Inicio / Predicas Cristianas / Espera confiado

Espera confiado

Evangelio de Hoy

Espera confiado, pues el Señor es quien ha de restaurar tu vida; en este día viene nuevamente la voz del Señor a tus oídos para alentarte a perseverar, para decirte que sin importar cual sea tu situación Él ha tomado intervención para restaurarte.

Leamos la Palabra de Dios en Jeremías 33:1-9Vino palabra de Jehová a Jeremías la segunda vez, estando él aún preso en el patio de la cárcel, diciendo: Así ha dicho Jehová, que hizo la tierra, Jehová la formó para afirmarla; Jehová es su nombre:……..”.

Vino palabra de Jehová a Jeremías la segunda vez”, para Jeremías era la segunda vez que Jehová hablaba, ¡Y a ti, cuantas veces te ha hablado el Señor?, ¿Cuántas veces escuchaste tu mismo su voz o te habló a través de otra persona?; te ha hablado en muchas ocasiones, te dijo de tu ministerio, te habló de tu familia, te dijo que te bendeciría y que haría prosperar todos tus caminos y cuantas cosas más.

Pero tú, ¿Qué es lo que hiciste luego?, esperaste confiando verdaderamente en estas palabras, las dejaste establecidas en tu corazón o solo fueron palabras que pasaron por tu mente sin dejar nada tras ellas.

El Señor no se cansa de hablar a tu vida y te confirma una vez tras otra sus promesas, Él no se desdice de sus palabras pues “Dios no es hombre para que mienta. Ni hijo de hombre para que se arrepienta” (Números 23:19); si has tomado la palabra, si has confiado en el Señor estarás trabajando por ella, estarás preparándote para llevarla adelante, estarás presente en las actividades de la iglesia, estarás ganando almas para Cristo en cada lugar que el Señor te lleve y no tendrás excusas o limitaciones de tiempo, de distancia o económica para cumplir con el Señor.

No importa el lugar en donde estés, a Jeremías le habló “estando él aún preso en el patio de la cárcel” y a ti seguramente te hablo en muchas circunstancias, te habló en tus mejores momentos y te hablo en medio de las dificultades para que te vuelvas a Él, para que hagas su voluntad dejando de anteponerle tus propios criterios; muchas veces pensamos que cuando el Señor nos hable escucharemos su voz como trueno, Apocalipsis 14:2, o que entraremos en un éxtasis profundo que nos elevará al tercer cielo, Hechos 22:17, pero no es así aunque sea esto posible, lo importante es escuchar su voz y lo mas importante es la actitud que tienes luego, cómo actúas luego de conocer la voluntad del Señor.

Lo cierto es que Él nos habla mucho mas seguido de lo que pensamos y en las más variadas formas; Él solamente desea que cada uno de nosotros y en el lugar donde estemos podamos escuchar su dulce voz, y entonces nos exhorta: “Si oyeres hoy mi voz, No endurezcáis vuestros corazones” (Hebreos 4:7), no podemos hacernos los distraídos cuando el Señor nos habla y nos guía, no podemos hacernos los distraídos y no prepararnos para el ministerio que el Señor ha derramado sobre nosotros, no podemos hacernos los distraídos y no cumplir la voluntad del Señor.

Tal vez por desconocimiento, quizás por no entender o simplemente porque hasta hoy no has tomado una decisión de servicio y consagración para con el Señor y su obra, y es por esto que no estás caminando en pos de tu ministerio.

No podemos hacernos los distraídos frente a la Palabra de Dios pues nos estamos convirtiendo en hijos rebeldes y desobedientes, y si lo haces solamente recibirás el trato como tal; el Señor desea que tu vida sea bendecida y prosperada, pero para ello es necesario que hagas lo que Él te pide y que lo hagas en perfecta obediencia.

Debes entender que no es tu pastor, que no es tu hermano, sino que es el Señor mismo quien te habla; así como le habló a Jeremías te habla a ti para decirte: “Así ha dicho Jehová, que hizo la tierra, Jehová la formó para afirmarla; Jehová es su nombre”.

Tres veces le confirmó a Jeremías para que no dudara, para confiar su poder diciéndole que no solo hizo la tierra sino que la afirmó; no dejes que la duda te haga cerrar tus oídos al mensaje del Señor para que no cumplas con su voluntad, no dejes que la duda te desvíe del propósito que Dios tiene con tu vida.

El Señor te está diciendo que no importa el lugar en donde estés, que no importa la situación que estás pasando pues Él tiene el deseo y el poder para restaurarte, y te dice que no solo lo hará sino que afirmará la obra realizada en ti; es el tiempo de escuchar la voz de Dios, es tiempo de confiar en la obra que Dios quiere hacer en tu vida, es ahora cuando Él te dice: “¿No se convertirá de aquí a muy poco tiempo el Líbano en campo fructífero, y el campo fértil será estimado por bosque?” (Isaías 29:17).

Acerca Luis Coria

Luis Coria
Mi nombre es Luis Alberto Coria, estoy casado con Nora Griselda Correa y tenemos cuatro hijos; llegué a los pies de Cristo en el año 1996 en el Ministerio Visión Mundial Para La Familia padeciendo una importante enfermedad.

Revise

Evangelio de Hoy - Como vivir una buena vida

La felicidad al estilo de Dios

Evangelio del dia.. Predicas Cristianas.. Mientras el mundo concibe la felicidad dentro de lo pasajero y fugaz, Dios habla de una felicidad en términos eternos. La bienaventuranza que nos presenta el pasaje de hoy suena para muchos como extemporánea y no aplicable para lo que el hombre moderno busca.