Inicio / Predicas Cristianas / Las Buenas Obras

Las Buenas Obras

Predicas Cristianas

Hay algunas cosas de nuestra vida que me gustaría que revisemos, ya que no se trata de saber lo que el Señor pide, desea, y tiene para nosotros, sino que lo importante es saber qué estamos haciendo para hacer todas las cosas bien conforme a la Palabra de Dios y recibir las bendiciones, pues cuando confrontamos nuestra realidad con ésta es cuando podemos ver nuestra verdadera condición espiritual.

Y lo otro que debemos considerar es lo que nos sucede cuando se nos dice que no estamos haciendo las cosas bien, es decir, que sucede en nuestro interior cuando se nos supervisa, ya que muchas veces nos molesta que el pastor o un hermano nos muestre que no estamos haciendo bien las cosas, siendo que la misma Palabra de Dios nos dice que el Señor mismo mantiene una constante supervisión de nuestra vida humana y espiritual.

En 2 Corintios 9:8 leemos: “Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra”.

Vemos allí que Dios provee lo suficiente para todas las cosas, y lo hace abundantemente, para las buenas obras; es decir que para las cosas normales, para nuestras necesidades, el Señor provee lo suficiente, pero que para las buenas obras Él provee abundantemente, por lo que cuando solamente te ocupas de las cosas, de tus necesidades, tendrás lo suficiente, pues “no he visto justo desamparado, ni su descendencia que mendigue panSalmos 37:25.

Anuncios 1

Pero cuando te ocupas de las buenas obras, de hacer las cosas como el Señor nos manda en Su palabra, se suelta sobre tu vida la abundancia de parte de Dios; es decir que cuando utilizas tu tiempo y tu dinero en ocuparte de las cosas, tendrás lo suficiente, pero cuando lo haces para las buenas obras y para cumplir con los mandatos del Señor, tendrás abundancia de dinero y de buenas obras.

El ocuparnos de las cosas nos mantendrá siempre en el nivel de lo suficiente, pero el ocuparnos de las buenas obras nos elevará al nivel de abundancia, entonces….., préstale atención a la utilización de tu tiempo y tu dinero.

Prepárate, como buen discípulo de Cristo, para dedicar tu vida y tus recursos a las buenas obras, logrando el crecimiento económico, sabiendo que:

en toda labor hay fruto; Mas las vanas palabras de los labios empobrecen. Las riquezas de los sabios son su corona; Pero la insensatez de los necios es infatuaciónProverbios 14:23-24, y no te quedes simplemente ocupándote de las cosas que nada te aprovecharán.

El Señor nos está llamando a que actuemos sabiamente pues son éstos los que logran riquezas, y estas riquezas son su corona, por lo que debemos saber que prosperar económicamente es un proceso y no un evento.

Anuncios 2

Para muchos es fácil confiar su crecimiento económico a un evento como la lotería; pero muy pocos confían su crecimiento económico a un proceso que viene de la mano del Señor, es decir, a un verdadero comportamiento cristiano en el tiempo, pero estos son los que verdaderamente prosperan y progresan.

No todos están dispuestos a someterse a este proceso sabio de crecimiento económico pues eso implica la fidelidad a Dios también en lo material, dando “no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre2 Corintios 9:7, y sabiendo que “el que da semilla al que siembra, y pan al que come, proveerá y multiplicará vuestra sementera, y aumentará los frutos de vuestra justicia, para que estéis enriquecidos en todo para toda liberalidad 2 Corintios 9:10-11, esto es, ser fieles al Señor con nuestras primicias, diezmos y ofrendas, pero haciéndolo con alegría de corazón.

Es el cristiano quien debe determinar del nivel económico en el que va a vivir, es uno mismo quien debe determinar en qué nivel económico va vivir, y no que su nivel de vida sea determinado por los ingresos que tiene; por esto es que hay cristianos que gastan todo lo que ingresa en el hogar sin importar cuánto sea y sin someterlo al proceso de Dios, es decir que su nivel económico está determinado por sus ingresos, y es por eso nunca les queda nada para ahorrar.

Y en esto no debemos traicionarnos a nosotros mismo, ya que cada vez que nos establecemos metas y planes y nos apartamos de ellos sin que Dios nos lo indique, nos estamos traicionando a nosotros mismos; ¿Uds saben que cuando uno analiza las distintas situaciones es llamativo ver como hay tantos cristianos que ni siquiera cumplen con lo que ellos mismos se han propuesto llevar adelante?.

Debemos saber que aun cuando haya un evento, si no hay un proceso de Dios para poder aprovecharlo, se desperdiciará y no traerá crecimiento económico.

Anuncios 3

Por esto es que algunas personas han cobrado una indemnización, o una herencia, y esto no les ha servido para hacer una diferencia, por no haber ingresado ese dinero en un proceso económico guiado por Dios, y es por eso que el Señor les advierte:

Sembráis mucho, y recogéis poco; coméis, y no os saciáis; bebéis, y no quedáis satisfechos; os vestís, y no os calentáis; y el que trabaja a jornal recibe su jornal en saco rotoHageo 1:6.

Acerca ricardo.hernandez

Avatar
Servidor de nuestro Señor Jesucristo. Entregue mi vida a Cristo hace más de 20 años, y me gusta compartir los mensajes cristianos que Dios pone en mi corazón.

Revise

Predicas Cristianas.. Nuestros hijos

Nuestros hijos

Predicas Cristianas... El asistir o no a una iglesia no garantiza la salvación de su hijo. Por lo que debemos predicar con el ejemplo y ser el modelo que..