Inicio / Predicas Cristianas / Cuando Dios marca tu vida

Cuando Dios marca tu vida

Predicas Cristianas – Evangelio de Hoy

Texto: Efesios 1:13-14

Introducción:

Hay mucha gente que ha sufrido por esas marcas del dolor, de la crisis, del desamparo, del olvido, pero hoy te quiero dar una buena noticia, Jesús también vino a dejar su huella y nadie ha dejado ninguna tan grande como Él.

1. ¿Qué son las arras?

Anuncios 1

a) Las arras son algo que se da en garantía para cumplir una promesa, todos los que han ido a comprar una casa en construcción, saben que dan el anticipo, firman una promesa de compraventa y dan una cantidad en arras, por ejemplo, dan u$10,000 en garantía, y si cuando la casa se construya, está terminada, usted no la compra, pierde esta cantidad, pero si la compra, eso se le descuenta al precio de la casa.

b) Es la garantía de una promesa que usted hace, el Señor nos dio a nosotros grandiosas promesas, las más bellas y poderosas que hay, nos ha prometido bendecirnos grandemente, Dios no necesitaría jurar que va a cumplir esas promesas, pero se lo juró a Abraham, no necesitaría dejarlo por escrito, pero lo hizo, El no necesitaría una garantía, pero la dejó, Su Palabra debería ser suficiente, porque El mismo dijo que el cielo y la tierra podían pasar, pero su Palabra no.

c) Pero Dios no queriendo que dudes, ha dejado una garantía, y entonces te dejó las arras, pero El me imaginó que se puso a pensar qué arras dar, te pudo haber dado un pedazo de tierra, oro, pero te dio la mayor de todas las garantías, que fue la presencia del Espíritu Santo, dijo: Voy a cumplir la promesa y para demostrártelo, que ese día va al llegar, te dejo a mi Espíritu Santo en garantía; como diciendo: Si no cumplo, te quedas con el Espíritu.

d) Si usted pudiera arrancar al Espíritu Santo de la trinidad, lo cual es imposible, entonces cabría la posibilidad que Dios fallara, pero como el Espíritu Santo es uno con el Padre y el Hijo, es imposible que El le vaya a fallar a usted, fíjese que no le dio u$10,000 en garantía, sino su propio ser en garantía y quiero que preste atención a esto: Cuando pensó en bendecirlo, dio lo mejor que podía dar.

e) Cuando te creó a ti, lo hizo a imagen y semejanza de Él, no a imagen y semejanza del mono, luego, cuando pagó para salvarte, dio lo mejor que tenía, y es la vida de su hijo, y cuando quería garantizar las promesas, dio la presencia de su espíritu, tiene tantas ganas de bendecirte que ha dado lo mejor de Él, tiene más ganas de bendecirte que las mismas que tú tienes de ser bendecido.

Anuncios 2

f) Le pregunto: ¿Qué es mayor, la presencia del Espíritu Santo o cualquier promesa que Él le ha dado? Digamos que Dios le ha prometido bendecirlo con un aumento, ¿qué es mayor? Si Él ya le dio lo más grande, ¿no cree que también le dará lo otro? Él va a cumplir sus promesas.

g) Ahora quiero hablarle de lo que es el sello, usted fue sellado el día que vino y recibió a Jesús en su corazón, el pueblo de Dios en el Antiguo Testamento eran los hebreos, ellos tenían que hacerse un sello en su cuerpo, haciéndose la circuncisión, cuando nosotros venimos al Señor, ya no tenemos esa señal en el cuerpo, pero tenemos una en el corazón, y es el sello del Espíritu Santo, que dice que usted le pertenece.

h) Por ejemplo, los que han trabajado en fincas, y han tenido ganado, lo sellan para que no se pierda, le quema los lomos y dice: Ese es mío, igual es Dios, te marca el corazón, nadie te toca, mire lo que hacen las personas para imitar ese sello, hay ciertas pandillas que se ponen tatuajes para identificar a cuál pertenecen; hasta se tatúan el sello de la subdivisión de la cual son parte, además se ponen los tatuajes de lo que han hecho, por ejemplo, los que tienen lágrimas tatuadas son señales que han matado a personas.

i) Estos jóvenes que vienen de familias desintegradas, están tan deseosos de ser aceptados por una familia, que encuentran en las pandillas una familia, pero les piden que maten a alguien para poder ser parte de esa familia, ahora tú, perteneces a una familia santa, tú estás aquí porque alguien dio la vida por ti, perteneces al linaje real del Señor Jesucristo, ese es el sello que te han puesto.

2. Hay una marca de Dios sobre tu vida

Anuncios 3

a) Tanto se ha hablado acerca de la marca de la bestia, se ha hablado más de eso, que del sello del Espíritu Santo, entonces, todos se han puesto a especular acerca de la marca de la bestia, 666, algunos empezaron a decir que la marca de la bestia eran las tarjetas de crédito, hay gente tan prejuiciosa que si su número empieza con 666 dicen: Eso es del diablo ¿Qué acaso no han entendido que los números los inventó Dios?

b) Se ha escuchado que se hará un chip, el cual será implantado, usted recibe correos de cristianos diciendo algo sobre el sello de la bestia; tiene más temor de la marca que alguien le quiere poner, que orgullo por el sello que lleva dentro, usted está sellado, tiene dueño, pertenece a una familia, debería ir a mostrando con todo orgullo, que Jesús dio su vida por ti.

c) ¿Ha visto cómo algunos hijos se parecen a sus padres? Y dicen: Ahí va toda tu marca, ahí va tu fotocopia, por ejemplo, mis dos hijos tienen mis rasgos del rostro, sus genialidades, sus temperamentos ¿Sabe que ese sello es el mismo que Dios ve en usted? Cuando alguien lo ve dice: Este es hijo de Dios, usted es cristiano, el diablo lo reconoce por ese sello, le dice que usted es de una familia.

Acerca DanielT

Avatar
Mi nombre es Daniel Tomas y hace más de 35 años sirvo al Señor. He asumido el compromiso de serle fiel cada día de mi vida y de sembrar mi corazón y ministerio en Su presencia y así llevar mucho fruto. Junto con toda mi familia en enero del año 1994 vinimos a Bariloche a servir en la Iglesia Catedral Familiar, de la Unión de las Asambleas de Dios, ministerio el cual amamos y donde Dios nos trajo para así alcanzar Su sueño, que es ver a esta ciudad y pueblos aledaños rendidos a los pies de Jesús.

Revise

Predicas Cristianas... Agradecidos a Dios

Agradeciendo a Dios

Predicas Cristianas.. En evangelio de hoy, aprenderemos cómo enfrentar con buena actitud las dificultades de nuestras iglesias. Veamos lo que Pablo...

Deja un comentario