Inicio / Mensajes Cristianos / Una Mujer de Fe

Una Mujer de Fe

Mensajes Cristianos:

Hebreos 11:1-3Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve”.

Fe significa abandonar toda confianza en si mismo, en nuestras propias fuerzas, en nuestros propios recursos, en nuestras habilidades y razonamientos; es decir, en todas las cosas que vemos o en lo que nos podemos apoyar humanamente.

La fe es confiar en las cosas que no se pueden ver, porque lo que se ve ¿a que esperarlo? Si ya lo estamos viendo; si esperamos con paciencia lo que no vemos, si lo aguardamos con la seguridad y certeza en nuestro corazón, lo recibiremos, esta es la verdadera fe; (Marcos 11:22-23).

La fe en Dios es creer plenamente en Él y sus promesas, su provisión y su preocupación por nosotros, sabiendo que al entregar nuestras vidas como posesión de Dios, Él mismo toma el control de todos los aspectos de nuestras vidas.

Tu puedes ser una mujer de fe teniendo tu propia convicción del Poder y de la presencia de Dios en tu vida; aunque a veces frente a las evidencias que parece todo lo contrario, siendo tu una mujer de fe no vas a desfallecer, sino que te fortalecerás en la fe y en la seguridad de las promesas de Dios.

Como una mujer de fe tienes la seguridad fehaciente de lo que has pedido en la perfecta voluntad de Dios lo has recibido, no mirando el tiempo del cumplimiento de la promesa o las circunstancia adversas, sino que te aseguras y te aferras con mayor fuerza en ellas, no desmayando en la espera, sino accionando la palabra de fe, confesándolas con tus palabras, sabiendo que lo que confesares creyéndolo en tu corazón lo recibiereis.

Dios tiene el tiempo del cumplimiento de las promesas, Abraham tuvo que esperar 25 años para recibir la promesa, pero el no desfalleció sino que se fortaleció en ellas, su fe fue contada por justicia.

No fue fácil para él, las circunstancias no eran favorables para recibir la promesa, la ancianidad de Sara, sus pocas fuerzas y el haber perdido su fertilidad de mujer para ser madre, todo humanamente indicaba la imposibilidad de que la promesa de Dios no se cumpliera en ellos, Abraham fue el padre de la fe y hoy tu puedes ser la hija de la fe, una mujer con una fe inquebrantable convencida del poder de Dios y de su perfecta voluntad, Él es Todopoderoso para cumplir todo lo que te ha prometido.

La fe si no tiene obras es muerta en si misma (Santiago 2:17-20), tienes que asegurarte que tu fe sea una fe viva, no una fe muerta, esta no es una fe verdadera ni genuina, esta clase de fe no alberga esperanza, es una emoción momentánea que desaparece sin dejar evidencias ni frutos.

Sin las obras, la fe es muerta no hay crecimiento, no hay frutos, no hay desarrollo, no hay acción, la falta de obras demuestra que se engañan o se mienten a si mismos.

Hay un ejemplo claro en la parábola de los talentos, (Mateo 25:18) el siervo inútil y negligente no acciono su fe para multiplicar el talento que su Señor le había entregado, lo dejó morir en sus manos y no se multiplico ni dio fruto alguno.

La mujer de fe es aquella que tiene una fe viva, activa, que se mueve constantemente en fe, que sabe oír y obedecer a la voz de Dios, Romanos 10:17Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios”.

La mujer de fe sabe que la palabra de Dios es vivificada por el Espíritu Santo

La mujer de fe sabe que le da la revelación y acción en la fe; se hace vida en ella, la mujer de fe es sensible a la voz de Dios, conoce a Dios, interpreta a Dios y obedece su palabra; sabe que su obediencia traerá bendición, que su fe es activa y operativa en la palabra recibida, la fe viva produce movimiento, acción, desarrollo, crecimiento y trabajo.

La verdadera fe se muestra no en el decir, sino en el hacer, una fe genuina, viva y verdadera en nuestro Señor Jesucristo traerá importantes cambios en tu vida producirá en ti abundantes frutos, obras, resultados y bendiciones.

Piensa en este momento conforme a la palabra si tu eres una mujer de fe, si tu fe es una fe viva y activa, si tu fe ha producido cambios en ti y en tu entorno, piensa si puedes mostrar con tus obras tu fe.

Haz un balance de tu vida, cuantas bendiciones recibiste por creer en el poder de Dios y en sus promesas o cuantas bendiciones perdiste por tu falta de fe, piensa si fuiste prosperada en todos tus caminos, piensa cuantas almas has ganado para el Reino de Dios por tu fe, cuantos en tu familia has ganado para Cristo por tu fe, por tu constancia y perseverancia, o cuantas estas perdiendo por tu incredulidad, Hechos 16:31 “Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa”.

Hoy puedes cambiar tu vida, ¿Quieres ser una mujer de fe?

Cree en Dios y en el Señor Jesucristo; cree en la palabra de Dios pues en ella hay vida y poder; cree que Dios todo lo puede y que no hay nada imposible para Él.

Cree que la fe mueve montaña y todo lo que pidas a Dios en el nombre del Señor Jesucristo creyendo lo recibiréis; cree aunque todo parezca lo contrario, el tiempo y las circunstancias te digan que no, sigue creyendo, nunca pierdas la fe y la confianza en Dios, deja que el Señor Jesucristo controle todos los aspectos de tu vida, 2ª Corintios 1:20Porque todas las promesas de Dios son en Él sí, y en Él amén”.

Recuerda que Dios es tu salvador, es un Dios de amor que con amor eterno te ha amado, es un Dios justo y misericordioso, Dios es fiel, eterno y verdadero, es tu pastor y nada te faltará, es tu justicia, tu ayudador, tu amparo, tu sanador, tu fuerza, tu proveedor, tu paz, Dios es tu pronto auxilio en la tribulación, Dios es el Todopoderoso, Él te sustenta con la diestra de su justicia.

1ª Pedro 1:7-9Para que sometida a prueba vuestra fe, mucha mas preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra, cuando sea manifestado Jesucristo, a quién amáis sin haber visto, en quién creyendo, aunque ahora no lo veáis, os alegráis con gozo inefable y glorioso; obteniendo el fin de vuestra fe, que es la salvación de vuestras almas”.

Mujer de fe, tómate de esta promesa de Dios y avanza en el camino que Dios te ha trazado sabiendo que tienes guardada la recompensa en los cielos.

Él Dios Todopoderoso te Bendiga.

© Nora Coria. Todos los derechos reservados. 

El Evangelio de Hoy: Mensajes Cristianos

Acerca Nora Coria

Nora Coria
Soy la esposa del Pastor Luis Alberto Coria y tenemos cuatro hijos; llegamos a los pies de Cristo en el año 1996 en el Ministerio Visión Mundial Para La Familia. En el año 2001, establecimos una congregación en nuestro hogar; Iglesia Nueva Jerusalen, en Cordoba, Argentina.

Revise

Evangelio de Hoy - Sueños rotos...

Sueños rotos…

Evangelio del Dia.. Si ves que de pronto algo  no ha salido como esperabas, si tus sueños se han roto, preséntate ante tu creador, agradécele por  todo  lo que ya ha hecho  por ti, por lo que hará y por ser un PADRE que cuida de ti. ¿Estás listo para aceptar la Soberanía de Dios en tu vida? ¿Estás dispuesto a decir..?

Deja un comentario