Evangelio de Hoy.. Predicas Cristianas

El Pablo del evangelio

Predicas Cristianas

Predicas Cristianas

Predicas Cristianas Texto Biblico: Romanos 1:16-17Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego. Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá”.

Introducción

El apóstol Pablo dice que el evangelio es el poder de Dios. Él menciona que no se avergüenza, es el mensaje de Dios para salvación y gloria de su nombre. En este estudio bíblico me gustaría analizar sucintamente las bases fundamentales de la fe cristiana. Haré esto con el fin de afianzar el conocimiento en el hijo de Dios, y dar razón a todos aquellos que pidan razón de nuestra fe.

El evangelio es la defensa que Dios utiliza para actuar con rectitud sobre esta tierra que ha sido contaminada por el pecado. En la medida que es anunciado, y que en el corazón del hombre produzca el efecto de alumbrar su obscuridad, producirá conciencia de pecado, haciendo dentro de su pueblo cambios significativos de arrepentimiento. Es realmente como lo describe el apóstol Pablo, poder de Dios, y que verdaderamente promueve la comprensión del mismo, aparejado a la transformación interna y externa del ser humano.

Evangelio para transformar

Quiero que veamos en este artículo, el papel de importancia del evangelio para transformar la vida de aquellos que se encuentran en error y ciegos por el pecado. Que al ser anunciado el evangelio, produzca cambios en el corazón del hombre.

A través del testimonio visible de la resurrección de Cristo, muchas personas fueron transformas y cambiadas por el poder de Dios. Al escuchar el evangelio el mundo estaba asistiendo a un encuentro verdadero y vital con el Cristo que desde mucho tiempo antes, había sido anunciado por los profetas.

La mejor herramienta que tenían los cristianos primitivos, era la llenura del Espíritu Santo y la obediencia a Dios, fueron los principales talentos para anunciar el evangelio a paganos de la época. El apóstol Pablo fue precisamente uno de estos hombres, que contribuyeron enormemente en la expansión de las buenas nuevas de Salvación.

Su conversión

Dentro de los mayores acontecimientos en el primer siglo, se encuentra la conversión del apóstol Pablo. Un hombre que debido a su creencia, su conocimiento y antecedentes religiosos realizó acciones horribles en contra de los creyentes.

En sus propias palabras describe lo siguiente. “Perseguía yo este Camino hasta la muerte, prendiendo y entregando en cárceles a hombres y mujeres; como el sumo sacerdote también me es testigo, y todos los ancianos, de quienes también recibí cartas para los hermanos, y fui a Damasco para traer presos a Jerusalén también a los que estuviesen allí, para que fuesen castigados” (Hechos 22:3-4).

Sin embargo, cuando el Señor Jesús lo llama se convierte en un personaje clave en el anuncio y la extensión del evangelio. Dios mismo se encargó de impactar su propia vida, haciéndolo un discípulo con características únicas para que muchas personas y personajes importantes de la época, escucharan el mensaje de salvación.

Según lo que se menciona en Hechos 26:9-10 “Yo ciertamente había creído mi deber hacer muchas cosas contra el nombre de Jesús de Nazaret; lo cual también hice en Jerusalén. Yo encerré en cárceles a muchos de los santos, habiendo recibido poderes de los principales sacerdotes; y cuando los mataron, yo di mi voto”. Es de notar que Pablo era conocido muy seguramente por todo este tipo de prácticas realizadas contra los seguidores de Jesús. Incluso fue uno de los que aprobaron la lapidación contra Esteban.

En su trabajo malvado contra los cristianos y camino hacia Damasco, el mismo Señor Jesús se le apareció en el camino. Es un acto sobrenatural donde el Señor Jesucristo lo toma, y le demuestra la existencia de un Dios Todopoderoso. Su corazón lleno de maldad, es transformado para ser un hombre que ahora ame y sirva al Rey de reyes y al Señor de señores.

Pablo no tenía idea de las consecuencias que traía a su vida

Pablo no tenía idea de las consecuencias que traía a su vida, cuando se ensañaba contra los cristianos. No peleaba con aquellos miembros y profesantes de la nueva fe que circulaban en ese entorno, sino que estaba luchando contra el propio Señor Jesús. Era duro obstinarse contra Jesucristo. Se encontraba colocando una abierta rebelión con el sistema religioso que profesaba, el judaísmo.

No le valió toda su estructura religiosa para combatir a los creyentes de ese momento.

La sencilla verdad y poder sobrenatural de Cristo fue mayor, y más efectivo para cambiarlo. No solamente a él, sino a todo un imperio dominado por la idolatría y el culto al emperador. Los ojos de muchos fueron abiertos. Su ceguera espiritual cayo, haciendo que participarán ahora del reino de Celestial.

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.