Predicas Cristianas... Como niños

Como niños

Predicas Cristianas

El Señor también nos quiere hacer entender que en Cristo, recibir un niño es como recibir una promesa suya, pues un niño crece y se desarrolla. Y el reino de Dios nunca será en la tierra una realidad concretada, sino una promesa con un crecimiento permanente e imprevisible, como los niños son imprevisibles, vienen cuando el Señor lo permite, aunque muchos crean que no es el mejor momento como creían los discípulos, pero el Señor nos dice que hay que recibirles porque están ahí, como debemos de recibir la presencia de Dios cuando se presente, en el buen o en el mal momento, ya que Él permanentemente nos dice:  “He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo” Apocalipsis 3:20, por lo que debemos velar y orar para recibirle cuando venga, siempre al imprevisto, a tiempo o a destiempo.

Promesas

Piense por un momento cuántas veces le ha prometido algo a un niño. ¿Se ha dado cuenta que un niño no se olvida de lo que le prometen y aunque esa persona le falle si  le vuelve a prometer algo ese niño vuelve a confiar en él?

Dios jamás le ha fallado a alguien y nunca lo hará, pues Dios no es hombre, para que mienta, Ni hijo de hombre para que se arrepienta. Él dijo, ¿y no hará? Habló, ¿y no lo ejecutará?” Números 23:19

Anuncios

Entonces…, ¿por qué a veces no confiamos en Él? Hoy nos invita nuevamente a que tengamos ese corazón de niño que confía plenamente en las promesas de su padre y espera tranquilamente pues está seguro que cumplirá su promesa. Dios es fiel y cumple cada una de sus promesas, solo hay que creer y esperar pacientemente.

Leamos juntos Hebreos 4:16 “Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro”, y después de leer este versículo les preguntaría: ¿Qué tan seguro está el pueblo de Dios de que cuando ora el  Señor le responderá?

Nos sorprenderíamos de ver las veces que oramos a Dios, y en algunas de nuestras oraciones no creemos lo que estamos orando. Ese es un grave error. El versículo nos dice que nos acerquemos confiadamente ante el trono de la gracia, y hallaremos misericordia y gracia para el oportuno socorro.

Esto nos dice que el secreto de la oración está en que creamos que vamos a recibir lo que estamos pidiendo. Esto es, siempre y cuando lo que pidamos este dentro de la perfecta voluntad de Dios. Pues al hacer esto estamos reconociendo que Dios es Todopoderoso, y entregamos el control de la situación en que nos encontramos.

Anuncios

Conclusión

La palabra de Dios dice que “sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan” Hebreos 11:6, por lo que hoy deberíamos considerar de qué manera nos estamos acercando al trono de la gracia.

¿Cree realmente que tiene un Dios Todopoderoso que lo ama? Entonces no le ponga límites a sus oraciones ya que “si puedes creer, al que cree todo le es posible” Marcos 9:23. Y si crees que la respuesta se está tardando sigue pidiendo aún más confiado. Cree con más fe. Cree con la seguridad de que cuando en el reloj de Dios sea el momento exacto la respuesta llegará a tu vida.

© Julio Torres. Todos los derechos reservados.

Evangelio de Hoy.. Predicas Cristianas

Tagged
Julio Torres
Siervo de Jesucristo, y amante de la palabra de Dios.