Inicio / Predicas Cristianas / Una rosa en medio de las espinas

Una rosa en medio de las espinas

Predicas Cristianas

Predicas Cristianas.. Texto Biblico: Génesis 37:1-11

INTRODUCCIÓN

¿Se ha preguntado por qué las rosas tienen espinas? Bueno, porque alguien tiene que defender semejante belleza. José creció como una rosa en medio de espinas. Pero con la diferencia que esas espinas no eran para protegerlo, sino más bien para herirlo. Sus hermanos eran verdaderas “espinas” que rodearon su crecimiento.

Eran “espinas” que lo asediaron con odio, envidia y procuraron su muerte. ¿Cómo es que un joven como José pudo soportar las punzadas hirientes de sus hermanos y permanecer fiel a sus principios? En el mensaje anterior hablamos de él como “un hijo excepcional viniendo de una familia disfuncional”.

El enfoque de ese mensaje fue hacernos ver cómo una familia que estuvo marcada por la violencia, los vicios, crímenes y alta corrupción, pudo producir a un joven con las calificaciones que tuvo José. Así que este hombre de Dios creció en una de tierra de impíos.

Anuncios 1

La vida de José

La vida de José a su temprana edad (17 años) nos presenta uno de los asombrosos milagros divinos de cómo Dios pudo sacar de semejante familia a un joven que no fue tocado por el mal y que en todo lo que hizo desde su juventud estuvo marcado por una vida pura.

La verdad es que esto nos llena de esperanza como padres, pues si Dios lo hizo con José, lo podrá hacer también con nuestros hijos y utilizarlos también para su gloria. Esta historia nos habla de un Dios que se especializa en tomar lo que parece improbable para hacer algo maravilloso. José fue tan distinto a sus hermanos, que no pasó mucho tiempo para que ellos notaran la diferencia.

La pureza de José era incompatible con la mundanalidad de sus hermanos. Lo santo no podía mezclarse con lo profano. José representa al creyente que se sale del “montón”. Es una bella rosa que le levanta en medio de un suelo duro, rodeado de hermanos que no lo aceptan por ser un soñador y diferente.

Decídase a vivir una vida auténticamente cristiana y verá que son sus propios hermanos que comenzaran a mirarle de una manera extraña y usted será objeto de envidia. En este sentido nos proponemos imitar es José, mas no a sus hermanos. Entonces, ¿por qué José es como una rosa en medio de las espinas? ¿Qué es lo que hace diferente a un creyente al estilo de José?

I. LA PUREZA DE SU ALMA EN MEDIO DE LA INIQUIDAD

Anuncios 2

1. Pastoreando en medio de lobos (vers. 2)

El autor de Génesis comienza este relato, diciendo: “Esta es la historia de Jacob…”. Y lo primero que hace es mencionar a José como si de aquí en adelante la vida del patriarca dependiera de su penúltimo hijo, como en efecto lo será más adelante.

El texto hace distinción del trabajo que José como pastor de ovejas compartiendo el oficio con los hijos de Bilha y Zilpa mujeres también de su padre. Los hijos de estas mujeres se llamaban: Dan, Neftalí, Gad y Aser. Los cuatro hijos tenían una reputación que ya era notoria. Entre otras cosas, eran culpables de asesinato (Génesis 34:25); de incesto (38:16); de odio (37: 4); de envidia (37:11); de vender a su hermano (37:28); de mentir (37: 31-33); y de inmoralidad (38: 12-18).

Así que José pastoreaba en medio de esos “lobos”. Se sabe que es muy fácil mantener el testimonio y la pureza cuando estamos en la casa del Señor, pero cómo actuamos cuando trabajamos en ambiente hostil y pecaminoso. El desafío más grande de un creyente es mantenerse puro cuando está rodeado de tanta mundanalidad. José no rechazó su trabajo, pero se mantuvo fiel. Aunque vivamos entre lobos, debemos mantener nuestra piel de ovejas.

2. El informe de mala conducta (vers. 2b)

 No sabemos a qué edad comenzó José hacer lo recto delante de Dios y los hombres. Si hubiera asistido a alguna escuela dominical de su tiempo, los maestros habrían percibido desde muy temprano la diferencia con otros. Sin embargo, el texto nos dice que a los diecisiete años ya era el “informante” de la mala conducta del resto de sus hermanos.

¿Qué vio el joven José en la vida de sus hermanos? ¿Qué tipo de vocabulario tenían aquellos hermanos provenientes de su propio padre? ¿Cuáles eran sus acciones que desgarraban aquella alma pura y en consecuencia tenía que informar a su padre de semejante comportamiento?

Anuncios 3

Por supuesto que el “chisme” que José traía a su padre acerca de sus hermanos, tuvo que generar mucho odio y amargura entre los demás. ¿Pero acaso no tenía José que hacer esto por cuanto era mayordomo del trabajo de su padre?

Este informe de “mala conducta” sería a la larga el combustible que atizó el fuego de odio que terminó en la entrega que hicieron estos hermanos con el José soñador. La pureza del cristiano pronto revelará la presencia del pecado. La santidad de vida no tolera las acciones del pecado. Hay que denunciar lo que se hace mal.

3. Amado por su carácter (vers. 3)

Si bien este texto se presta a primera vista para hablar de un favoritismo de parte de Jacob, por cuanto él mismo pasó por esa experiencia, la verdad es que la distinción que hacen las palabras “amaba Israel más a José que a sus propios hijos, porque lo había tenido en su vejez” hay que verlas más allá de este pecado que por lo general causa odio y envidia.

Acerca Julio Ruiz

Julio Ruiz
Pastor de Iglesia Bautista Ambiente de Gracia en la ciudad de Burke, Virginia, en los Estados Unidos, con 42 años de experiencia de los cuales 22 los dedicó en Venezuela, su país de origen. Licenciado en Teología y ha estudiado algunas cursos para su maestría en Canadá.

Revise

Predicas Cristianas.. Nuestros hijos

Nuestros hijos

Predicas Cristianas... El asistir o no a una iglesia no garantiza la salvación de su hijo. Por lo que debemos predicar con el ejemplo y ser el modelo que..