Mensajes Cristianos.. Decisiones inteligentes

Decide por la vida

Mensajes Cristianos

Mensajes Cristianos

Introducción

La vida es una elección continua. Si nosotras no decidimos por nuestra vida otros lo harán, el mismo diablo nos podría gobernar si no decidimos por nosotras mismas, conforme a los parámetros establecidos por la palabra de Dios, en comunión con el Padre, guiada por su Santo Espíritu.

El enemigo usa la confusión para paralizarnos, para estancarnos en nuestro ministerio. Por eso es necesario permanecer en la presencia de Dios. Solo buscando Su rostro encontraremos Su voluntad, y avanzaremos decididamente al propósito que Dios tiene con nuestras vidas.

Delante de nosotras está el camino de la vida, y el camino de la muerte. Decidamos, pues, por la vida. Cuantos sueños, bendiciones, promesas han quedado en el olvido por no tomar las decisiones correctas, y por dejar que otros manejen nuestras vidas. En este mensaje profundizáremos sobre el camino que debemos transitar y las bendiciones que nos traerá.

Mensajes Cristianos.. Texto Biblico

Deuteronomio 30:19-20A los cielos y a la tierra llamo por testigos hoy contra vosotros, que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición, escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tú descendencia; amando a Jehová tu Dios, atendiendo a su voz, y siguiéndole a él: porque él es vida para ti, y prolongación de tus días, a fin de que habites sobre la tierra que juró Jehová a tus padres, Abraham, Issac y Jacob, que les había de dar.”

Las decisiones

Amadas del Señor, el camino de la vida, o de la muerte, dependerá de las decisiones que tomemos cada día. Obtenemos la vida en este mundo a través de la fe en Jesucristo. Y la vida eterna en el venidero al perseverar en el camino de la salvación.

Mateo 24:12-13y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará. Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo”.

La vida eterna comenzó desde el mismo momento que recibimos a Jesús como nuestro Señor y salvador, pero esto no queda allí. Transitamos el camino de vida y de salvación o lo podemos dejar para transitar el camino de la muerte. Dejar el camino de la vida, es dejar que Dios nos deje de gobernar para entregarle al enemigo nuestras vidas, para que él gobierne. Si Dios no gobierna y dirige nuestras vidas, ¿Quién lo está haciendo? .

Las decisiones que tomemos cada día nos pueden llevar al fracaso, o al éxito. A la mediocridad o al esplendor en Cristo Jesús. Es por esto que debemos ser mesuradas, equilibradas, coherentes, inteligentes y sabias en Cristo Jesús para decidir correctamente por la vida.

La lucha por permanecer en la luz es continua.  Cada día se nos presentan situaciones contradictorias en las cuales debemos elegir, tomar o dejar, aceptar o rechazar. Muchas de las cosas que el enemigo pondrá a nuestro alcance serán visto a los ojos humanos buenos.

Mujeres de Dios, debemos estar atentas

Pero nosotras mujeres de Dios, debemos estar atentas. Tenemos que estar vigilando, no podemos darnos el lujo de distraernos y perder el objetivo que es nuestra salvación. No debemos ver apariencias, sino realidad, veracidad. Y compararlo todo a la luz de la palabra, Romanos 13: 12 La noche está avanzada y se acerca el día. Desechemos, pues, las obras de las tinieblas y vistámonos las armas de la luz”.

El camino de la vida es andar en luz, el que anda en luz aborrece el pecado. El pecado son las tinieblas que envuelven al hombre. Si decimos que estamos en Dios andamos en luz, y ningunas tinieblas se halla en nosotras, si andamos en luz, vivimos en la paz de Cristo, sin temor, sin tristezas, sin amarguras, sin celos, ni avaricias, cosas que Dios ha limpiado por su Santa Palabra y el poder del Espíritu Santo en nuestras vidas, para dar testimonio verdadero de que somos hijas de Dios.

Esto no nos quiere decir que no tendremos lucha en la carne, sino que debemos pelear contra la carne. Pelear contra nuestras debilidades, tentaciones y flaquezas, sabiendo que si andamos en la luz, el Espíritu que mora en nosotras hará que venzamos al enemigo en nuestras vidas. No por nuestras fuerzas, sino por el poder de la Palabra de Dios, por la fe en el Hijo de Dios y el poder de su Espíritu; Juan 8:12Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida

De la muerte a la vida

Al estar en Cristo, hemos pasado de la muerte a la vida y de las tinieblas a su luz admirable. Pero ahora tenemos una responsabilidad, y es mostrar la gloria de Cristo Jesús en nuestras vidas. Mostrar que Él es, en medio de sus hijos renacidos en una nueva criatura, nacidos no de una simiente corruptible, sino de una simiente incorruptible por la poderosa Palabra de Dios que ha sido implantada en nuestros corazones, (1 Pedro 1.23).

Cuando vivíamos en la oscuridad, en el pecado, en el mundo y los deleites del mundo, no conocíamos la luz, no habíamos sido hechos hijos de Dios. Pero ahora estamos en la luz, fuimos trasladados del reino de las tinieblas, al reino de Dios. Nos fue dado el Espíritu Santo por la fe en el Hijo Unigénito de Dios. Él nos hizo herederos, y coherederos con Cristo (Romanos 8: 17), teniendo todas estas promesas de Dios.

Juegan a ser cristianos

Aún hay vidas en el pueblo de Dios, que juegan a ser cristianos, que están un tiempo en la iglesia, otro tiempo en el mundo y viviendo como el mundo, saltan de un lado a otro, hoy sirven a Dios y mañana al diablo, están un tiempo en la luz, y otro en las tinieblas.

Estas vidas aún no han conocido verdaderamente a Cristo; si le conocieran vivirían en la luz y caminarían en la luz, y no le darían lugar al enemigo en sus vidas, Efesios 5:8-11Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor; andad como hijos de luz (porque el fruto del Espíritu es en toda bondad, justicia y verdad, comprobando lo que es agradable al Señor. Y no participéis en las obras infructuosas de las tinieblas, sino más bien reprendedlas”.