Predicas Cristianas.. La espada que más corta

La espada que más corta

Predicas Cristianas

Evangelio de Hoy – Predicas Cristianas

Evangelio de Hoy – Lectura Biblica: Hebreos 4:12

INTRODUCCIÓN:

El muy conocido inventor Benjamín Franklin fue enviado como embajador a Francia. Francia se hallaba paralizada por el veneno del ateísmo. El Señor Franklin fue invitado a unirse a una sociedad atea de hombres literatos para el exterminio de la Biblia. Él se unió. Pronto le llegó su turno de leer una producción literaria ante la sociedad de ateos.

El señor Franklin tradujo al francés y leyó, de su propia escritura a mano, la historia de amor de Rut y Booz. Cuando el señor Franklin terminó, y todavía se le aplaudía, el presidente dijo: -Doctor Franklin, esa es la más grande historia de amor jamás escrita en cualquier idioma. De nuevo los miembros aplaudieron.

El presidente agregó: -Doctor Franklin esta sociedad le pide a usted el derecho de publicar su historia de amor, y de darle la mayor circulación posible. ¿Podemos publicar su historia de amor? El señor Franklin respondió: -Lo siento, no les puedo dar el derecho de publicar mi historia de amor.

El presidente le preguntó: -¿Por qué no podemos publicar su historia de amor? –Porque ya ha sido publicada. –Entonces, ¿podemos saber donde fue publicada? El señor Franklin se levantó, sacó de su bolsa un libro, lo puso en la mesa, y dijo: -En esta Santa Biblia que ustedes quieren destruir.

Esa declaración fue un golpe maestro que rompió la columna vertebral de la sociedad de ateos, y le dio a Francia otra oportunidad en el mundo. La Biblia es indestructible. (501 Ilustraciones Nuevas, CBP. Pag. 18).

La Biblia

La Biblia siempre es poderosa para derribar todas estas fortalezas, y el Espíritu Santo, que es la fuente de su inspiración, hace posible que ella sea la “espada más cortante” para penetrar en la mente de los más escépticos.

Decir que la Biblia es “la espada del Espíritu” (Efesios 6:7), es asegurarnos que ella es invencible y eficaz. No hay otra “espada” que corte mejor que ella. Con esto en mente nos proponemos estudiar otro de los grandes textos de la Biblia con estas verdades sobresalientes.

I. LA ESPADA QUE MÁS CORTA NOS REVELA SUS INAGOTABLES CUALIDADES

1. Por tener vida en sí misma

La Biblia no es letra muerto ni tampoco ha pasado de moda. A través de la historia hemos sabido que sus más grandes enemigos la han tratado de enterrarla, de quemarla, de ridiculizarla y de destruirla; pero ella permanece incólume. Como palabra viva siempre estará vigente. Muchos libros vienen y van, pero la Biblia mientras más avanza el tiempo más viva se hace. Ya el profeta había dicho que todo se marchita, y se seca, pero la palabra de Dios permanece viva para siempre (Mateo 24:35).

¿Por qué la Biblia es una palabra viva? Observe la creación del Génesis 1. Se nos informa que al principio todo era un caos; así estaba la tierra. Pero de inmediato comenzamos a ver la frase “y dijo Dios” y a partir de ese momento comenzó la vida. ¿Qué sucedió entonces?

Pues que como resultado de esa palabra dicha, hubo vida en el agua, vida en el aire, vida en la tierra. Si bien es cierto que éramos tierra desordenada y vacía, la palabra obró el milagro de dar vida a lo que estaba muerto. Este es lo que sucede en cada corazón. Cuando esa palabra nos habla y toca, comienza la vida en nosotros. Antes de conocer a Cristo vivíamos muertos en delitos y pecados. La palabra viva nos dio vida.

2. Por la eficacia de su obra

En el campo de la medicina no siempre lo que se aplica llega a ser eficaz a una enfermedad. De hecho, hay tratamientos donde el “remedio es peor que la enfermedad”, como dice el aforismo criollo. El hombre se debate entre la perfección y la imperfección de sus inventos.

Muchas de las cosas que disfrutamos hoy pasaron por el proceso de la eficacia. Se nos dice que el inventor de los bombillos eléctricos, tuvo que hacer más de mil experimentos hasta que logró lo que tenemos hoy. Para que fuera eficaz pasó por un largo proceso. Hay sólo una cosa que ha sido eficaz desde el principio: la palabra de Dios.

¿Podría la palabra de Dios hacer algo que requería de pruebas y pruebas y más pruebas? ¡No! Ella es eficaz en una sola aplicación. Ella es capaz de sanar, restaurar y transformar a una persona al momento cuando sale de la boca de Dios.