El Evangelio de Hoy.. Mensajes Cristianos

Una elección sabia

Mensajes Cristianos

Mensajes Cristianos

Introducción

La mayoría de las elecciones que tomamos en nuestra vida no son preguntadas primeramente a Dios. Esta conducta lo que desencadena es una serie de errores que lamentablemente tienen consecuencias, muchas veces nefastas. La mejor opción no está en nuestra propia opinión sino que radica en la soberanía de Dios. Cuando nacemos no tenemos esa información colocada en nuestra cabeza, sino que hay que buscarla y pasar tropiezos para encontrar la sabiduría.

Entendamos que la sabiduría es la mejor opción, y la palabra nos dice a través de Santiago que debemos pedirla sin reproche. (Santiago 1: 5). Si pudieras tener cualquiera de estas cosas de la siguiente lista ¿qué escogerías? belleza, riquezas, seguridad, fama, sabiduría, poder o conocimiento.
Salomón y su gran sabiduría

La Palabra de Dios cuenta la historia de un jovencito a quien Jehová si concedió la mejor elección, y su nombre era Salomón. Fue elegido para suceder a su padre en el trono de Israel, una vez Dios se le reveló en sueño. Le expresó “pide lo que quieras que yo te dé” (2 Crónicas 3:5b). El joven Salomón pudo haber escogido poder, placeres o riquezas, pero pidió a Dios sabiduría para dirigir a tan grande pueblo. (2 Crónicas 1: 10).

Al elegir Salomón ser sabio, le agrado mucho a Dios (2 Crónicas 1: 11).  Y en recompensa Dios hizo el hombre más sabio que jamás haya existido en la tierra. Dios no solo le facilito ser sabio, sino que también lo bendijo con poder, riquezas y gloria. Ningún hombre sobre la tierra ha conseguido jamás un regalo de esta magnitud. Por ello es notorio que Dios concede la sabiduría a un valor alto. Las sagradas escrituras dice que sobre todas las cosas alcancemos sabiduría. (Proverbios 4:7a).

¿Qué es la sabiduría?

El diccionario bíblico mundo hispano “La sabiduría es, en Dios, la comprensión infinita y perfecta de todo lo que es o pudiera ser”. Dios es el origen de la sabiduría y del poder. Para concederla, lo hace a través del temor reverente que expresan las personas hacia al Señor. (Proverbios 1: 7A)

Un beneficio de la sabiduría es que nos ayuda pensar correctamente para hacer elecciones correctas en nuestras vidas. Así, vemos las cosas como Dios las ve, nos capacita para entenderlas y a pesar de nuestros problemas nos indica que hacer al respecto. (Proverbios 1:5-6).

Tenemos que pensar correctamente

Entonces si decidimos hacer  las cosas como Dios las manda y hacer elecciones acertadas primeramente debemos pensar correctamente. En proverbios también menciona que nuestros pensamientos proceden de lo que tenemos en el corazón, alegóricamente hablando (Proverbios 23: 7A).

Los pensamientos que tenemos son importantes ya que lo que pensamos determina lo que sentimos y lo que hacemos. Si admitimos  pensamientos errados, estos dan como resultado acciones y sentimientos errados.

¿De donde proceden los sentimientos erróneos?

El origen de los pensamientos erróneos viene del padre de mentira, es decir, Satanás y su sistema mundial perverso. La biblia nos comenta que el espíritu del error es en realidad el gran gobernante de este sistema mundano.

Este sistema se basa en la soberbia, el deseo carnal, la codicia y el egoísmo entre otros. Todo conjunto se oponen a los frutos del Espíritu Santo de Dios lo más sublime que puede existir (1 de Juan 2:16). Pero el mayor es Dios así que si estamos con Dios podemos vencer las cosas del mundo. (1 Juan 4:4).

No aceptes “La sabiduría mundana”

Ahora bien, todos estamos en un mundo corrompido, viviendo y compartimos en el. Por ello, estamos expuestos todo el tiempo a las intensiones malévolas de los espíritus impíos. Estos dan opiniones e ideas erróneas los cuales nos desvían del camino. Cabe destacar que el diablo nunca descansa, siempre está como un rugiente león buscando a quien devorar y deshacer.

El consentir “la sabiduría del mundo” nos lleva a unos laberintos de confusión sin salida, roba la identidad y nos induce a pensamientos torcidos. Esto nos lleva a un camino en común: la perdición eterna. No debemos olvidar que los deleites del este mundo son muy astutos y se amoldan a nuestros deseos más mínimos e internos. No podemos dejarnos persuadir ni sentir que podemos consecuentemente engañar a Dios. (Gálatas 6:7).

La “sabiduría que te ofrece en mundo” pasa por encima de las reglas Dios y como consecuencia debemos pagar un alto precio. El costo es el pecado, tanto en la vida terrenal como en la venidera.

Estemos claros que somos los únicos responsables ante el Altísimo por todo lo que hacemos y dejemos de hacer. Pablo dice en Hebreos que el hombre solo muere una vez y luego será juzgado (Hebreos 9: 27). Y Dios dice que si vivimos dependientes de la carne moriremos. (Romanos 8:13).

Conclusión

Dios desea que pidamos sabiduría, no quiere que nos perdamos  y andemos en oscuridad sin saber por dónde caminamos. La mayoría de las personas del mundo que solo siguen corrientes de moda formas de ser y política. No olvidemos que somos hijos de luz Dios lo exhorta en Efesios 5:8.

La biblia también dice que miremos con cuidado y no seamos necios en cosas que no aprovecha. (Efesios 5:15). Pero para andar como sabio, además de demandar sabiduría a Dios (Santiago 1:5), debemos:

Reconocer la preeminencia de Dios

No nos expongamos a vivir la vida como si Dios no existiera. De eso lamentablemente somos expertos sintiendo autonomía, cuando muchas veces no podemos manejar nuestro propio proceder.

Por ello aunque nos cueste sublevarnos a la presencia de Dios será la mejor elección. Así Dios nos vera con ojos de misericordia y nos concederá la sabiduría siempre y cuando sea de corazón sincero.

Debemos tener conciencia continua  de que vivimos en todo tiempo bajo el poderío de Dios. Por ello primeramente recordemos quien es Dios y lo honremos como Dios.

Renovar nuestra mente

Esta es la parte difícil, ya que debemos aceptar que estamos equivocados. Cuando hablamos del mundo no queremos hacer sentir a las personas que son menos o que son algo extraño. Cuando nos referimos a esa palabra, es porque el que lo domina es Satanás.

Él tiene demonios celestiales y de carne para hacer sus fechorías. No seamos participe de eso. ¿Qué podemos hacer para liberarnos de eso? Pablo en Romanos 12:2 nos da la respuesta. Piénselo, interiorice y acéptelo. Queremos sobre todo que Dios toque su corazón a través de este estudio y que sea palabra de Dios la que germine para multiplicación. Demos de gracia lo que de gracia hemos recibido.

© Reenier Gonzalo Prado. Todos los derechos reservados.

Evangelio de Hoy.. Mensajes Cristianos

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.