Mensajes Cristianos- Vivir el evangelio de hoy

Apartados de la carne

Mensajes Cristianos

Mensajes Cristianos

Evangelio de Hoy – Texto Biblico: Romanos 8:4-15

Admiro y aprecio cada una de las cartas que escribió el apóstol Pablo, porque cada una lleva el sello de un hombre renovado que amaba al Señor.

 De perseguidor a predicador

El apóstol Pablo luego de haber sido perseguidor de la iglesia tuvo un encuentro con El Señor Jesús que lo marco y le hizo cambiar su rumbo (Hechos 9:1-9).

Amaba enseñar el evangelio de hoy, amaba a los hermanos, su arrepentimiento fue genuino pues mostraba gran preocupación por todos los recién nacidos de la fe. Pablo anunciaba  el evangelio de hoy en las sinagogas o mediante predicas cristianas escritas a mano.

Pablo anuncia el evangelio de hoy en la iglesia de Roma

Había una iglesia situada en Roma se presume que  se formó sola pues ni Pablo. Ni Pedro ni Juan la habían visitado. Tal vez la iglesia empezó con judíos que escucharon a Cristo el día  del pentecostés (Hechos 2). Era una iglesia organizada  y de hombres y mujeres de Fe.

Pablo mediante cartas se presentó a ellos, manifestando su afecto y el deseo de conocerles en persona, anunciaba el evangelio de hoy, (predicas cristianas) enseñándoles a vivir según el espíritu.

En el libro de Romanos 8:4-15, el apóstol Pablo discute acerca de la libertad espiritual de todo creyente, y la condenación que acarrea el pecado.

Al morir Cristo en la cruz nos libró de toda condenación de pecado. Solo por su sacrificio podemos hallar la vida aunque éramos merecedores de la muerte, saldando toda deuda y librándonos de la condenación de pecado. Él nos puso en libertad, rompiendo las cadenas de muerte que nos ataban, vinculado a ello es de suma importancia destacar que no nos dejó solos. Él envió al consolador quien nos instruiría a la verdad (Juan 14:26).

Vivir el evangelio de hoy en el espíritu es un compromiso personal

Vivir en el espíritu es un compromiso de carácter personal,  algo que parece tan simple se ha convertido en un gran desafío para muchos creyentes.

Un Padre instruye a su hijo, lo educa y lo enseña a hacer tareas, actividades para su desarrollo personal. Sin embargo, el hijo tiene momentos de ocio y aunque recuerda las instrucciones de su padre, se distrae. Se distrae a tal punto que de una forma sutil se convierte a las malas costumbres que adquirió en sus momentos de ocio, echando a un lado la educación de calidad que su padre le brindo.

Asimismo sucede con nuestras vidas, vivir el evangelio de hoy en el espíritu es un compromiso personal. El apóstol Pablo enseñaba a los romanos que para aquellos que estaban en Cristo no había condenación (verss. 4-5), resaltando para aquellos que vivían según el espíritu (Gálatas 5:16,25).

El joven del ejemplo tenía dos opciones, emplear más tiempo en las actividades que su padre proporcionaba para su crecimiento, o continuar en el ocio. El ocio puede representar la actividad que distrae a los cristianos hoy en día, y de forma sutil transmite contenido bélico, idólatra y pornográfico, que separan a todo cristiano de Dios (Gálatas 5:19-21). Dios aborrece el pecado, y la paga de pecado es muerte.

  • Redes sociales.
  • Programas de Tv.
  • Internet.
  • Vicios

Vivir en la carne o en el espíritu-Evangelio de hoy.

El apóstol Pablo señala que existen dos tipos de personas los que son de la carne y los del espíritu. El apóstol destaca que los que se ocupan de la carne no agradan a Dios (verss. 6-8), porque la carne representa al pecado, y este a su vez es muerte (Romanos 6:21). Más los que son del espíritu se ocupan de las cosas de Dios.

El evangelio de hoy según las predicas cristianas del apóstol Pablo, refleja claramente que una persona cuando nace de nuevo recibe al espíritu santo como un sello de libertad (1 Corintios 1:22). El Espíritu Santo es la garantía de vida, a diferencia de aquellos que tienden al pecado, viviendo según la carne llevan consigo la condenación (verss. 9-15), esto lo podemos representar de la siguiente forma:

1.  Persona Cristo Espíritu Santo  – Vida

2. Persona carne  Pecado – Muerte

Donde podemos ver de forma ilustrada una persona que recibe a Cristo y se ocupa de sus cosas, (orar, estudiar su palabra) es dirigida por el Espíritu Santo (Gálatas 2:20) guiándole hacia la vida eterna. Más la persona que se deja instruir por las obras de la carne tiene gran dominancia del pecado en su vida, lo que lo separa de Dios, conduciéndole a la muerte (Gálatas 6:8).

Estamos a tiempo

En Colosenses 3:1-5 (una carta dirigida a los creyentes de la iglesia de Colosa), el apóstol Pablo enseña los deberes de una persona que ha sido resucitada en Cristo. El apóstol hace notar que lo primordial para todo creyente son las cosas eternas. Esto implica echar a un lado las cosas terrenales, que en el tema en estudio representan las obras de la carne: idolatría, pasiones desordenadas, avaricia entre otras cosas.

Estamos a tiempo de vivir el evangelio de hoy en plenitud, desechando todo lo que no agrade al Señor. Es difícil ir en contra de las corrientes de este mundo, pero si queremos alcanzar la vida eterna y vivir en el espíritu, debemos ser insensibles ante las seducciones de la carne.

Todos tenemos un área a fortalecer, el pecado puede infiltrarse sutilmente, pero corroe de tal manera que el creyente puede perder su identidad en Cristo.

La invitación hoy es de consagrarse a Dios, apartando todo lo que represente la carne de nuestras vidas. Dedicándole tiempo a la lectura de la palabra de Dios, oyendo o leyendo predicas cristianas, y orando en todo tiempo. De esta manera predominará en nuestras vidas el Espíritu Santo cuando nos ocupemos más en las cosas de Dios.

Oración al Padre

Padre gracias por vivificarnos mediante tu palabra que es veraz. Te pedimos que nos ayudes a vivir  en santidad. Permite que podamos ser insensibles ante las seducciones de la carne, para que podamos alcanzar la vida eterna. En el nombre de Jesús oramos, amen.

Redactado por: Mia Cuadrado para Evangelio de Hoy

© Evangelio de Hoy. Todos los derechos reservados.

Evangelio de Hoy.. Mensajes Cristianos