Inicio / Predicas Cristianas / Escudriñad las Escrituras

Escudriñad las Escrituras

Predicas Cristianas

Predicas Cristianas… Texto Biblico: Juan 5:39; Hechos 17:10-11

INTRODUCCIÓN

El pueblo a quien Jesús se dirige era celoso y conocedor de las Escrituras. No se podía juzgar que ellos no estudiaran. Sin embargo, Jesús le exhorta para ir a las Escrituras de una manera diferente, de modo que pudieran descubrir lo relacionado con su destino eterno y con el Mesías que tanto esperaban.

Pero, ¿qué significaba esto? ¿No eran ellos los maestros de la ley? ¿No eran ellos los intérpretes para su pueblo? ¿No estaba todo lo que hacían rodeado de la ley? ¿No habían hecho de ella la llamada tradición de los ancianos? ¿Por qué entonces Jesús les mandó a escudriñad las Escrituras? ¿Estaría el Señor poniendo una separación entre la falta del estudio diligente y la necesidad de escudriñarla de una manera distinta?

Una traducción más exacta de este texto pareciera decirnos, como sigue: “Escudriñáis las Escrituras pensando tener la vida eterna”. Con esta traducción podemos ver la intención de aquel pueblo cuando se acercaba a las Escrituras. Los judíos que retornaron de la diáspora se dedicaron a estudiar las escrituras más para contar sus palabras y las sílabas, que para penetrar en su sentido real y espiritual.

Anuncios 1

Ellos habían llegado a pensar que por el sólo hecho de ir a ellas, ya obtenían la vida eterna. ¿Cuál fue el propósito de esta exhortación? Lo que Jesús está diciéndoles es que la lectura apresurada de las Escrituras es de poco provecho.

La Biblia

Uno puede leer toda la Biblia, y no ver sin embargo su belleza, ni comprender su significado profundo y oculto. Abramos nuestro corazón para que el mensaje de hoy despierte en nosotros el deseo que tuvieron los hermanos de Berea, quienes no se conformaron con lo que Pablo les dijo sino que “recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así” (Hechos 17:11b). Hay un gran beneficio al escudriñar sabiamente las escrituras. Jesús destacó la importancia del estudio de la Biblia para bendición del alma. Conozcamos la urgencia de este imperativo bíblico.

I. EL IMPERATIVO NOS SUGIERE UNA NECESIDAD PERENTORIA

a. Escudriñad

La palabra “escudriñad” tiene sus similares en las palabras: investigad, escrutad, examinad, averiguad, inquirid, indagad, buscad… Todos ellas nos revelan la necesidad de dedicar tiempo, de esforzarse, de satisfacer una búsqueda. Es una orden que nos levanta a una acción. Jesús exhortó al estudio sincero de la palabra de Dios.

El contexto del pasaje nos habla de los testigos que declararon por qué él fue el «esperado por todas las naciones». Juan el Bautista fue un testigo ocular. Él lo tocó y lo palpó al momento de bautizarlo. Fue él quien dijo que después de él venía uno a quien no era “digno de desatar los calzados de sus pies” (Escudriñad las Escrituras 1:27). Él dio testimonio diciendo que el Mesías prometido “bautizaría con Espíritu Santo y fuego” (vers. 33).

Anuncios 2

El testimonio de Juan fue un gran acierto, especialmente para los incrédulos judíos que cegados por sus prejuicios negaban que Jesús fuera el Cristo. A estas alturas, Jesús pareciera ir en un orden ascendente cuando va hablando de los testigos que hablan claramente de él y su ministerio.

b. Él destacó que sus propias obras se constituyen un “mayor testimonio que el de Juan” (5:36)

Sus obras, como alguien dijo, son evidencias que exigen un veredicto. En el tercer orden, Jesús habla del testimonio de su Padre (vers. 37). Ese sería como el testimonio supremo. Nadie hablaría mejor de él que Aquel a quien Jesús vino a dar a conocer. Las obras que él hizo fueron encomendadas por su Padre. El no hizo ninguna cosa que no respondiera al plan divino.

Fue Nicodemo quien calificó a Cristo y sus obras, cuando dijo: “Nadie puede hacer estas señales que tú haces, si no está Dios con él” (Juan 3:2b). Pero Jesús va más allá y dice que hay otro gran testigo de él. El cuarto testigo son las Escrituras, y ellas deben ser tomadas en cuenta como verdadera fuente para oír lo relacionado al plan divino.

“Escudriñad las Escrituras” es un imperativo al que Jesús espera nuestra dedicación En la vida, y dependiendo del grado de interés que tengamos en algo, somos muy dados a escudriñar diligentemente. Hay una filosofía que parece decir “si me gusta y me conviene, lo persigo hasta encontrarlo”. Así, pues, hay asuntos donde nos identificamos con plenitud porque es lo que nos gusta y nos satisface.

c. ¿Por qué las Escrituras no siempre son ese asunto que nos gusta buscar con diligencia?

¿Por qué no somos tan dados a escudriñarla de manera que seamos bendecido con su mensaje? La intención de este imperativo es el de ir más allá de una lectura para cumplir mi obligación. Es un llamado para dejar el mero estudio de la letra y descubrir el poder y la influencia que ella pudiera hacer en mi vida.

Anuncios 3

Bien pudiéramos hacer de la Biblia una especie de talismán protector, que es puesta con alguna cruz encima de manera de alejar las malas influencias; o tener algunos salmos favoritos que son citados dependiendo la situación que estemos viviendo.

He sabido de personas que todos los días riegan el patio de sus casas con cierto tipo de incienso, mientras van leyendo algún salmo favorito con el fin de echar fuera todos los espíritus perturbadores. Pero este imperativo no nos plantea eso.

Acerca Julio Ruiz

Julio Ruiz
Pastor de Iglesia Bautista Ambiente de Gracia en la ciudad de Burke, Virginia, en los Estados Unidos, con 42 años de experiencia de los cuales 22 los dedicó en Venezuela, su país de origen. Licenciado en Teología y ha estudiado algunas cursos para su maestría en Canadá.

Revise

Predicas Cristianas.. Nuestros hijos

Nuestros hijos

Predicas Cristianas... El asistir o no a una iglesia no garantiza la salvación de su hijo. Por lo que debemos predicar con el ejemplo y ser el modelo que..