Amar a nuestro prójimo.. Mensajes Cristianos

Amar a nuestro prójimo

Mensajes Cristianos

Mensajes Cristianos

Prédica de Hoy: Amar a nuestro prójimo

Mensajes Cristianos Texto Bíblico: Juan 13:35; Romanos 13:8-10

Con un buen trato

En Mateo 7:12 Jesús dice que debemos hacer con otros lo que a nosotros nos gustaría que nos hicieran. Tratar a otros en la manera que deseamos ser tratados.

Anuncios

Cada cosa que hacemos tiene un resultado negativo o positivo. Igualmente funciona con los demás, si hacemos bien a otros, podemos esperar que ese bien sea devuelto. No obstante, si le hacemos mal a alguien ya sea por resentimiento o rencor, debemos esperar que ese mismo resultado sea para nosotros.

Por eso antes de hacer o decir algo sobre alguien, debemos pensar por un momento si hacerlo traerá consecuencias positivas o negativas para nuestras propias vidas.

Evaluando y corrigiendo nuestros propios errores

Antes de juzgar o criticar a otras personas, primero debemos mirarnos a nosotros mismos y cambiar nuestros propios errores para no caer en nuestro propio juicio.

Nadie en este mundo es perfecto, por lo que nadie tiene el derecho de recriminar los errores de otros, sea por su condición física, mental o espiritual. A nosotros no se nos ha dado ninguna autoridad para pasar por encima de los demás, por lo que no es necesario recordarle a nadie sus errores cuando nosotros también tenemos los nuestros.

Anuncios

La Biblia nos exhorta a que primero evaluemos nuestra situación y errores antes de dar consejo o juzgar a otra persona (Lucas 6:42).

Amar a nuestro prójimo es sembrar cosas buenas en otros

Por naturaleza, el ser humano está diseñado para sembrar y fructificar, aunque no quiere decir que los frutos siempre sean buenos. Por lo que Dios mismo nos ha recordado por qué es tan importante hacer las cosas de una forma u otra, para que lo que hagamos tenga una cosecha buena y fructífera.

Gálatas 6:7 menciona dos cosas: la primera es que Dios no puede ser burlado, esto quiere decir que no podemos esconder nada ante sus ojos porque Él lo sabe todo. Y segundo, absolutamente todo lo que hagamos será devuelto de alguna forma, por eso nos exhorta a sembrar cosas buenas en otros para que nuestra cosecha también sea buena.

Tagged