica, amable, benigna, llena de misericordia y de buenos frutos, sin incertidumbre ni hipocresía.’ (Santiago 3: 17).

Por ende, reconocemos que alguien es sabio en su conducta cuando en sus obras vemos pureza, paz, amor y misericordia. Centrémonos un poco más en este tipo de sabiduría y veamos cómo se ejerce o manifiesta.  

III. Sabiduría como obediencia a Dios

En nuestra vida espiritual, la sabiduría, como lo expresaba la cita de Santiago, se entiende como una filosofía de vida. En otras palabras, la sabiduría tiene un enfoque práctico dentro de nuestra relación con Dios.

Tagged