Inicio / Mensajes Cristianos / Venció la muerte

Venció la muerte

El Evangelio de Hoy… Mensajes Cristianos

Evangelio de Hoy.. Texto Biblico: Romanos 5:12

INTRODUCCIÓN

El hombre fue creado a imagen y semejanza de Dios, pero desde que pecó ha tenido que enfrentar entre otras consecuencias a la muerte física y la muerte espiritual, la cual le tiene condicionada una eternidad con Dios en descanso o sin Dios en tormento eterno; esto depende de la elección o decisión que tomemos en esta vida.

La muerte puede ser física, la cual consiste en la separación del cuerpo con el alma y espíritu del hombre, al ocurrir esta separación el cuerpo físico deja de existir para siempre. Mientras que la muerte espiritual está referida a la separación del espíritu y alma del hombre con respecto a Dios.

La muerte física es inevitable en su hecho, pero la muerte espiritual puede evitarse al reconciliarnos por medio de la fe con nuestro Dios y Salvador Jesucristo.

Anuncios 1

I. LA MUERTE ENTRÓ AL MUNDO POR CAUSA DEL PECADO DEL HOMBRE

Como resultado de su pecado, el hombre recibió como pago la muerte física y espiritual; la primera fue ubicada en su posteridad y la espiritual fue inmediata, pero no definitiva. Por Adán entró la muerte debido a su desobediencia, desde entonces no hay nada más cierto que el hecho de la muerte, pero a la vez no hay nada tan incierto como el tiempo, el lugar y el modo de la muerte para cada individuo.

Como se agrega levadura a la masa de trigo para lograr su levantamiento en el horneado de la misma, regularmente basta una pequeña porción con respecto al volumen de la masa; sin embargo, toda la masa es leudada absolutamente; así mismo el pecado de Adán entró en el hombre y afectó a la naturaleza humana que heredamos hasta hoy.

El Salmista David reconocía que había sido concebido por su madre en pecado; haciendo referencia a esa naturaleza pecaminosa que está en nosotros.

La naturaleza humana pecaminosa nos es transmitida desde nuestros primeros padres (Adán y Eva); de hecho desde nuestra concepción y nacimiento el pecado y sus consecuencias nos perturban; sin embargo, también por un Hombre (Jesucristo), podemos ser redimidos de nuestra condición pecaminosa y no obstante de nuestra muerte física inminente, quedando para cada creyente una vida espiritual que estará en la eternidad con el Dios de gloria.

II. EL PECADO ESTABLECIÓ A LA MUERTE COMO UNA CITA INEVITABLE

Una vez consumada la desobediencia del hombre, esto arruinó su comunión con Dios y lo sometió al yugo de la muerte física, aunque esta no fue inmediata de hecho, hizo al hombre mortal de necesidad y se convirtió en una cita inevitable, imprevista e incondicional para el hombre, y está al acecho para coronar la destrucción eterna del hombre sin Cristo. Pero Dios hizo provisión para que en Jesucristo todos pudieran optar por la salvación de sus almas y el perdón de sus pecados al recibir a Cristo en sus corazones, y en vez de muerte, que puedan tener vida y vida en abundancia.

Anuncios 2

Toda causa tiene un afecto, y todo efecto una causa; esta es una verdad sostenida por el razonamiento humano, ciertamente la muerte es un efecto causado por el pecado; sin embargo, Cristo encontró en ese efecto terrible una causa justa de su muerte redentora en la cruz y hoy te ofrece libertad de la angustia de la muerte física y te da una esperanza de una vida espiritual que reinará en gloria con él por siempre.

La Palabra del Señor nos afirma en Romanos 6:23 que la paga del pecado es muerte. Dios en su grande amor y misericordia hizo un plan maravilloso para libertar la vida del hombre del imperio de la muerte física y espiritual; si bien es cierto que el pecado nos ofrece muerte y esclavitud, no menos es cierto que en su plan, Dios entregó a su Hijo Jesucristo para que muriera en lugar del pecador y resucitaría al tercer día, y desde entonces nos ofrece gratuitamente su dádiva poderosa, la vida eterna.

III. MEDIANTE JESÚS PODEMOS RECIBIR LA VIDA ETERNA A PESAR DE LA MUERTE FÍSICA

Todos somos pecadores, no solo porque Adán lo fue, sino que a la vez, todos nosotros nos descarriamos como ovejas, ofendiendo a Dios con nuestros propios pecados, nos apartamos de la ley de Dios, por eso la muerte nos amenaza como una derrota, se promueve como la antesala de nuestra muerte espiritual por la eternidad.

No obstante Cristo es el camino mediante el cual venceremos la muerte. En esta vida, en el temor que nos propicia, ya no le tememos porque significará nuestra victoria en Cristo, y en la eternidad porque viviremos por siempre con nuestro Señor y Dios Jesucristo.

La justicia humana podemos ver que está basada en las apariencias e influencias, las cuales la limitan a su vez. Muchas veces castiga a los culpables y no culpables por no lograr establecer la verdad en un juicio humano. Pero en la justicia divina no cabe esta afirmación, pues Dios conoce las mentes y los corazones de cada uno. Y todos compareceremos un día ante el Juez Justo y nos demandará lo que justamente no hicimos y que injustamente hicimos.

Anuncios 3

La muerte se levantó como el símbolo de la derrota moral y espiritual del hombre que vive en el pecado, se siente sin rival ante la imposibilidad humana para superarla, pero Cristo, como el rey de reyes y Señor de señores se entregó por toda la humanidad y murió, pero también resucitó; venciendo la muerte para siempre, y ahora solamente mediante un encuentro personal con él reinará en nosotros la vida.

CONCLUSIÓN

Por lo tanto, el pecado del hombre le trajo como consecuencia la muerte física y espiritual. Esta condición se originó con el pecado de Adán y en consecuencia ese pecado afectó nuestra naturaleza humana, condenándola a la muerte, no solo física, sino espiritual.

Ante este hecho, Dios en su misericordia, hizo que a través de la muerte y resurrección de su Hijo Jesús. Hoy todos nosotros podemos optar a la libertad del aguijón de la muerte, sencillamente a través de un acto de fe, que consiste en aceptar a Jesús como nuestro Salvador. Haciendo esto pasamos de muerte a vida, triunfando sobre la muerte y representando tu redención eterna en el Reino de los Cielos.

© El Evangelio de Hoy. Todos los derechos reservados.

El Evangelio de Hoy.. Estudios Biblicos

Acerca Evangelio de Hoy

Avatar
El ministerio Evangelio de Hoy existe con el solo propósito de proclamar el evangelio de Jesucristo a las naciones. Unase a nuestro ministerio y comparta la palabra de Dios con sus hermanos. Envíenos sus predicas cristianas, bosquejos biblicos, y mensajes cristianos para ser publicado.

Revise

Mensajes Cristianos... Los rebeldes de Dios

Los rebeldes de Dios

Mensajes Cristianos... En el Evangelio de Hoy, enviamos un mensaje sobre los rebeldes de Dios. Si sientes dentro de ti un espíritu rebelde imposible de contener..