Inicio / Predicas Cristianas / Reconcíliate con el Señor

Reconcíliate con el Señor

Predicas Cristianas

Introducción 

La palabra reconciliar significa “volver a una relación amistosa después de un tiempo de alejamiento” y viene del latín que significa “volver a unir” en una relación donde las dos partes cambian su mala animosidad por una nueva amistad.

“…de manera que nosotros de aquí en adelante a nadie conocemos según la carne; y aun si a Cristo conocimos según la carne, ya no lo conocemos así. De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación; que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación. Así que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio de nosotros; os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios. Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él…2 Corintios 5:16-21.

Pablo dice ahí que Dios sana la separación con la humanidad intercambiando su santidad por el pecado de la humanidad, donde en este plan de reconciliación Cristo actúa como mediador hasta que la herida se cierra, de manera que sin Cristo como mediador la reconciliación sería imposible.

Leamos la Palabra de Dios

Salmos 50:14-23Sacrifica a Dios alabanza, Y paga tus votos al Altísimo; E invócame en el día de la angustia; Te libraré, y tú me honrarás. Pero al malo dijo Dios: ¿Qué tienes tú que hablar de mis leyes, Y que tomar mi pacto en tu boca? Pues tú aborreces la corrección, Y echas a tu espalda mis palabras. Si veías al ladrón, tú corrías con él, Y con los adúlteros era tu parte. Tu boca metías en mal, Y tu lengua componía engaño. Tomabas asiento, y hablabas contra tu hermano; Contra el hijo de tu madre ponías infamia. Estas cosas hiciste, y yo he callado; Pensabas que de cierto sería yo como tú; Pero te reprenderé, y las pondré delante de tus ojos. Entended ahora esto, los que os olvidáis de Dios, No sea que os despedace, y no haya quien os libre. El que sacrifica alabanza me honrará; Y al que ordenare su camino, Le mostraré la salvación de Dios”.

Anuncios 1

Para que haya reconciliación

Para que haya reconciliación, y venga a nosotros la salvación, es necesario que haya un ordenamiento en nuestra vida para la correcta utilización de nuestro tiempo y esfuerzo, así que si quieres ser bendecido por Dios, ordena tus pasos; no te olvides que el desordenado, generalmente va por la vida desorientado y sin lograr concretar nada de lo que desea porque en el desorden no se fijan prioridades y el esfuerzo se pierde al hacerse en muchas direcciones.

La Biblia dice que “por Jehová son ordenados los pasos del hombre, Y él aprueba su caminoSalmos 37:23, pero el camino que Dios aprueba no puede ser el camino del impío porque Dios no ordena los pasos del pecador ya que es su propia voluntad la que determina el camino que sigue en la vida oscura que lleva, y es por eso que Dios demanda que “deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonarIsaías 55:7.

Entonces, que cuando dice “los pasos del hombre” se refiere a los pasos de un hombre en especial, se refiere a aquél hombre que ya ha sido hecho hijo de Dios por la fe en Jesucristo, y que está habituado a tomarse de la mano de Dios para andar con El; es el creyente que ha puesto en el Señor su confianza, que pone su gozo en el Señor.

El hombre que camina con Dios

El hombre que camina con Dios, ¿puede ser tocado por satanás sin su permiso?, nunca, pues ha seguido las instrucciones que le dicen: “Encomienda a Jehová tu camino, Y confía en él; y él hará. Exhibirá tu justicia como la luz, Y tu derecho como el mediodíaSalmos 37:5-6, y sabe orar a través de la petición: “Ordena mis pasos con tu palabra, Y ninguna iniquidad se enseñoree de mí” Salmos 119:133, es el que ha hecho de la Palabra de Dios, “lámpara a sus pies y lumbrera a su caminoSalmos 119:105.

El ordenamiento de la vida, conforme a la Palabra de Dios, trae bendiciones, pues Dios es un Dios de orden, y como pueblo de Dios también necesitamos ordenar nuestros pasos para lograr la salvación del Señor, además de producir muchos frutos y hacer más eficiente nuestra predicación.

Anuncios 2

Acerca Reenier Gonzalo Prado

Avatar
Amante de la palabra de Dios y nuestro Señor Jesucristo. Mi pasión es redactar mensajes cristianos para evangelizar a las naciones.

Revise

Predicas Cristianas.. Nuestros hijos

Nuestros hijos

Predicas Cristianas... El asistir o no a una iglesia no garantiza la salvación de su hijo. Por lo que debemos predicar con el ejemplo y ser el modelo que..