Inicio / Predicas Cristianas / Considerando la fe

Considerando la fe

Predicas Cristianas

Evangelio de Hoy.. Lectura Biblica: 1 Pedro 1:3-9

Introducción

En este día hablaremos de la fe. Para ello debemos partir de una premisa fundamental: “Si no tiene fe, no recibirá nada de Dios”. Pues “sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan” Hebreos 11:6.

Por lo tanto, la fe es el canal a través del cual fluyen todas las bendiciones de Dios para llegar a nosotros, “y todo lo que no proviene de fe, es pecadoRomanos 14:23.

Como podemos ver, cualquier actividad que no tenga su origen o se base en la fe será una actividad pecaminosa. Y si no actuamos conforme a lo que creemos, lo que estamos haciendo le desagrada a Dios, a pesar de que quizás todos los que nos rodeen nos feliciten por eso que estamos haciendo.

Anuncios 1

Santiago y la fe

Santiago nos dice varias cosas acerca de la fe. La fe es ese elemento fundamental para el cristiano y que le lleva a preguntarse como hacer que la porción de fe que le ha sido dada se desarrolle a la máxima expresión, pudiendo recibir de esta manera todas las bendiciones que el Señor tiene preparadas para él.

Jesús dijo que en el principio de nuestra vida cristiana no es preciso tener demasiada fe. Pero “que si tuviereis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: Pásate de aquí allá, y se pasará; y nada os será imposible” Mateo 17:20

De manera que “no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada unoRomanos 12:3. Ahora, si bien no necesariamente debemos tener una tremenda fe en un principio, si es necesario que le medida que tenemos vaya en aumento.

Lo que aumenta la fe

Hay dos cosas que hacen que la fe vaya en aumento y la primera son las pruebas, y es por esto que en la Biblia leemos: “Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia. Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa algunaSantiago 1:2-4.

Necesitamos pasar por pruebas, aceptadlas, nos dice, como algo que viene de Dios. Y si te falta sabiduría para comprender el porqué te sucede, pídele al Señor que te explique lo que está sucediendo en tu vida.

Anuncios 2

Pero debes pedir con fe y esperar en el Señor Dios, porque tras la prueba viene la bendición. Y por esto es “Bienaventurado el varón que soporta la tentación (prueba); porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman” Santiago 1:12.

En este tiempo, cuando vienen las pruebas, son muchos los cristianos que desisten de su fe. Es en esos momentos que debemos leer la Palabra y hallaremos la actitud correcta. Por ejemplo podemos tomar a Pablo quien nos cuenta:

Cinco veces he recibido cuarenta azotes menos uno. Tres veces he sido azotado con varas; una vez apedreado; tres veces he padecido naufragio; una noche y un día he estado como náufrago en alta mar; en caminos muchas veces; en peligros de ríos, peligros de ladrones, peligros de los de mi nación, peligros de los gentiles, peligros en la ciudad, peligros en el desierto, peligros en el mar, peligros entre falsos hermanos; en trabajo y fatiga, en muchos desvelos, en hambre y sed, en muchos ayunos, en frío y en desnudez2 Corintios 11:24-27

Pero lo hizo considerándose afortunado por ser digno de sufrir por el Señor:

y el despojo de vuestros bienes sufristeis con gozo, sabiendo que tenéis en vosotros una mejor y perdurable herencia en los cielos. No perdáis, pues, vuestra confianza, que tiene grande galardón; porque os es necesaria la paciencia, para que habiendo hecho la voluntad de Dios, obtengáis la promesa. Porque aún un poquito, Y el que ha de venir vendrá, y no tardará. Mas el justo vivirá por fe; Y si retrocediere, no agradará a mi alma. Pero nosotros no somos de los que retroceden para perdición, sino de los que tienen fe para preservación del almaHebreos 10:34-39.

Dios nos envía diversas pruebas porque las necesitamos y nos dan lecciones que de otra manera no aprenderíamos. Resultando entonces cristianos débiles e incompletos, incapaces de responder a las responsabilidades que se nos de el Señor cuando estemos en la plenitud de su servicio.

Anuncios 3

Lo otro que nos hace crecer

Lo otro que nos hace crecer es la Palabra de Dios:

Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos. Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella, éste es semejante al hombre que considera en un espejo su rostro natural. Porque él se considera a sí mismo, y se va, y luego olvida cómo era. Mas el que mira atentamente en la perfecta ley, la de la libertad, y persevera en ella, no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra, éste será bienaventurado en lo que haceSantiago 1:22-25.

Lo que lo que nos hace crecer en la fe es la Palabra de Dios, pero expresada por medio de nuestras acciones. De manera que debemos dejar que la fe crezca soportando las pruebas, leyendo, y manifestando la palabra con nuestro testimonio.

Una pregunta que muchos se hacen es: ¿Cómo reconocer la fe? ¿Cómo verla; o Cómo nos damos cuenta si nosotros u otros tienen fe?

Deberíamos considerar tres cosas que nos explican lo que es la fe. En primer lugar, no debe de haber parcialidad ni prejuicios. Si un hombre tiene prejuicios contra otro porque le parece poco espiritual o religioso, y lo trata como si no fuese nadie sencillamente por ese motivo, evidentemente no tiene fe ya que la fe destruye los prejuicios.

Acerca Ricardo Hernández

Avatar
Servidor de nuestro Señor Jesucristo. Entregue mi vida a Cristo hace más de 20 años, y me gusta compartir los mensajes cristianos que Dios pone en mi corazón.

Revise

Predicas Cristianas.. ¿Quiénes entrarán en el reino de los cielos?

¿Quiénes entrarán en el reino de los cielos?

Predicas Cristianas.. El Señor explica los requisitos necesarios para poder entrar en el reino de los cielos. No todo el que diga que es cristiano, realmente lo es.