Inicio / Mensajes Cristianos / Celos y las parejas

Celos y las parejas

Mensajes Cristianos

Santiago 3:13-16¿Quién es entendido entre vosotros? Muestre por la buena conducta sus obras en sabia mansedumbre. Pero si tenéis celos amargos y contención en vuestros corazón no os jactéis, ni mintáis contra la verdad; Porque esta sabiduría no es la que desciende de lo alto, sino terrenal, animal, diabólica. Porque donde hay celos y contención, allí hay perturbación y toda obra perversa

Introducción

Juan era un hombre de carácter afable, bueno y trabajador que amaba a su familia y procuraba su bienestar. Su responsabilidad por el trabajo de su empresa hacía que trabajara demasiado, muchas veces llegaba tarde a su casa y esto ponía de mal humor a su esposa que empezó a albergar en su corazón celos. La desconfianza, los gritos, los insultos, las peleas eran constantes. Esto llevó a la pareja a quebrarse y debilitarse hasta llegar a ser dos desconocidos viviendo bajo el mismo techo.

Hoy vamos a hablar de lo celos en las parejas, muchas de las cuales están de igual modo que la pareja que describimos en este testimonio, lo veremos a la luz de la palabra.

Texto Biblico

Números 5:14-15 «si viniere sobre él espíritu de celos, y tuviere celos de su mujer, habiéndose ella amancillado; o viniere sobre él espíritu de celos, y tuviere celos de su mujer, no habiéndose ella amancillado; 15 entonces el marido traerá su mujer al sacerdote, y con ella traerá su ofrenda, la décima parte de un efa de harina de cebada; no echará sobre ella aceite, ni pondrá sobre ella incienso, porque es ofrenda de celos, ofrenda recordativa, que trae a la memoria el pecado

Anuncios 1

El pecado de los celos

El pecado de los celos acarreaba maldición conforme a la ley. Dios había instituido la ley sobre los celos, esta ley en realidad funcionaba como medida de protección para la mujer acusada falsamente de infidelidad.

Sin esta ley era posible que el esposo en su furia y en una situación explosiva ante la infidelidad de su esposa podía llegar a vengarse. La ley servía para impedir actos de violencia o muerte, llevando la mujer la maldición sobre su cuerpo, su vergüenza y culpa en medio de su pueblo. Quedando libre si se encontraba inocente. Si este acto de adulterio se descubría (Levítico 20:10) el castigo tanto para el hombre como para la mujer era la muerte.

Jesucristo nos limpió de pecado

Jesucristo que nos limpió de todo pecado, no para andar otra ves en tinieblas sino que su luz resplandezca sobre todos sus hijos. Él mismo nos dejó una gran enseñanza de amor y perdón, al detener el juicio delante de la multitud que trajo ante Jesús a la mujer que fue encontrada en adulterio (Juan 8:4).

Jesucristo a través de este acto reprendió la hipocresía,  y llamó a sus acusadores que se hicieran un examen de conciencia antes de juzgar a los demás. Jesús libró a esta mujer del castigo, de la deshonra y de la muerte.

Los celos y la contención en el corazón trae toda clase de perturbación, trae temor, aflicción, amargura, ira, dolor. Los celos quitan la paz y destruyen el amor en la pareja. Dios creó al matrimonio en una unidad perfecta, el mismo hombre es quién rompe esta unidad.

Anuncios 2

El amor es la base de la pareja

El amor es la base de la pareja, los lazos del amor ¿Quién los destruirá? Si están ligados en Cristo, nadie puede destruir el matrimonio que está fundado en Jesucristo (Mateo 7:24).

Hay mujeres como la del testimonio que han caído en lazos del diablo cuando no han tenido fundamento de su desconfianza, y los celos le han llenado su corazón. Han sido ellas mismas instrumento para destruir su matrimonio y su propia familia. No comprendiendo la palabra de Dios que nos dice que los frutos de la carne para nada aprovecha, sino que serán vencedoras a través de vivir en el Espíritu de Dios, llenas de amor, misericordia, paciencia, sabiduría, esperanza, mansedumbre, buscando la paz y la unidad en su matrimonio (1 Corintios 13:1-13).

El amor de Dios

El amor de Dios derramado en tu corazón hará que desaparezca toda desconfianza, temor, sufrimiento, sentimientos de abandono o de rechazo en tu vida. El amor de Dios lleva a los pies de Cristo todos tus pensamientos que están destruyendo tu alma y han herido tu corazón.

Solo el amor de Dios trae la libertad a tu vida, porque fuimos llamados a libertad, no estar atados a raíces de celos, amargura que no solamente destruye tu vida sino que contamina todo tu alrededor. Su amor te conduce a ti y tus seres querido a la paz que Cristo nos ha dado al llevar todos nuestros pecados en la cruz del calvario.

Es mi oración que el Señor Todopoderoso derrame de su inmenso amor, santidad y sabiduría de lo alto sobre tu vida, y guarde en unidad, paz, y amor tu matrimonio.

Anuncios 3

© El Evangelio de Hoy. Todos los derechos reservados.

ElEvangelioDeHoy.Com.. Mensajes Cristianos

Acerca Evangelio de Hoy

Avatar
El ministerio Evangelio de Hoy existe con el solo propósito de proclamar el evangelio de Jesucristo a las naciones. Unase a nuestro ministerio y comparta la palabra de Dios con sus hermanos. Envíenos sus predicas cristianas, bosquejos biblicos, y mensajes cristianos para ser publicado.

Revise

Mensajes Cristianos.. La juventud de hoy

La juventud de hoy

¿Cual es el verdadero camino cristiano para tratar con los jóvenes?