Inicio / Predicas Cristianas / La gratitud

La gratitud

Evangelio de Hoy

Salmos 103:2 (RVR 1960) “Bendice, alma mía, a Jehová, Y no olvides ninguno de sus beneficios“.

Salmos 103:2 (NTV) “Que todo lo que soy alabe al SEÑOR; que nunca olvide todas las cosas buenas que hace por mí“.

Generalmente los seres humanos somos muy olvidadizos, o mejor, nos acordamos más de las cosas malas que nos hayan hecho que de las buenas. Tendemos a olvidar más lo bueno que lo malo. Piense por un momento en lo malo que alguien le haya hecho. ¿Como le fue?. ¿Fue fácil recordarlo?

Ahora piense en algo bueno que alguien haya hecho por usted. ¿Como le fue? ¿Fue fácil o difícil? Si usted no se pudo acordar de nada, de ninguna de las dos entonces usted tiene mala memoria, jejeje. Si recordamos más fácil lo malo es debido a que tenemos tendencia a ser poco agradecidos y por eso olvidamos fácil.

En el libro de Ester Mardoqueo paso por algo similar, después de haber hecho un bien al rey este olvidó, gracias a que todo quedaba apuntado en el libro de las crónicas, Mardoqueo no se quedó sin recompensa porque el rey ya lo había olvidado.

Ester 6:1-3

Aquella misma noche se le fue el sueño al rey, y dijo que le trajesen el libro de las memorias y crónicas, y que las leyeran en su presencia. 2. Entonces hallaron escrito que Mardoqueo había denunciado el complot de Bigtán y de Teres, dos eunucos del rey, de la guardia de la puerta, que habían procurado poner mano en el rey Asuero. 3. Y dijo el rey: ¿Qué honra o qué distinción se hizo a Mardoqueo por esto? Y respondieron los servidores del rey, sus oficiales: Nada se ha hecho con él“.

Este rey había olvidado lo que Mardoqueo había hecho por el.

Olvidamos muy fácil

El salmista de alguna forma se obligaba así mismo a no olvidar todo lo que Dios había hecho por  él. No olvides ninguno de los beneficios recibidos por el Señor.  Debemos tener presente todos los beneficios recibidos por el Señor, son inimaginables todo lo que Él nos da.

No olvidemos todo lo que Él ha hecho por nosotros. El salmista sigue diciendo y enumerando todo lo que Dios ha hecho por él.

Salmos 103:3-5 (RVR 1960) “El es quien perdona todas tus iniquidades, El que sana todas tus dolencias; 4 El que rescata del hoyo tu vida, El que te corona de favores y misericordias; 5  El que sacia de bien tu boca De modo que te rejuvenezcas como el águila. 6 Jehová es el que hace justicia Y derecho a todos los que padecen violencia“.

Si analizamos las razones por las cuales debemos ser agradecidos con el Señor nos damos cuenta que jamas tendríamos como pagar todo lo que el ha hecho por nosotros, pueda que hallemos alguien que haga cosas por nosotros, pueda que en nuestra vida diaria nos topemos con personas que nos ayuden en algo o hagan algo por nosotros pero jamas se igualara a lo que Dios ha hecho por nosotros.

Hay un pasaje en Lucas 17:11-19

Yendo Jesús a Jerusalén, pasaba entre Samaria y Galilea. 12 Y al entrar en una aldea, le salieron al encuentro diez hombres leprosos, los cuales se pararon de lejos 13 y alzaron la voz, diciendo: !!Jesús, Maestro, ten misericordia de nosotros! 14 Cuando él los vio, les dijo: Id, mostraos a los sacerdotes. Y aconteció que mientras iban, fueron limpiados. 15 Entonces uno de ellos, viendo que había sido sanado, volvió, glorificando a Dios a gran voz, 16 y se postró rostro en tierra a sus pies, dándole gracias; y éste era samaritano. 17 Respondiendo Jesús, dijo: ¿No son diez los que fueron limpiados? Y los nueve, ¿dónde están? 18 ¿No hubo quien volviese y diese gloria a Dios sino este extranjero? 19 Y le dijo: Levántate, vete; tu fe te ha salvado“.

Para entender lo que significaba para estos leprosos ser sanados debemos saber lo que era tener lepra en esa sociedad.

La lepra era considerada un enfermedad terrible y era el sacerdote el que decía si alguien era o no leproso, la persona con lepra era sacada lejos de la ciudad, tenía que dejar todo, su familia, amigos, negocio, trabajo, tenía que dejarlo todo y estar lejos, por eso fue que no se acercaron a Jesús si no que desde lejos le gritaron Señorrrr.

Además de esto la persona cuando veían a alguien para evitar que se le acercarán debían gritar inmundo, inmundo o a otros le colocaban unas campanitas que debían hacer sonar.

Así que la lepra era una enfermedad terrible y que hacía aislar las personas.

Diez leprosos fueron sanados y libres de toda esta carga pero solo 1 volvió, el 99% fueron desagradecidos y solo el 1% fue agradecido con el Señor.

Imagínese usted el porcentaje tan alto de gente malagradecida con Dios, esto representa nuestra sociedad, representa las iglesias, en ocasiones somos así mismo de malagradecidos con el Señor.

Observemos otra cosa, Jesús les dijo vayan y muéstrense al sacerdote quien era el que decía si ya no tenían lepra y luego de eso debían pasar por unos ritos religiosos que ordenaba la ley, esos ritos demoraban al menos 16 días.

Los 9 tal vez se quedaron haciendo este rito, se quedaron observando lo que su religión les decía pero el que volvió al ir de camino y ser limpiado no siguió hasta donde el sacerdote, de inmediato se devolvió y agradecido con el Señor lo adoro, reconoció quien era Jesús y fue agradecido, los otros nueve no volvieron a dar gracias.

Me confronta mucho los versículos 17 y 18 donde Jesús dice no fueron Diez los sanados, donde están los otro nueve, no hubo quien volviese a dar gloria a Dios.

Donde están los nueve, todavía los están buscando, ellos están disfrutando de la vida y olvidándose de Dios.

Se les olvidó quien los había sanado. Así hay muchos hoy en día, vienen y reciben un favor de Dios y luego se les olvida el Señor.

O tal vez usted diga bueno yo no he recibido nada del Señor, bueno el hecho de tener vida es algo para agradecerle.

Debemos ser agradecidos con el Señor, demosle gracias por todo a Él.

Efesios 5:20 (RVR 1960) “dando siempre gracias por todo al Dios y Padre, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo“.

© Luis Ortiz. Todos los derechos reservados.

Evangelio del Dia.. Predicaciones Cristianas

Acerca Luis Ortiz

Luis Ortiz
Soy líder de la iglesia Cruzada Cristiana en Villanueva, Casanare, Colombia, actualmente estoy encargado del establecimiento de una nueva iglesia.

Revise

!!Despiértate Señor, acuérdate de mí¡¡ | Evangelio de Hoy

!!Despiértate Señor, acuérdate de mí¡¡

Evangelio del Dia.. Predicaciones Cristianas Escritas.. Es tiempo de despertar, es tiempo de ponerte en marcha, deja ya de mirar hacia atrás para proyectarte hacia el propósitos que Dios tiene contigo en el futuro, deja de escuchar los arrullos del enemigo que solamente te hicieron retrasar en tu vida espiritual..