Evangelio de Hoy.. Mensajes Cristianos

¿Puede divorciarse un cristiano?

Mensajes Cristianos

Mensajes Cristianos

Mensajes Cristianos Texto Biblico: Mateo 19:8-9 “¿Por qué, pues, mandó Moisés dar carta de divorcio, y repudiarla? Él les dijo: Por la dureza de vuestro corazón Moisés os permitió repudiar a vuestras mujeres; mas al principio no fue así. Y yo os digo que cualquiera que repudia a su mujer, salvo por causa de fornicación, y se casa con otra, adultera; y el que se casa con la repudiada, adultera”.

Introducción

En el capítulo 19 del libro de Mateo, los fariseos intentan tenderle una trampa a Jesús. Intentaron utilizar la ley de Moisés con él, pero esa ley estuvo vigente en un tiempo pasado, debido a lo duro del corazón humano. Aunque Jesús les aclara que en un principio no fue así.

En este nuevo camino que propone Jesús, todo aquel que se divorcia de su esposa, y va a casarse con otra, ese hombre está cometiendo adulterio. Y el hombre que se casa con la mujer divorciada, también está cometiendo adulterio. Esto es así, salvo que la razón del divorcio sea una infidelidad por fornicación.

¿Por qué Dios permitió el divorcio?

Antes, en otro tiempo, cuando la ley de Moisés estaba vigente todavía. Dios permitió el divorcio, esto era así por la dureza del corazón humano. Dios sabía que aunque si colocara en la ley “no está permitido divorciarse”, la gente no haría caso de eso. En ese tiempo Dios buscó colocar leyes que su pueblo pudiera cumplir (Deuteronomio 24:1).

Dios en un principio nos hizo hombre y mujer, para que el hombre y la mujer fueran equipo, se ayudaran mutuamente en el rol y las tareas que le tocan a cada uno. Pero con el pecado, esto poco a poco se fue arruinando, Tener pareja por largo tiempo empezó a representar un fastidio, una molestia o cualquier otra cosa (Mateo 19:4-5).

Esto dio pie a que los seres humanos se inventaran el divorcio, algo que Dios jamás creo. Dios no hizo las cosas para estar separadas sino unidas y para que generen un fruto. Así es como hizo Dios las cosas. Aunque, vuelvo a repetirlo, Dios permite el divorcio solo porque la naturaleza humana es pecaminosa y muchas personas no iban a poder estar juntas hasta el final.

¿Por qué tenemos que casarnos con alguien en primer lugar?

Dios creó la institución del matrimonio porque vio que al hombre le hacía falta algo. Y era una pareja ideal, alguien que lo ayudase y cuidara (Génesis 2:18). Por eso, Dios creó a la mujer, para que acompañara a su esposo el resto de su vida. Así hizo Dios las cosas, y vio que todo estaba bien. Por lo menos hasta que pecaron.

Dios hizo una especie, la especie humana. Sin embargo la hizo con dos géneros, igual que a los animales: Varón y hembra. Cada uno con sus cualidades, propósito y roles definidos. Dios hizo al hombre mejor para el trabajo duro, la protección, proveer y hace sentir seguridad. En cambio a la mujer la hizo mejor para socializar, para ser servicial, procrear y atender su casa.

Cada una de estas actividades son necesarias, ¿pueden imaginar un mundo sin hombres o sin mujeres? Cualquiera de los dos que falte va a ser que toda la especie se extinga. Por eso todos necesitamos pareja. Para mantener a la especie, hacer que crezca como quiere Dios. Aunque la pareja también es para ayudarnos y sentirnos amados.

¿Qué dice Jesús sobre el divorcio?

Jesús nos dice claramente en (Mateo 19:9) Todo aquel que se separe de su pareja y se una a otra comete adulterio, a no ser que la pareja haya cometido fornicación. Jesús lo dice bien claro, esto es tanto para el hombre, como para la mujer.

Esto es así porque ahora tenemos un espíritu que es capaz de quitarnos los corazones de piedra que tenemos, y es capaz de darnos un corazón de carne, nuevo y mucho más limpio que nuestro viejo corazón (Ezequiel 36:26).

Todo esto es para buscar cumplir el plan original de Dios, en el cual, Dios nos creo con una pareja para el resto de nuestra vida. Dios no creó la separación para los matrimonios, eso lo hizo el mismo ser humano.

Conclusión

En el Antiguo Testamento, la ley permitió el divorcio. Pero eso ya paso, ahora existe una nueva oportunidad para hacer las cosas diferentes. Tenemos un nuevo espíritu y por lo tanto, un nuevo corazón.

Jesús nos explica que pecado cometemos al buscar irnos con otra pareja y para aquella persona que se junta con nuestra “expareja”. Es algo que está mal, y Jesús quiere que sigamos el modelo original de Dios, porque ahora somos hijos de Dios.

¿Alguna vez has pensado en separarte de tu esposo o esposa? Jesús quiere que haya unión y no ningún tipo de separación.

© Juan C. Planterio. Todos los derechos reservados.

Evangelio de Hoy.. Mensajes Cristianos