Evangelio de Hoy.. Mensajes Cristianos

La verdadera masculinidad

Mensajes Cristianos

Mensajes Cristianos

Mensajes Cristianos Texto Biblico: Génesis 3:11 “Y Dios le dijo: ¿Quién te enseñó que estabas desnudo? ¿Has comido del árbol de que yo te mandé no comieses? Y el hombre respondió: La mujer que me diste por compañera me dio del árbol, y yo comí.”

Introducción

Dios le hace dos serias preguntas a Adán, en este mensaje nos enfocaremos en la segunda. Dios le prohibió a Adán comer de un solo árbol en todo el jardín del Edén, y Adán, lo desobedeció. Adán estaba muy asustado y se sentía desnudo, así que se escondió de Dios. Pero esto no sirvió.

Dios quiere que Adán le dé una respuesta y Adán lo que hace es echarle la culpa de su pecado a Dios y a su mujer. Ese día se perdió la auténtica masculinidad del hombre y fue condenada toda la humanidad por ello.

Todo empezó así

En un principio no existía nada, y solo 6 días después ya existía de todo. Dios había hecho un montón de cosas, entre ellas se encuentra “el hombre y a su mujer”. Dios les proveyó de todo lo que necesitaban para vivir y disfrutar de esa vida que Dios les había concedido. Todo les era permitido en ese entonces.

Adán y su esposa fueron creados directamente por Dios, es decir, eran perfectos, los únicos seres humanos sin defecto o imperfección alguna en toda la historia, además de Jesucristo, por supuesto. La única prohibición que tenían era la de comer de cierto árbol en particular (Génesis 2:16-17).

Sin embargo, en la única cosa que Dios les colocó una restricción, ellos lo desobedecieron. Esto fue así, porque la serpiente tentó a Eva de primero y después Eva, tentó a su esposo y ambos cayeron.

Dios les había dado todo a Adán y a su mujer, ellos no tenían porqué buscar más, no había nada más que pudieran tener pues. La serpiente tentó a Eva y esta fue y comió. Pero Adán no fue tentado, sólo desobedeció a Dios por complacer a su mujer. Y ahí está lo grave del asunto.

Adán era responsable por lo que hizo y no acepto su culpabilidad, sino que se la arrojó a su mujer y a Dios mismo, en ese momento se perdió la verdadera masculinidad y esta fue sustituida por bestialismos.

La masculinidad trastornada

La verdadera masculinidad consistía en ser responsable, trabajador, cuidadoso, generoso, entro otros aspectos. Eso fue sustituido por buscar ser el hombre más fuerte, con más dinero, con más poder, el más dominante, tener 1000 mujeres solo porque si, entre otras cosas nefastas.

Hoy en día en algunas naciones, por ejemplo, ir a la guerra, acabar con tu enemigo y ser cruel, es considerado algo bueno. Pero, Abel, cuyas ofrendas agradaban a Dios, nunca mato a nadie. Por el contrario, su hermano Caín, sus ofrendas no agradaban a Dios, y este mato a su hermano Abel.

Así una nación entera lo considere bueno, matar es malo y no es agradable ante los ojos de Dios. Pero lo repito, para una nación entero, ese acto puede ser bueno y hasta aplaudido y considerado “masculino”, cuando tan solo es una bestialidad, por más necesario que sea defenderse.

Es cierto que varios santos de Dios tuvieron que matar a muchas personas. Pero, eso era necesario y en caso de defensa propia estaba permitido, hoy en día muchos creen que lo sigue estando. Pero en realidad, ese acto no se puede considerar “masculino”, ni siquiera en nombre de la defensa de una nación. Solo sería un acto que lamentablemente hay que hacer cuando se es atacado, debido a la condición de maldad en la que está el mundo.

Este fue solo un ejemplo, utilizando a la guerra, cosa considerada “masculina” por muchos. Aunque en realidad, no tenga que ver con la verdadera masculinidad. Hay más ejemplos, como el tener 30 mujeres, “mientras más mujeres tengo más hombre soy”, ese es otro pensamiento de la falsa masculinidad que hoy en día existe. (Romanos 5:12).

La auténtica masculinidad

La masculinidad real fue la que Dios puso en Adán, una cualidad que consistía en ser una persona fiel y responsable, entre otras cosas. Pero hoy en día, todas las cualidades que vienen con la auténtica masculinidad y que mencione anteriormente, son difíciles de tener por cuenta propia. ¿Acaso no es normal que cuando nos equivocamos le echemos la culpa a otro? Esto es así.

Pero tenemos que entender una cosa, hoy en día tenemos la oportunidad de recuperar la autentica masculinidad por medio de Cristo, un segundo Adán creado por Dios, el cual es capaz de regresarnos la autentica masculinidad que Dios quiere que tengamos todos los hombres, por el pecado de un hombre todos caímos. Pero, por la obediencia de uno todos somos salvados.

Conclusión   

La verdadera masculinidad por causa de un hombre fue perdida. Pero Dios nos la devuelve por medio de Cristo quien es modelo de hombre.

¿Crees que ser un verdadero hombre es pelear con otros hombres, tener 1000 mujeres, beber hasta emborracharse, haber estado en la cárcel o algo así? Jesús es modelo de hombre, explora su vida y ve como un verdadero hombre también es capaz de llorar.

© Juan C. Planterio. Todos los derechos reservados.

Evangelio de Hoy.. Mensajes Cristianos