Inicio / Predicas Cristianas / Cuida lo tuyo

Cuida lo tuyo

Predicas Cristianas

Introducción 

El Señor Jesucristo ha puesto en nosotros la capacidad de crecer, multiplicarnos, y ser prosperados, y que siempre tengamos salud. Pero además nos ha regalado la salvación al morir su hijo Jesucristo en nuestro lugar, y eso nos permite ser parte del reino de Dios. La pregunta es: ¿Has cuidado esos regalos que Dios te ha dado?

Quizás todos piensan que si porque asisten a la iglesia, pero si hilamos un poco más fino podríamos ver que muchos creen que son salvos y no han dejado el pecado, o de tomar alcohol hasta embriagarse en los cumpleaños o alguna fiesta.

Se están destruyendo niñas al embarazarse, los jóvenes en la droga, y los padres borrachos golpean a sus esposas e hijos; ya no se valora el matrimonio, por eso la cantidad de divorcios y separaciones que hay.

Muchos tienen trabajo y lo descuidan, son irresponsables y encima se quejan porque ganan poco, pero cuando lo pierden y se dan cuenta de que necesitan un trabajo, buscan y lo que encuentran es peor que el que tenían.

Anuncios 1

Muchos tienen dificultades para llegar a la iglesia, o para crecer espiritualmente, porque están demasiado ocupados con sus cosas. Por esto van a la iglesia cuando tienen tiempo, y por eso la gente no es salva, ni crece espiritualmente. No hay tiempo para la iglesia, para leer la Biblia, o para consagrar la vida para Dios.

Como cristianos tenemos la mejor oportunidad que existe, y muchos la descuidan. El Señor Jesucristo nos ofrece vida eterna, felicidad, y prosperidad, pero no se ocupan de esto. Por eso hoy te digo: Cuida lo que Dios te dio, cuida lo tuyo.

La palabra de Dios

Proverbios 27:18 “Quien cuida la higuera comerá su fruto, Y el que mira por los intereses de su señor, tendrá honra.»

La comodidad – construir una nueva vida

El problema es cuando se ingresa en la comodidad de las bendiciones, cuando nos acostumbramos a recibir constantemente bendiciones. El problema es que como llegan tan fácil ya ni siquiera nos ocupamos de cuidar lo nuestro.

No entendemos que “por la pereza se cae la techumbre, y por la flojedad de las manos se llueve la casaEclesiastés 10:18. Y aunque generalmente se vincula la pereza con la falta de ganas de hacer algo, la pereza también hace que no podamos mantener lo que ya tenemos. Lo que en algún momento construimos, y se va perdiendo, o destruyendo, por falta de mantenimiento a través de una buena relación con el Señor.

Anuncios 2

También dice que por la flojera de las manos se llueve la casa, es porque todo empieza con algunas goteras, pero después se agrava. Es por eso que creyentes que eran activos en la cosas de Dios se volvieron perezosos con el tiempo, y pierden sus logros en lo material y espiritual.

Aparecen grietas en su vida espiritual por no mantenerse firmes como lo hacían antes, dejaron la obediencia y se les viene abajo la economía. Dejan de orar y pierden la relación con Dios, descuidan la relación íntima con el Señor, y pierden la posibilidad de escuchar su voz, y terminan perdiéndolo todo.

Construir una nueva vida

Tengamos entonces cuidado, pues la pereza, además de pecado, es un enemigo que no solo se presenta al comienzo de algo, sino durante el proceso. Sus efectos destruyen lo construido, y hace que perdamos lo que ya hemos obtenido.

Si estamos viendo goteras en algún área de nuestra vida, tomemos fuerza en el Señor Jesucristo y echemos la pereza fuera para que no se termine cayendo lo que ya hemos logrado. Reacciona, actívate, y si estás en un ambiente donde la pereza es común, no te dejes llevar por el ambiente. Fortalécete, esfuérzate, y serás librado de sus consecuencias.

Libre de la pereza podemos desarrollarnos y crecer, pues tendremos el ánimo correcto, “con ánimo resuelto edificó Ezequías todos los muros caídos, e hizo alzar las torres, y otro muro por fuera; fortificó además a Milo en la ciudad de David, y también hizo muchas espadas y escudos.” 2 Crónicas 32:5

Anuncios 3

Vemos que la bendición comienza cuando Ezequías actuó resueltamente, y edificó todos los muros caídos. Quizás vos hoy tienes que tomar la misma decisión volviéndote al Señor Jesucristo para construir una nueva vida, o desatando y perdonando para construir una nueva familia, o comenzando a servir nuevamente para construir tu vida ministerial, o pagando tus deudas para construir una nueva economía, o saliendo a buscar trabajo para construir una nueva vida laboral.

Dios esta de tu lado

No importa lo que tengas que edificar, necesitas saber que Dios está de tu lado. Pero también debes actuar para ver su mano obrando en tu vida.

Necesitas saber que para el Señor Jesucristo nada es imposible, pero que será clave que actúes con el ánimo correcto. No esperando estar de ánimo, sino gobernando tu estado con la fuerza del Espíritu Santo, y desatando la vida de la pereza con determinación, y con la bendición de Dios reedificar tu vida. Echa fuera la depresión, desata fortaleza y entusiasmo en tu vida, y veras que los resultados te ayudarán a seguir.

Acerca Luis Coria

Luis Coria
Mi nombre es Luis Alberto Coria, estoy casado con Nora Griselda Correa y tenemos cuatro hijos; llegué a los pies de Cristo en el año 1996 en el Ministerio Visión Mundial Para La Familia padeciendo una importante enfermedad. En el año 2001, el Señor nos llevó a establecer la congregación en nuestro hogar, en donde tenemos manifestaciones del poder y respaldo de Dios a través de sus prodigios y milagros de sanidad y prosperidad.

Revise

Servirle sin queja - Mensajes Cristianos

Los himnos de la medianoche

Predicaciones Cristianas.. El trofeo de aquella noche de alabanza pudo ser la conversión de toda la cárcel, incluyendo el carcelero, su familia y por seguro los presos que oían las alabanzas.