Inicio / Predicas Cristianas / Tres actitudes

Tres actitudes

Evangelio de Hoy

Tres actitudes, tres reacciones distintas podemos extraer de este pasaje de las Escrituras, pero hoy podemos ver también actitudes similares cuando el Señor se aproxima a la vida de las personas para salvarles, bendecirles o hablarles de los propósitos que tiene con ellas, aún cuando les hable de grandes propósitos.

Leamos la Palabra de Dios en Génesis 18:1-3Después le apareció Jehová en el encinar de Manre, estando él sentado a la puerta de su tienda en el calor del día. Y alzó sus ojos y miró, y he aquí tres varones que estaban junto a él; y cuando los vio, salió corriendo de la puerta de su tienda a recibirlos, y se postró en tierra, y dijo: Señor, si ahora he hallado gracia en tus ojos, te ruego que no pases de tu siervo”; 12-13Se rió, pues, Sara entre sí, diciendo:¿Después que he envejecido tendré deleite, siendo también mi señor ya viejo?. Entonces Jehová dijo a Abraham: ¿Por qué se ha reído Sara diciendo: Será cierto que he de dar a luz siendo ya vieja?”.

Para ampliar un poco el conocimiento y ver en el medio en que se movía Abraham, quiero decirles que el encinar se trataba de un lugar en donde estaban los árboles mas altos, era un lugar prominente en donde se efectuaban sacrificios a los dioses paganos; allí, en medio de la idolatría es donde Abraham había levantado un altar al Dios verdadero, el Señor siempre se levanta en guerra santa donde hay pecado para alcanzar con su salvación a toda criatura.

El Señor no se fija en lugares, donde es mas dura la lucha con el demonio, en donde parece mas difícil recibir algo, es donde se presenta Él para derramar bendición, “Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo” (Efesios 1:3).

Cuando una sanidad imposible para la medicina, aparece el Señor derramando de su sanidad divina, “Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados” (Isaías 53:5); allí donde parece mas difícil lograr un siervo, allí está el Señor para mostrar su gloria y fortalecer su obra, “Lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte” (1 Corintios 1:27).

Rescatemos de la porción de la Escritura que leímos, tres actitudes distintas: 

La forma en que Abraham actuó frente a quienes llegaban y hasta el momento de separarse nuevamente de ellos; salió corriendo a recibirles, les sirvió y atendió, les escuchó y les acompañó.

La actuación de Sara ante semejante noticia, riéndose en medio de la duda.

La reacción de Sara cuando es exhortada por su forma de actuar, tratando de justificarse aún mintiendo.

Antes que nada debemos tener en claro que Dios mismo había descendido y se había personalizado en uno de esos varones, es decir que no eran cualquier persona; como cristianos deberíamos preguntarnos cuantas veces habremos albergado ángeles del Señor en nuestros hogares ya que cuando anhelamos la presencia del Señor, Él envía sus ángeles para cumplir nuestros deseos.

Comencemos nuestra reflexión en la segunda actitud, la de Sara frente a la noticia de que tendría un hijo a ésa edad; “Se rió, pues, Sara entre sí, diciendo:¿Después que he envejecido tendré deleite, siendo también mi señor ya viejo?”, se burló y dudó del mensaje de Dios, pecó doblemente al burlarse y dudar de Dios.

Cuantos personas hay que se burlan de los mensajes del Señor, es evidente que sin la presencia del Señor en sus vidas, el ser humano no tiene capacidad para recibir los mensajes divinos; aún hay muchos cristianos que reciben preciosas palabras de parte de Dios y parecen burlarse de ella al echarlas al olvido, pareciera que no les interesa lo que el Señor quiere decirles.

Podríamos quizás comprender la actuación de la gente del mundo frente a un mensaje divino ya que solo los espirituales pueden discernir las cosas del Espíritu, pero de ninguna manera quién haya recibido a Jesús en el corazón como su Señor y Salvador puede hacer oídos sordos al mensaje divino; como cristianos debemos saber que cuando el Señor nos habla es para darnos una orden y no para consultarnos sobre que deseamos hacer, si tu recibiste a Cristo y Él te habló en alguna ocasión respecto de un propósito que tiene con tu vida como lo hizo con Sara, debes poner toda tu atención en el mensaje para cumplir diligentemente con sus requerimientos, Proverbios 13:4.

Como cristiano debes saber que el Señor no habla en vano y si Él dice algo es porque eso va a suceder, te guste o no te guste a ti, debes entender que si eres un verdadero creyente no puedes hacer otra cosa que prepararte para lo que el Señor tiene contigo; mira, si volvemos a Sara y estuviéramos en la actualidad, a Sara no le cabía otra acción que salir a buscar el ajuar del niño y comenzar a comprar los pañales, pero en lugar de eso comenzó a cuestionar la palabra, a dudar de su cumplimiento.

Acerca Luis Coria

Luis Coria
Mi nombre es Luis Alberto Coria, estoy casado con Nora Griselda Correa y tenemos cuatro hijos; llegué a los pies de Cristo en el año 1996 en el Ministerio Visión Mundial Para La Familia padeciendo una importante enfermedad.

Revise

Evangelio de Hoy - Como vivir una buena vida

La felicidad al estilo de Dios

Evangelio del dia.. Predicas Cristianas.. Mientras el mundo concibe la felicidad dentro de lo pasajero y fugaz, Dios habla de una felicidad en términos eternos. La bienaventuranza que nos presenta el pasaje de hoy suena para muchos como extemporánea y no aplicable para lo que el hombre moderno busca.