Inicio / Estudios Biblicos / ¿Cómo ser un hombre conforme al corazón de Dios?

¿Cómo ser un hombre conforme al corazón de Dios?

Estudios Biblicos

Estudios Biblicos.. Texto Biblico: Génesis

Introducción

Estamos en una época donde la masculinidad y feminidad bíblicas han sido completamente desvirtuadas. Cualquier intento de definir al hombre y la mujer ha llegado a ser un delito en muchos países.

Ya tenemos un estudio bíblico sobre el rol de la mujer en la familia (El rol de la mujer: Ver Estudio Biblico Aquí).  Y en nuestro estudio bíblico de hoy, hablaremos sobre la definición bíblica del rol del hombre. La causa de la lucha de las feministas y de la ideología de género se levanta originalmente contra la definición “antigua” sobre el hombre. Las feministas alegan que tal definición es culturalmente opresiva.

Además, la ideología de género considera que esta definición coarta la libertad de muchos hombres. Pues, no permite que aquellos que quieran ser mujeres, tengan la libertad de hacerlo y sentirse plenos como tal.

Anuncios 1

Sumado a esto, tenemos el hecho de que muchos han intentado definir el rol del hombre a través del machismo. Ser hombre es ser insensible, tirano, agresivo, y completamente ausente de la crianza de los hijos. Los verdaderos hombres no lloran, los verdaderos hombres no se inmiscuyen en cosas de mujeres, como el cuidado del hogar. Los verdaderos hombres trabajan mucho, mandan a sus esposas, mientras ven televisión después del trabajo.

En vista, entonces, de que el rol del hombre está corrompido en nuestra sociedad, necesitamos entender que dice la Biblia al respecto. Más aun, sabiendo que muchos cristianos, sin darse cuenta, adoptan las posturas humanistas, en lugar de las bíblicas. Tenemos que entender que los cristianos estamos luchando contra personas que intentan ganar el corazón y mente de nuestros hijos hacia estos ideales. En esta lucha, no sólo fallarán nuestros matrimonios, y dejaremos de obedecer a Dios, nuestras familias están siendo atacadas.

El feminismo.

Muchos creen que este movimiento intenta liberar a la mujer de la esclavitud impuesta por el hombre. Por lo menos, lo es así en el feminismo de la segunda y de la tercera ola.

Sin embargo, aunque aborrecemos el machismo, el feminismo no ha propuesto algo mejor. De hecho, el feminismo es una aplicación del machismo a la mujer. Porque no es una lucha equitativa por los derechos de ambos sexos. No intentan darle valor y función a cada rol. Antes bien, el feminismo desea que las mujeres obtengan el poder tiránico y opresivo del machismo. En otras palabras, el feminismo pretender dar empoderamiento a la mujer pisoteando la dignidad del hombre.

Es por eso razón que, aunque el feminismo lucha contra la terrible idea del machismo, no se diferencia en nada de él. Sólo ha servido para humillar a los hombres. Y promover la rebeldía, la ausencia familiar, y la altanería en las mujeres.

Anuncios 2

El resultado, entonces, es que muchos hombres han abandonado el rol bíblico que Dios les ha dado. Algunos se comportan como mujeres (literalmente). Otros, viven sometidos a sus esposas. Los hombres se han vuelto el símbolo nazi de nuestra actualidad.

Ser hombre en este tiempo es una vergüenza, implícita o explícitamente. Explícitamente, porque la campaña feminista promueve que ser hombre te hace necesariamente malo. E implícitamente, porque no es un secreto que los padres en nuestra sociedad son el objeto de burla de sus mujeres e hijos.

Por otro lado, este abandono del rol del hombre no sólo se debe al feminismo. También es que los hombres cristianos hemos dejado de actuar bíblicamente. Pero si somos temerosos de Dios, debemos ajustarnos a su diseño.

Amar a Dios.

En primer lugar, el primer rol del hombre es amar al Señor Dios con toda su mente y su corazón. Es imposible que un hombre sea un verdadero hombre a menos que tema a Dios. Todos los mandamientos escriturales hacia el hombre pierden sentido, si este no es un hombre sumiso Dios.

Tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento, vemos la figura de un verdadero hombre. Abraham, Moisés, David y Salomón y otros, son representaciones visibles de lo que debería ser un verdadero un hombre temeroso de Dios. En el Nuevo Testamento, tenemos a los apóstoles, pero especialmente, a Jesucristo.

Anuncios 3

El Señor Jesús enfatizó muchas veces que vivía para hacer lo que el Señor le había encomendado. Él descendió del cielo para hacer la voluntad del que lo envió (Juan 6:38). No buscaba hacer su propia voluntad, sino la de Dios (5:30). Tanto fue su obediencia, que se dice que “no hizo pecado, ni se halló engaño en su boca” (1 Pedro 2:22). Jesús es el verdadero hombre, quien nos dejó ejemplo para ser verdaderos hombres.

Sin embargo, es cada vez menos la cantidad de hombres que están dispuestos a amar a Dios con todo su corazón. Es increíble, pero nuestras iglesias están compuestas de más mujeres que de hombres. Las mujeres son más serviciales y consagradas al Señor que muchos hombres. Las mujeres están más dispuestas a sacrificar todo por agradar al Señor.

Acerca Jose R. Hernandez

Avatar
José R. Hernández; educación cristiana: Licenciatura en Teología, y Maestría en Teología. Fundador de Nuevo Pacto Corporation, dba. "Ministerio El Nuevo Pacto" en el año 1999.

Revise

El milenio

El milenio

Evangelio hoy, ¿qué es el milenio? ¿Cuándo ocurrirá? ¿Qué sucederá durante ese tiempo? No pretendo saberlo todo en cuanto a este tema. Pero les sugiero...