De la nada hasta su trono

De la nada hasta su trono

Mensajes Cristianos

De la nada hasta su tronoDel polvo a un glorioso propósito

Si de algo podemos estar seguro es de que nuestro Señor es un experto en tomar elementos considerados como “nada” para luego convertirlos en algo maravilloso. Usted y yo somos ejemplo de ello querido lector. Ciertamente muchas personas se ofenden con ese comentario, pero en realidad, es una afirmación que busca establecer una diferencia entre el hombre y Dios.

Nuestro precio en la cruz fue incalculable, tenemos un valor, pero, es en las manos de Dios, es mediante la labor del Alfarero que nos permite alcanzar nuestro completo potencial y más alto valor.

Fuimos creados para cumplir una orden por parte de nuestro Señor. Fuiste levantado desde el material más común con la finalidad de representar a Cristo en una tarea que solo pocos podrán ejecutar. Si, muchos son los llamados, pero son pocos los que permanecen y ellos son los que tendrán respaldo por parte de Dios.

Anuncios

De la nada hasta su trono – Tierra que da frutos

El mundo tiene una amplia cantidad de territorios que atraviesan constantes sequias, sin mencionar los desiertos que reciben muy poca agua en una cantidad abismal de tiempo. Podríamos decir que espiritual o socialmente hemos pasado por sequias. Lapsos de nuestro ser donde solo somos polvo, donde nada que se inicia tiene frutos. Donde nada nos sale bien, donde el que tiene es victima de un gran espejismo.

Cambiar de estructura seca a una eficaz y productiva es posible. Simplemente necesitamos abrir nuestro corazón a Dios, nuestros oídos a su voz y tener disposición para que aprovechemos su lluvia, su soplo, en pocas palabras su voluntad.

El Señor no depositara su maravilloso fruto en nosotros sabiendo que no estamos preparados para recibir lo que quiere entregarnos. Por ello necesitamos aprender la sana doctrina, la palabra verdadera, anhelar su sabiduría, su misericordia y su presencia en nuestro caminar, podríamos decir que así cambiaremos la tierra seca por una llena de vida.

Una vez preparados en conocimiento, empezaran a ocurrir sucesos en tu vida y notaras como florecen los frutos del Padre en ti. No debes apresurarte, los tiempos son manejados por Dios. Pero influye mucho nuestra disposición en querer más de Él, darás fruto a su tiempo y tu hoja no caerá, tenlo presente.

Anuncios

Tagged