Resucitaremos con Cristo... Evangelio de Hoy

Resucitaremos con Cristo

Mensajes Cristianos

Mensajes Cristianos

Mensajes Cristianos Texto Biblico:Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá. Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente. ¿Crees esto?.” (Juan 11:25-26)

El Señor nos resucitará de entre los muertos

El misterio central de la fe del cristiano, es que Cristo resucitó. Sin esta verdad central, nada tiene sentido. Porque de ella depende la fe en la divinidad de Jesús. Y si Jesús no es Dios, entonces tampoco pudo habernos limpiado de nuestras culpas, y las puertas del cielo siguen cerradas para los hombres.

Pero sabemos por las Escrituras que nos lo revelan, que Cristo venció las puertas de la muerte. El Señor salió del sepulcro victorioso, y de esa manera posibilitó que la naturaleza humana pueda entrar en el paraíso. Allí radica la alegría del cristiano, que no estamos ya sujetos a la muerte por el pecado, sino que tenemos la esperanza de la resurrección (1 Tesalonicenses 4:14).

Basados en esta esperanza, debemos confiar en que esta vida no es nuestro destino final. Estamos llamados a vivir junto al Padre en su reino, para alabarlo por toda la eternidad. Pero tenemos que ser dignos de este destino, obrando como Cristo nos enseñó.

La primera resurrección es nuestro bautismo

La resurrección de los cuerpos será el día del juicio. Cuando Cristo venga en su gloria y llame a todos a comparecer ante Él, a vivos y muertos. Resucitaremos todos, unos para condenación y otros para una tierra y cielo nuevos. Pero esto será el día final, que no sabemos cuándo vendrá.

Mientras tanto, tenemos que tener otra resurrección. Y esa resurrección es la de renacer muriendo al pecado y viviendo como discípulos de Cristo. Por el bautismo morimos a la vida del mundo y las insidias del maligno, para entregarnos al seguimiento del Señor y obedecer sus enseñanzas. (1 Pedro 3:21)

Cuando nos sumergimos en el agua, estamos muriendo a nuestra vida anterior. A partir de nuestro bautismo, aceptamos a Cristo en nuestra vida. Es una resurrección del espíritu, mediante la cual ya no somos seres de oscuridad, sino de luz. Tenemos que vivir de acuerdo a esto, y rechazar las tentaciones de volver a estar inmersos en el pecado.

A causa de la resurrección, tenemos alegría en nuestra vida

Si realmente tenemos fe que todo lo que meditamos hasta aquí es verdad, no hay lugar para la tristeza. Porque significa que  la muerte y el pecado no tienen ya poder sobre nosotros. No debemos temer a los que matan el cuerpo, porque no es éste el último estado de nuestra vida. Lo único que debemos temer es ofender a Dios y perder su amistad.

La alegría debe ser la señal de los cristianos. Todos los que nos vean deben percibir que nuestro gozo no está en los placeres del mundo ni en el éxito temporal. Podemos estar en medio de tribulaciones, y aún así estar alegres. Porque nuestra felicidad no está en esta tierra, sino en la esperanza que tenemos de llegar junto a Dios en el cielo.

De este modo, a lo único que tenemos que temer es a caer en el pecado. Porque implica que nos estamos alejando de Dios. No hemos renacido para volver a la muerte, de lo contrario, una segunda muerte sería aún peor. Tenemos que arrepentirnos inmediatamente y hacer el propósito firme de no volver a nuestra vida anterior.

Dios nos envió el Espíritu Santo, para que nos guíe y dé fuerzas mientras estamos en esta tierra. Él nos ayudará a que el peso de nuestra naturaleza herida no provoque que caigamos en lugar de elevarnos hacia el cielo. Pidamos su ayuda para ser criaturas nuevas en Cristo.

Conclusión

Que Jesús resucitó de entre los muertos es una verdad de fe que sostiene la vida del cristiano. En base a ella tenemos la esperanza de una nueva vida, lejos del pecado y la muerte. De lo contrario, estaríamos atados aún a la mancha del pecado original.

Pero nosotros creemos que Cristo limpió esa mancha con su sangre. Y nos abrió las puertas del cielo cuando resucitó de entre los muertos. De ese modo nos regaló una vida sobrenatural, mediante la que llegaremos al gozo de alabar a Dios en la eternidad. (1 Pedro 1:3)

Por esto, el cristiano debe vivir en la alegría. Porque mediante el bautismo ya no está atado a la muerte, sino que está llamado a la resurrección.

© Julio Torres. Todos los derechos reservados.

Evangelio de Hoy.. Mensajes Cristianos

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.