Inicio / Predicas Cristianas / Levantando las manos por todo hombre

Levantando las manos por todo hombre

Predicas Cristianas

Evangelio de Hoy.. Texto Biblico: 1 Timoteo 2:1-8

Introducción

El evangelismo es una tarea de la iglesia. Eso es algo sumamente clara. La iglesia vive y existe, y funciona en este mundo, para predicar el evangelio. De hecho, podríamos decir que el mundo actual es preservado para que el evangelio sea predicado a todas las naciones.

Sin embargo, muy pocas veces solemos tomar con seriedad este llamado que Dios nos ha hecho. Hay varias causas por la cual una iglesia no evangeliza: Miedo, comodidad, ignorancia, dureza de corazón, etc. Pero la más común y peligrosa es el egoísmo.

Es cuando la iglesia no siente la necesidad de otros. Cuando la iglesia está fría ante la perdición de las almas, y muy poca estamos interesados en que otros sean salvados del infierno.

Anuncios 1

Pero algunos llegan un poco más allá. No sólo es que son indiferentes, sino que se niegan a predicarle el evangelio a cierta de clase de personas. Envidia a los ricos, desprecio a los pobres, rencor a los gobernantes, indiferente a los de clase media. Rechazo a las mujeres, menosprecio a los niños, o desdén a los drogadictos.

Por eso, en evangelio de hoy, veremos lo que dice la Palabra de Dios sobre el evangelismo. Especialmente, nos enfocaremos sobre el amor que tenemos que tener a los perdidos, sin distinción de personas.

Desarrollo

Contexto

Pablo escribe esta carta a Timoteo, quien era su fiel compañero, y al mismo tiempo, su buen discípulo. Timoteo era pastor. Según el capítulo 1, Pablo dejó a Timoteo en Éfeso para que se encargara de algunos asuntos. Esta carta es escrita, cuando Timoteo está resolviendo estos asuntos en Éfeso (1:3).

La razón por la que Pablo deja a Timoteo en Éfeso es porque había algunos falsos maestros. Estos falsos maestros eran judíos. Estaban enseñando cuestiones interminables sobre la ley, y otras cosas que realmente no tenían sentido (capítulo 1). Estas personas estaban intentando dividir la iglesia.

Anuncios 2

Además, eran muy sectaristas con los gentiles. No sólo provocaban peleas en la iglesia. También hacían que los creyentes judíos se alejaran de los creyentes gentiles (1 Timoteo 6:3-10; Tito 1:10-11; Gálatas 2:12-14).

En esta carta, Pablo enseña a Timoteo como ser un buen pastor, y tratar los problemas en la iglesia. En el primer capítulo, refuta una de las enseñanzas de estos falsos maestros. Pero aquí en el capítulo 2, les enseña que no deben alejarse de los hombres. Antes bien, buscar su salvación, no sólo predicándoles el evangelio, sino también orando por ellos.

I. Oremos por toda clase hombre (verss. 1-2).

a. Orar y dar gracias por todo tipo de hombres.

En primer lugar, la primera instrucción de Pablo es que se hagan cuatro cosas:

“Rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias por todos los hombres”.

Anuncios 3

Es decir, la iglesia tiene que estar orando constantemente por los perdidos, y las personas que están alrededor. Sin importar su origen, riqueza, o posición política. Debemos interceder por los hombres para que estos lleguen a la salvación.

Y es que la oración es una forma de demostrar amor a los hombres. Los maestros falsos enseñaban alejarse de los gentiles, o de todos los que no fueran creyentes. Pero estos “favoritismos” no van conforme al evangelio. Debemos orar por todos los hombres.

b. ¿Todos los hombres, o toda clase de hombres?

Ahora, hay un problema que debemos resolver en este pasaje. Varias veces se usa la palabra “todos” o “todos los hombres”, aquí, en el versículo 4, y el versículo 6. ¿Se refiere a todos y cada uno de los hombres? ¿O se refiere a todo tipo de hombre?

Acerca Julio Torres

Julio Torres
Fiel servidor de Jesucristo mi Rey y Salvador. No ocupo una posición ministerial en mi iglesia. Me gusta estudiar la biblia y redactar mensajes cristianos. Es mi oración que los mensajes cristianos que redacte te sirvan de bendicion.

Revise

Hágase tu voluntad - Predicas Cristianas

Hágase tu voluntad

Evangelio hoy, la verdad de lo que Jesús nos plantea en la petición del Padre nuestro, y en el imperativo para hoy, es que si no hacemos la voluntad de ..